¿Qué ventajas tiene comprar con la tarjeta de IKEA?

No es necesario cambiar de banco

ventajas de la tarjeta IKEA


IKEA lleva varios años siendo uno de los nombres más reconocidos en nuestro país en cuanto a grandes empresas de confianza. Desde que en 1978 la multinacional abriese su primera tienda en nuestro país, su éxito no ha hecho más que crecer. de hecho, parece complicado encontrar a alguien que no posea en su casa algún mueble o accesorio comprado en una de sus tiendas, o haya realizado sus compras en ellas alguna vez.
Uno de los servicios más interesantes que ofrece a sus clientes es el de utilizar la tarjeta IKEA, específicamente pensada para realizar compras en sus almacenes y otras tiendas, incluso en el extranjero. Si sueles realizar tus compras en el establecimiento, es probable que puedas sacarle provecho a su tarjeta. Éstas son sus ventajas más destacables.

  • Es totalmente gratuita, ya que no se cobrará nada ni por su emisión ni por su mantenimiento.

  • Ofrece crédito para realizar las compras de una forma muy cómoda. Dependiendo del importe de la compra correspondiente, podrán elegirse las cuotas y plazos que más se adapten a cada perfil. Por ejemplo, para compras superiores a 500 euros está disponible la cuota de 59 euros y un plazo máximo de 24 meses.

  • Puede obtenerse de manera sencilla, ya que no es necesario cambiar de banco para hacerse con una. Aunque pueda parecer una característica poco importante, lo cierto es que aporta una comodidad que no puede obtenerse con otras tarjetas que sí requieren una cierta vinculación.

  • Hay disponibles durante todo el año ofertas, descuentos y promociones exclusivos para usuarios de la tarjeta. Esto permite el acceso a beneficios con los que no podría contarse si no se tuviese contratada la tarjeta.

  • Está pensada para utilizarse en cualquier IKEA, y además en 33 establecimientos repartidos por todo el mundo.

  • Pueden consultarse todos sus movimientos en internet, a través del área del cliente IKEA VISA. De esta manera, es posible tener bajo control los gastos que se vayan realizando tan solo accediendo a su página web.

  • Cuenta con un seguro gratuito para hacer frente a cualquier accidente que pueda ocurrir con la tarjeta. También tiene un plan de protección de compras para algunos casos, como puede ser un período prolongado de desempleo.


En general, la tarjeta de IKEA ofrece grandes ventajas para aquellas personas que suelan realizar sus compras en estas tiendas. Tanto por su comodidad como por sus descuentos y simulares, puede ser una buena opción para los clientes habituales.