Registros de morosidad: RAI y ASNEF

registros de morosidad


Con la actual crisis el número de impagos se  ha crecido considerablemente engordando los registros de morosidad. El RAI y el ASNEF son los dos registros más importantes pero no los únicos (hay otros más secundarios como Experian Bureau o SEIDO)


Los registros de morosidad son ficheros automatizados de datos en los que se reflejan los datos de impagos aportado por las empresas y  que sirven de consulta a los bancos y otras empresas para comprobar la solvencia de sus futuros clientes.  Cualquier aparición en RAI o ASNEF te imposibilitara pedir un préstamo o tarjeta en un banco o incluso darte de alta un contrato de telefonía móvil.

 El RAI o Registro de Aceptaciones Impagadas gestionado por el centro de cooperación interbancaria, es exclusivo de entidades financieras y se reflejan el impago de préstamos tarjetas y demás. Aunque se realice el pago es posible permanecer en la lista hasta 30 meses.

 El ASNEF es una empresa privada EQUIFAX IBERICA S.L. que a demás de impagos de entidades bancarias y de crédito también registra impagos de empresas de servicios (telefonía, gas, luz….). Tiene más importancia que el RAI y puedes permanecer en este listado hasta 6 años.

 Por esto estos registros de morosidad están muy regulados por la ley general de protección de datos ya que pueden originar muchos perjuicios, y pese a ello se producen muchos errores por coincidencia de apellidos o de gente que paga sus deudas y no son sacados de estos registros.

 Los registros de morosidad están muy regulados por la ley general de protección de datos ya que pueden originar muchos perjuicios, y pese a ello se producen muchos errores por coincidencia de apellidos o de gente que paga sus deudas y no son sacados de estos registros. Un expediente puede permanecer en el registro como máximo 6 años y al ser incluidos en deberemos ser informados a través de una carta en la que se nos dará las opciones de nos información, modificación o anulación del registro si documentamos la reclamación.

 A continuación podéis ver un video explicativo.