Rebaja fiscal y depósitos bancarios

¿Para que servirá esta medida?


El Gobierno ha anunciado que adelantará parte de la rebaja fiscal prevista para 2016 respecto a la reducción de los tipos impositivos del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas. A partir del mes de julio de este mismo año ya se podrán calcular las nuevas retenciones por lo que la rebaja afectará a la mayoría de los contribuyentes de manera inmediata. Para evitar confusiones en la próxima declaración de la renta, el Ejecutivo ha establecido una tarifa transitoria.

Esta reforma trae consigo una reducción de medio punto porcentual en los tipos impositivos del ahorro para todos los ingresos que se obtengan hasta finales de año. Como consecuencia bajará medio punto más en el mes de enero del año que viene.

¿Para que servirá esta medida?



  • Supone la reducción de todos los tramos del IRPF, actualmente en 7, hasta posiblemente 5, por lo que aumentará la renta disponible de los asalariados.

  • Subirá el mínimo exento y los mínimos familiares.

  • La reducción de 15% de la retención de los trabajadores por cuenta propia reducirá la renta disponible de los trabajadores autónomos.

  • Los ingresos o rendimientos obtenidos a través del ahorro también se beneficiaran de dicha medida.

  • Afectará a los rendimientos de capital mobiliario como los intereses obtenidos a través de cuentas y depósitos, los cupones de renta fija, dividendos, seguros de ahorro y también a las ganancias y/o pérdidas patrimoniales obtenidas a través de la venta de acciones y fondos de inversión.


¿Cómo afecta a mis ahorros la nueva tributación?


Los tramos del ahorro pasarán a tributar de la siguiente forma:

  • Base imponible menor de 6.000 euros. Hasta junio de 2015 se pagaba un 20% y a partir de julio del mismo año un 19,5%. A partir de 2016 será un 19%.

  • Base imponible entre 6.000 y 50.000 euros. Hasta junio de 2015 se pagaba 22% y a partir de julio un 21,5%. Desde el año que viene este porcentaje bajará hasta un 21%.

  • Base imponible superior a 50.000 euros. Hasta mitad de año se pagaba un 24 % y a partir de julio será de 23,5%. El año que viene el porcentaje se situará en un 23%.


Con la situación económica actual y los bajos intereses ofrecidos en el mercado financiero, gran parte de los ahorradores tributarán con tipos del 19.5% a partir de julio de 2015, y se reducirán medio punto hasta alcanzar 19% a partir de 2016. Esto se debe a las grandes cantidades de capital necesarias para obtener rendimientos superiores a 6.000 euros. Por ejemplo, para invertir en un depósito que suponga rendimientos de más de 6.000 euros al año, necesitaríamos disponer de un capital de 200.000 euros al interés medio del mercado que gira en torno al 2,5 0 3%.

¿Cómo calcular la base imponible?


La base imponible se calculará sumando dentro de la base del ahorro todos los rendimientos obtenidos por la venta o finalización del contrato de instrumentos financieros como depósitos, fondos, dividendos, participaciones en beneficios empresariales, así como plusvalías patrimoniales por la compra de valores en Bolsa. A todo esto hay que deducir las reducciones por tributación conjunta, por pensiones compensatorias y por afiliaciones a partidos políticos y sindicatos, así como todos los gastos en los que se haya incurrido para la contratación y gestión de tales instrumentos financieros.

Los asesores financieros creen que estas medidas favorecerán levemente el ahorro y la inversión.

¿En qué te puede ayudar iAhorro Depósitos?

Los depósitos son la opción más tradicional y conservadora para rentabilizar los ahorros. Es un producto sencillo que iAhorro te ayuda a elegir para conseguir tus objetivos financieros. La característica más destacada son los intereses que ofrece pero hay otras variables que pueden influir en la elección.

Inicia sesión o publica como anónimo


Contamos con más de 40 expertos independientes para responder gratis a tus preguntas (en menos de 24 horas).