Ventajas del seguro privado durante el embarazo

Seguro Privado vs Seguridad Social


Es muy frecuente que las futuras madres se plantean disponer de un seguro privado que les cubra los gastos médicos derivados del embarazo y el parto, además de que les aporte algunas comodidades respecto a la Seguridad Social. Las más apreciadas son listas de espera menores, un trato más personalizado o poder contar con habitación individual.

Para la contratación de un seguro para embarazo es necesario tener en cuenta varias cuestiones. Entre las más importantes está el periodo de carencia.

Los seguros médicos privados para mujeres embarazadas son normalmente seguros médicos convencionales que ya han pasado el periodo de carencia, y cubren los gastos del embarazo y el parto. Estos periodos de carencia suelen tener una duración aproximada de 10 meses aunque dependerá de cada aseguradora. Esto significa que hasta que no hayan pasado los meses estipulados desde la contratación del seguro, no se cubrirán los gastos derivados del embarazo.

La carencia no es lo único que debemos tener en cuenta a la hora de contratar un seguro para el embarazo, también es necesario que la aseguradora nos oferte un cuadro de acuerdo a nuestros intereses. Antes de decidirnos por un seguro pensando en nuestro embarazo, podemos consultar los cuadros médicos ofertados por muchas aseguradoras a través de sus páginas web. A través de un sencillo formulario, donde especificaremos algunas cuestiones como el tipo de seguros que queremos contratar, nuestra localización y la especialidad del facultativo.

El ginecólogo no es lo único profesional importante a la hora de elegir un seguro para nuestro embarazo. Debemos de prestar atención a otros factores como pueden ser distancia al centro u horarios de atención.

Cuando nos decidamos a contratar un seguro médico privado enfocado al embarazo, también debemos prestar atención a la atención sanitaria para nuestro bebé. Lo primero que debemos de tener en cuenta es que prácticamente todas las aseguradoras exigen que se les comunique del nacimiento del nuevo miembro de la familia, si queremos que sea la aseguradora la haga frente a las facturas derivadas de sus necesidades sanitarias. Incorporar a un nuevo miembro implica generalmente un incremento en la cuota. En este punto debemos volver a prestar atención a las coberturas, ya que según estas, tendremos derecho o no a algunos tratamientos o revisiones como pueden ser algunas vacunas.

Muchas son las futuras mamas que se preguntan si es preferible ser atendidas por la Seguridad Social, o si les conviene contratar un seguro privado.

Seguro Privado vs Seguridad Social



  • A la hora de contratar un seguro privado, podremos elegir el médico que más nos guste y, además, tendremos la opción de cambiar libremente. Esta opción no existen en la Sanidad Pública donde no podremos cambiar de médico una vez sea asignado, a no ser que exista un motivo de fuerza mayor.



  • Podremos elegir el centro o clínica en la que daremos a luz, mientras que al acudir a la Seguridad Social se nos asignará un centro, normalmente según motivos geográficos.



  • Las esperas por las diferentes pruebas son, generalmente, menores en la sanidad privada. Asimismo, dispondremos de una habitación privada individual una vez llegue el momento del parto


Sin embargo, a la hora de contratar un seguro para embarazadas no todo son ventajas respecto a la seguridad social, al menos en el caso de España. Los centros púbicos presentan de manera general, aunque no siempre, una serie de ventajas, algunas de estas son:

  • En el caso de que estemos ante un embarazo de riesgo los hospitales públicos representan una mejor opción ya cuentan con más medios, tanto humanos, ya que siempre encontraremos especialistas de guardia, como técnicos.



  • No existen periodos de carencia, como existe en la sanidad privado y en los seguros para embarazo.



  • Una vez llegue el momento de pasar por la farmacia, aquellos que han utilizado la sanidad pública disfrutan de un acceso más barato a los medicamentos.


Una alternativa en el uso de ambos servicios médicos es su combinación. Usar los servicios de uno u otro seguro según nos convenga. Tal vez haya pruebas que realicemos a través de nuestro seguro privado pero el seguimiento general del embarazo lo hagamos a través de la seguridad social ya que si hay alguna complicación los medios para solucionarlo suelen ser más amplios. En todo caso, cada caso tiene sus características y nosotros debemos evaluar el que más nos convenga.

¿En qué te puede ayudar iAhorro Hipotecas?

iAhorro es un comparador financiero donde puedes encontrar toda la información sobre las hipotecas del mercado. Te ayuda a comparar para hacer una buena elección y ahorrar dinero. iAhorro te acompaña en todo el proceso de contratación para que tomes las mejores decisiones financieras.

Inicia sesión o publica como anónimo


Contamos con más de 40 expertos independientes para responder gratis a tus preguntas.