Tendencia ascendente de los depósitos a plazo

Ahorradores e inversores

tendencia-depositosLa crisis financiera ha conseguido elevar a los depósitos hasta el lugar de mayor protagonismo para ahorradores e inversores. De hecho, según datos aportados por el Banco de España, durante el mes de diciembre del pasado ejercicio, las familias españolas han contratado depósitos a plazo por importe de 47.619 millones de euros, lo que representa un 9 por ciento más que el mes inmediatamente anterior. Este éxito de los depósitos a plazo contrasta con el recorte en las expectativas de rentabilidad que ha llevado al tipo medio a caer desde el 4,6% hasta el 4,18% registrado en el último mes de 2008. Es obvio que la bajada de los tipos de interés operada por el Banco Central Europeo (BCE) ha de dejarse sentir en los próximos meses, según casi todas las previsiones.

No obstante, cabe esperar que el incremento de las inversiones en depósitos a plazo continúe su línea ascendente, en coherencia con la tendencia de las entidades financieras a ofertar productos de esta naturaleza. Es obvio que los bancos y cajas de ahorros van a tratar de satisfacer así su necesidad inmediata de captar liquidez, y el ahorro de las familias busca también opciones de inversión con el menor riesgo posible, aunque todo ello represente limitar las expectativas de rentabilidad.

Por su parte, las empresas también eligieron los depósitos a plazo para invertir 33.578 millones de euros durante diciembre de 2008, nada menos que un 10,6% más que en noviembre.

Los tiempos de crisis llevan la atención de los inversores a productos financieros sin riesgo y, que duda cabe, los depósitos a plazo lo son. En consecuencia, 2009, más que nunca, va a ser el año de los depósitos.