Vacaciones...¿con efectivo o con tarjeta?

¿Cuál es mi presupuesto total para el viaje?

Efectivo tarjeta


Para disfrutar de unas buenas vacaciones solemos prepararlas y organizarlas con mucho tiempo de antelación. O si no es con mucho, al menos, con el tiempo suficiente para no vernos atropellados. O lo que es peor, sin poder acudir al lugar donde deseamos ir a pasar nuestro periodo vacacional.

Elegimos con quién ir e inmediatamente un destino. Fechas. Ya está todo listo. Procedemos a reservar. Los días previos al viaje señalado suelen estar marcados por el deseo y por la organización más inmediata. Maletas y demás cosas. Sin embargo, llega un momento en el que siempre nos hacemos las mismas preguntas… ¿Cuál es mi presupuesto total para el viaje? ¿Cuánto dinero me llevo? ¿Llevo sólo efectivo? ¿Tarjeta? ¿Efectivo y tarjeta?

Muchas son las dudas que nos suscitan acerca de nuestro presupuesto, sobre todo cuando sabemos que tenemos un límite y que por tanto, debemos administrarlo de la mejor manera posible y más efectiva.

¿Cuál es mi presupuesto total para el viaje?


El presupuesto total a gastar durante tu viaje de vacaciones debes tenerlo fijado en una cantidad concreta, o al menos, muy orientativa. Sin olvidar que siempre debes tener un margen por cualquier imprevisto que pueda surgir o incluso, para darte algún capricho, pues no debes olvidar que estás de vacaciones.

¿Llevo sólo efectivo?


Esta opción parece muy útil en cuanto a racionalizar tus gastos de manera más exacta y por ello, llevar una contabilidad perfecta. Sin embargo en ocasiones puedes verte inmerso en una situación excepcional en la que no puedas disponer de tu dinero en efectivo, imagínese los lugares en los que sólo se admite el pago con tarjeta. O por ejemplo, si visitamos Dinamarca...cuidado, los comercios están empezando a utilizar exclusivamente los pagos con tarjeta o vía móvil. También debemos tener en cuenta la posibilidad de perder nuestro efectivo lo que haría de nuestras vacaciones, un dilema.

¿Me llevo sólo la tarjeta?


Llevar sólo tarjeta tampoco parece la opción más adecuada. Sin embargo, resulta imponerse en cuanto a ventajas el hecho de llevar sólo la tarjeta frente a llevar sólo efectivo. Hay dos cosas fundamentales a tener en cuenta, una de ellas es que no en todos los establecimientos se puede pagar con tarjeta. Sobre todo en aquellos establecimientos de lugares no tan turísticos que no están preparados para ello. Otro matiz a tener en cuenta, respecto al supuesto de poder perder la tarjeta, es la posibilidad que ofrecen cada vez más bancos de poder sacar dinero sin la necesidad de tener la tarjeta. Esta ventaja resulta muy útil, sobre todo en casos de urgencia y no disponibilidad de la tarjeta y que pueden sacarte de más de un apuro. Sin olvidar tampoco las nuevas tendencias de algunos bancos de no cobrarte comisiones por sacar efectivo en países extranjeros, es el caso de EVO Banco o Banco Mediolanum, entre otros.Además debemos tener en cuenta los seguros que las entidades bancarias cada vez ofertan más. Se trata de seguros totalmente gratuitos para casos por ejemplo de pérdida de la tarjeta y que ésta sea utilizada de manera fraudulenta por otra persona.

¿Efectivo y tarjeta?


Esta resulta la opción más racional. Una combinación perfecta entre llevar algo de efectivo, sobre todo para pequeñas compras y llevar la tarjeta. Este binomio nos da la tranquilidad de saber que las posibilidades de encontrarnos ante una situación de emergencia pueden verse solventadas de manera instantánea y que además siempre podemos llevar algo de efectivo en el bolsillo. Además, siempre podremos tener la posibilidad de sacar dinero expresamente para pagar con efectivo. Sin embargo un informe del Banco de España afirma que las operaciones de compra con tarjeta cada vez tienen más influencia en España.

En definitiva, al planificar tus vacaciones no olvides racionalizar tu presupuesto y llevarte tanto efectivo como la tarjeta. De esta forma no tendrás problemas de admisión de pagos, de pérdidas , de imprevistos o incluso de poder darte un capricho que en las vacaciones, nunca está de más.

¿En qué te puede ayudar iAhorro Tarjetas?

Las tarjetas de crédito son un recurso con el que contar para poder optar a financiación sin papeleo y de forma inmediata. Ser titular de una tarjeta, ya sea de crédito, débito u otra modalidad, es imprescindible hoy en día para realizar pagos o comprar online. iAhorro te ayuda a elegir la que cubra tus necesidades.

Inicia sesión o publica como anónimo


Contamos con más de 40 expertos independientes para responder gratis a tus preguntas (en menos de 24 horas).