Tipos de referencia hipotecarios (II): el IRS

Más estable que el mayoritario empleado

tipo de interés variable

Las hipotecas sujetas a un tipo de interés variable pueden calcularse de acuerdo da diferentes tipos de referencia. Para saber más sobre las hipotecas, puedes descargarte nuestra Guía gratuita aquí.
Las siglas IRS se refieren al Interest Rate Swap o permuta de tipos de Interés a 5 años y es un índice nuevo que la banca comienza a emplear para fijar los precios de las hipotecas que lleva vigente en el mercado financiero español desde el mes de abril de 2012.
El Banco de España lo publica junto al resto de índices hipotecarios oficiales.
El objetivo que persigue este nuevo índice o referencia hipotecaria es poder mostrar una evolución más amplia e independiente de los cambios de los tipos de interés, dado que su valor se obtendrá de las operaciones reales de derivados de tipos de interés de los agentes económicos, que se publica en Bloomberg.
El IRS se calcula como una media del mercado de futuros sobre los tipos al citado plazo. Esto persigue como ya dijimos el que la volatilidad del índice sea menor, lo supuestamente conllevará más tranquilidad a los hipotecados a la hora de las revisiones anuales que no tendrán negativas sorpresas.
En esencia es buscar un índice al que referenciar las hipotecas más estable que el mayoritario empleado actualmente que es el Euribor. En todo caso debemos de decir que tiene en común con este, y es el hecho de que el cálculo del mismo se realiza diariamente poseyendo una evolución hasta hora muy similar.
Si lo que nos preguntamos es cuál índice de los dos es el más alto, una evolución de ambos a fecha de su aparición nos decía que mientras que el Euribor estaba al 1,33% el IRS estaba rondando el 1,49%.
Si se realizan las comparaciones de ambos índices desde la entrada en funcionamiento de la moneda única, el IRS medio desde 1999 es del 3,70%, mientras que el tipo medio del Euribor se sitúa en el 3,05% (información obtenida de Bloomberg).
No podemos confirmar, que al ser un índice a 5 años, la revisión de la hipoteca será a ese plazo, porque las entidades financieras no se han manifestado al respecto.
Como ejemplo está lo que ocurre con el IRPH que es un índice que se calcula en función del tipo medio de los préstamos hipotecarios a más de tres años y a pesar de esto se revisa con una periodicidad anual.
Lo que ya no vale es mirar a corto plazo como cambia el índice para escoger a que queremos tener la hipoteca referenciada, a la vez que también dependemos de la periodicidad de la revisión. Hoy se dice que serán valores bajos hasta el 2014 y 2015. Si es así y la revisión es cada 5 años nos interesaría el IRS. Por el contrario, si la revisión es anualmente, dependiendo de cómo evolucionen puede que incluso interese referenciar nuestra hipoteca al Euribor.
Una duda que podía surgir es si las entidades financieras van a dejar de tener entre su oferta hipotecaria préstamos referenciados al Euribor, pero eso no va a ocurrir, ya que es un nuevo índice que convivirá con este y con el IRPH del conjunto de entidades.
Esperemos a ver cómo actúan las entidades financieras para poder sacar conclusiones al respecto del funcionamiento práctico del IRS.
Noticias relacionadas
Tipos de referencia hipotecarios (I): el Euribor
¿Cómo funcionan las hipotecas multidivisas?