Ventajas de la banca online

Los mejores productos

banca online


A día de hoy, casi todos los bancos funcionan, además de mediante su tradicional forma física, a través de internet. Las demandas y necesidades de los clientes, así como la propia intención de las entidades de abaratar sus costes al máximo, han propiciado el desarrollo de este medio incluso en un sector tan tradicionalista como siempre ha sido la banca.
Y es que las operaciones bancarias a través de internet tienen sus ventajas. Como ya hemos comentado, la principal para las entidades es que les permite tener menos costes a la hora de ofrecer sus servicios más habituales. A cambio, los productos online suelen ofrecer incentivos que acerquen incluso a los clientes más escépticos a hacer uso de ellos.

  • Los productos ofertados por vía exclusiva online y sujetos a un tipo de interés –como los créditos o las hipotecas- suelen disminuirlos, incluso con relación a los productos contratables en oficinas físicas de la misma entidad. De hecho, es muy habitual encontrar diferencias significativas en cuanto a las ofertas “físicas” de un banco y las mostradas en su correspondiente portal de internet.

  • Las comisiones quedan prácticamente anuladas. Precisamente porque las operaciones realizadas a través de la red no tienen tantos costes para las entidades, este tipo de productos tienden a eliminar los gastos aplicados al cliente, es decir, las comisiones. Es por esto que utilizar los servicios de la banca online de forma gratuita se vuelve prácticamente una exigencia que podemos hacerle al banco.

  • Las operaciones son más rápidas. Contratar un depósito o pedir un crédito a través del ordenador, el móvil o similar nos llevará tan solo unos minutos. Lo mismo ocurre cuando queremos consultar nuestro saldo o los movimientos que hemos realizado a lo largo del mes


Los mejores productos


Todos los bancos que pretenden sobrevivir y adaptarse a las demandas de sus clientes y el mercado en general tienen un portal para operar únicamente a través de internet. Es el caso de Santander con iSantander o Banco Sabadell con Activo Bank, por ejemplo. Pero algunos van más allá y están especializados en este tipo de banca, como ING Direct o Banco Mediolanum, por lo que sus productos pueden resultar muy rentables y en general poner a nuestro alcance todas las ventajas ya citadas, entre otras.
Mediolanum, por ejemplo, no posee oficinas físicas en España más allá de su sede en Barcelona (aunque sus clientes pueden utilizar las de otras entidades gracias a acuerdos que mantienen entre ellas). Como banca online, ofrece opciones muy competitivas, como su Cuenta Única, una de las cuentas remuneradas que mantiene el tipo con un tipo de interés del 2% TAE durante los primeros seis meses y 0,10% TAE después, o su depósito a trece meses, con la misma remuneración (una de las más elevadas en un momento en el que depósitos y cuentas están de capa caída).
ING Direct tiene como política el no cobrar comisiones por ninguno de sus servicios más habituales. Pero además, ofrece alternativas a otros bancos gracias a productos muy interesantes que podemos encontrar entre su amplia oferta. Entre ellos, la Hipoteca Naranja con un tipo de interés de Euribor+ 1,89% que la convierte en una de las opciones más rentables del momento, porque además no tiene cláusula de suelo que pueda perjudicar al cliente suelo el Euribor se encuentre muy bajo (como es el caso). Su Cuenta Naranja, aunque ha bajado recientemente su rentabilidad, sigue siendo atractiva: ofrece un 2% TAE los primeros tres meses y después de ese tiempo pasa a remunerar a un 0,70% TAE. Al contratarla se accede de forma automática su depósito exclusivo para nuevos clientes, de tres meses y con un tipo de interés del 2% TAE.
Las ventajas que ofrece la banca online son muy interesantes y pueden marcar la diferencia entre dos productos similares. Aunque no todos los clientes se sienten del todo cómodos en este medio, cada vez se encuentra más presente entre usuarios de todo tipo.