Categoría |

Artículo sobre productos financieros


Todo sobre ahorro e inversión, actualidad y análisis sobre economía y finanzas personales.

¿Sabes lo que necesitas antes de contratar Internet en tu hogar?

Internet, teléfono, televisión y móvil van de la mano


Hasta hace muy poco tiempo, a la hora de contratar una línea de Internet para el hogar, ya fuera ADSL, fibra u otro, lo teníamos relativamente sencillo. La competencia era, y sigue siendo, feroz entre los distintos proveedores, pero los factores que teníamos que tener en cuenta eran siempre los mismos: el precio y la velocidad de conexión deseada.


adsl

Pero desde hace un tiempo, con la fuerte irrupción de las conexiones de datos vía móvil, han aparecido paquetes de productos algo más complejos, eso sin tener en cuenta los que ya disponían de otros servicios extras, como la televisión de pago, otro servicio ampliamente extendido en la marabunta de ofertas de Internet.


Es por eso que, a la hora de elegir un servicio de comunicación para el hogar, ya no podemos mirar primero el precio y la velocidad de conexión, es imperativo que antes averigüemos si el paquete de productos que vamos a contratar es realmente lo que necesitamos y no nos dejemos arrastrar por sugerentes y rimbombantes precios de promoción en los anuncios que vemos en TV.



Internet, teléfono, televisión y móvil van de la mano


Así que se impone usar la máxima del "¿Qué es lo que necesito?". Puede sonar obvio pero los impulsos consumistas nos pueden llevar a pasar por alto esta simple cuestión.


Empezando desde más abajo, el producto más simple que podemos encontrar (sin tener en cuenta la línea telefónica fija convencional) es la línea de ADSL o fibra. Éstas van unidas de forma inseparable a la tan odiada cuota de mantenimiento de línea, que suele rondar los 15 euros actualmente. El precio añadido a esta cuota ya depende de la velocidad que necesitemos contratar.


Para los que vayan a adentrarse en el mundo de Internet por primera vez puede resultar harto complicado el simple hecho de saber de antemano qué velocidad de conexión necesitarán. En este aspecto el propio mercado nos orienta actualizando sus velocidades de forma periódica.


Hoy en día podemos encontrar ofertas de conexión de 1 mega que, a decir verdad, ya saben a poco teniendo en cuenta el aumento de la carga en las webs y el uso habitual de audio y vídeo en streaming, como por ejemplo las retransmisiones en directo vía Internet. Pero si somos la clase de usuario que única y exclusivamente va a utilizar Internet para comunicación escrita, ya sea por e-mail o mensajería instantánea, una conexión de 1 mega resulta más que suficiente.


En caso de que el proveedor que hemos seleccionado no disponga de un oferta tan baja, podemos buscar la siguiente velocidad de referencia, los 3 megas, normalmente seguidos por velocidades desde los 6 hasta los 100 megas.


A partir de este punto es cuando hay que saber exactamente si necesitamos contratar el servicio de datos móviles o la TV de pago. En lo que respecta a lo primero, existen operadoras virtuales (Pepephone, Más Móvil, Simyo…) y algunas operadoras convencionales (Yoigo) que ofrecen tarifas de datos + voz a precios realmente agresivos, con unas características mucho mejores que las que se suelen ofrecer en los paquetes de Internet + Móvil, como por ejemplo mejor capacidad de descarga.


Y en lo que respectaa la TV de pago, es una elección mucho más personal y sobre la que sólo hay que tener en consideración el tiempo que le podamos dedicar y si el contenido ofrecido es el que realmente nos gusta.


Así que, antes de contratar una conexión de ADSL o fibra, hay que tener en cuenta si vamos a sacar partido a todos los productos que forman parte de la misma, no vaya a ser que estemos pagando por servicios que en realidad no usaremos casi nunca.