Qué conceptos debes conocer antes de pedir un préstamo

Solicitar un préstamo no es complicado, pero si es verdad que tiene unos riesgos


Un gasto imprevisto, realizar un viaje o la reforma de la vivienda. Estos son solo algunos de los motivos por lo que se puede pedir un préstamo. Hay situaciones en la que necesitamos un dinero que no tenemos por lo que recurrimos a la financiación. 

Solicitar un préstamo no es complicado, pero si es verdad que tiene unos riesgos. Lo primero que hay que hacer es saber cuánto dinero se necesita para no pedir más del necesario, esto evitará que nos asfixien los intereses. Después de tener claro la cantidad que se necesita hay que conocer una serie de conceptos que nos ayudarán a elegir el préstamo que mejor se adapte a nuestras necesidades.  Cuáles son los préstamos más baratos de agosto 2018.
 

Préstamo VS Crédito 

A veces la palabra préstamo y crédito se usan como sinónimos, aunque en realidad responden a dos tipos de productos diferentes.  El préstamo consiste en una cantidad de dinero determina que se devolverá en un plazo de tiempo y unos intereses pactados con la entidad financiera mientras que en el crédito el cliente dispone de una cantidad de dinero según tenga necesidad. Se establece un máximo, pero el cliente puede disponer solo de una parte y se pagarán los intereses en función de la cantidad que se haya usado.

TIN y TAE


Todos los préstamos cuentan con una TIN y una TAE que aporta diferente información.  La TIN es el porcentaje de los intereses que tendrá que pagar el cliente mientras que la TAE hace referencia a esos intereses y a otros gastos asociados al préstamo como puede ser la comisión de apertura. 

Comisión de apertura


La comisión de apertura es el importe que se paga cuando se formaliza un préstamo. Se abona en la firma del préstamo y ya no se vuelve a pagar más. 

Amortización del préstamo 


Cuando se solicita un préstamo se firma el tiempo máximo a devolver la cantidad prestada junto a los intereses. Sin embargo, se puede abonar el dinero antes de la fecha señalada. A este pago anticipado se le llama amortización que puede ser parcial o total. 

Si se paga anticipadamente solo una parte es amortización parcial, si se paga todo antes de tiempo es total. Algunas entidades penalizan este pago anticipado cobrando un porcentaje extra. 

 

Comisión de estudio

La comisión de estudio es un importe que se paga al formalizar un préstamo por los gastos que supone el estudio de riesgos. Suele ser un pago único, antes del día de la firma, y corresponder a un porcentaje sobre el capital prestado.

 

Por lo tanto, un ejemplo de préstamo sería el Préstamo Nómina de Banco Mediolanum:

Importe de financiación: Mínimo 1.800€ / Máximo 10.000€.

Tipos de Interés Variable (TIN Variable): Euríbor a 3 meses + 7,5% TAE.

Comsión de apertura. 1%. Mínimo de 50 euros con un máximo de 100€.

Sin comisión de estudio ni cancelación anticipada.

Plazo: Mínimo 6 meses / Máximo 60 meses