Todo sobre los créditos con garantía pignorada

Eva Llorca I



Muchas veces hemos oído de los créditos con garantía pignorada, ¿qué tipo de créditos son y cómo funcionan? Un crédito con garantía pignorada es aquel que presentamos como garantía de un activo financiero como acciones, un depósito o un plan de pensiones, aunque también puede ser un artículo de valor como joyas de oro.

La pignoración sustituya a la garantía de bienes inmuebles que se presta en las hipotecas, así de esta forma, no se podrá disponer de los activos pignorados mientras esté presente la deuda y obligación principal.

Si por ejemplo hemos pignorado un depósito como garantía de un crédito, podremos seguir cobrando los intereses en nuestras cuenta, pero no podremos cancelar el depósito o disponer de ese capital para otro tipo de inversión.

Los porcentajes financiados dependerán del activo o artículo de valor que se pignore, no podrá ser lo mismo un dinero ahorrado en una cuenta a la vista, que la inversión en renta variable. Será más elevando el importe financiado, cuanto menos fluctuante sea el valor. Generalmente la pignoración de saldos o valores se realiza en base a unos porcentajes sobre el valor de los activos, así el 100 por ciento del valor de aplicará a depósitos y fondos o el 50 por ciento a fondos de renta variable.

Los créditos con garantía pignorada son una ventaja si queremos afrontar un gasto imprevisto pero no queremos renunciar a los ahorros conseguidos durante tiempo gracias a los dividendos de unas acciones o de la rentabilidad de un depósito.

De esta manera, y con mejores condiciones que un préstamo normal, podremos conseguir un crédito con la única garantía de esos ahorros o inversiones.

Nos esforzamos por encontrar la hipoteca perfecta para ti, de forma sencilla, rápida y segura. Somos líderes en el sector y negociamos con las principales entidades bancarias para conseguir las mejores ofertas y poder ofrecerte nuestros servicios de manera totalmente gratuita y sin compromiso.