¿Vas a invertir tu dinero?

¿Qué debes tener en cuenta a la hora de contratar un depósito?


A pesar de los pocos intereses que abonan, los depósitos siguen siendo el producto preferido por el ahorrador conservador.

¿Qué debes tener en cuenta a la hora de contratar un depósito?


Tipo de depósito. Es el aspecto fundamental. No todos los tipos tienen los mismos riesgos y garantías. Haciendo una clasificación básica podemos diferenciar entre:

  1. Depósitos a la vista. La entidad tiene la obligación de devolver el capital depositado, parcial o totalmente, cuando el cliente lo considere o solicite.

  2. Depósito a plazo. Los clientes deben esperar a la finalización del plazo acordado para poder recuperar los fondos depositados en la contratación del depósito. A su vez se diferencian en:



  •  Depósitos a plazo fijo. Se contratan durante un plazo preestablecido. Suelen durar 1, 3, 6 o 12 meses. Ofrecen la opción de renovar automáticamente el depósito en caso de que finalice el plazo acordado.

  •  Depósito a corto plazo. Son depósitos con plazo de vencimiento muy corto, normalmente un mes, pero con una rentabilidad superior a la normal. Se usan casi siempre en promociones para captar nuevos clientes para la                            entidad. En esta modalidad, no es posible la renovación del plazo


Plazo. Generalmente cuanto mayor es el plazo, mayor es la rentabilidad. Pero debemos prever cuando vamos a necesitar el dinero. Si lo que queremos es abrir un depósito para cualquier cantidad, una buena opción es el Depósito Bienvenida de Openbank con un 2 % TAE a 3 meses para nuevos clientes.
Rentabilidad. La Tasa Anual Equivalente es el índice más importante a la hora de valorar la rentabilidad de un depósito ya que mide los intereses que obtendremos por la cesión de nuestro capital durante el período acordado. Lo importante de este valor es que tienen en cuenta la rentabilidad real, descontando ya comisiones y gastos. No suele ser muy alta, pero hay que tener en cuenta que los depósitos bancarios son los productos bancarios que garantizan una mayor rentabilidad con un mínimo riesgo. Uno de los depósitos que ofrece una rentabilidad interesante es el Depósito 2.75 MIX del Banco Mediolanum.
Requisitos. Debemos tenerlos claros tanto para saber si podemos cumplirlos como para saber si nos interesan. El importe máximo o mínimo y las penalizaciones por cancelación suelen ser los requisitos generales a los que debemos prestar atención. El depósito al 1.90 % TAE a 3 meses de ING Direct permite conseguir una rentabilidad muy atractiva y sin penalización por cancelación anticipada.
Garantía. Antes de contratar un depósito, debemos tener en cuenta que si invertimos nuestro dinero a plazo fijo estaremos cubiertos por el Fondo de Garantía de Depósitos. Este organismo garantiza a los titulares una cobertura de hasta 100.000 euros en el caso de que el banco quiebre o sea declarado insolvente.

¿Cuáles son las desventajas de los depósitos?



  • Plazo de la inversión. Si se necesita dinero rápidamente, los depósitos no son la mejor opción para invertir ya que para obtener cierta rentabilidad es necesario mantenerlos durante un plazo significativo.

  • Comisiones. Antes de contratar un deposito es necesario estudiar bien todas las comisiones que se nos cobrarán, tanto directas como indirectas. Esto es fundamental debido a que las entidades bancarias tienen la libertad para establecer sus propias comisiones de gestión.

  • Inmovilización del capital. Para que un depósito sea rentable es necesario mantenerlo todo el tiempo establecido. Por eso, antes de invertir debemos tener claro que no vamos a necesitar el dinero durante el tiempo acordado. Algunos depósitos permiten retirar el dinero antes del plazo establecido, pero hacerlo supone penalizaciones económicas que hacen perder gran parte de la rentabilidad del mismo.


iAhorro te permite comparar los depósitos ofrecidos por las diferentes entidades financieras y elegir el que más se ajuste a tus necesidades. ¿Cuál vas a contratar tú?