Renta >

¿Qué consecuencias tiene presentar la declaración de la Renta fuera de plazo?

La Agencia Tributaria aplica diferentes sanciones si se presenta fuera de plazo la declaración

image backgorund ¿Qué consecuencias tiene presentar la declaración de la Renta fuera de plazo?

La campaña de la Renta 2017 dura varios meses, desde el pasado 4 de abril hasta el próximo 2 de julio. Pero en ocasiones, por descuidos o falta de previsión, pueden olvidarse las fechas clave para hacer la declaración.

Este despiste puede acarrear consecuencias más graves de las que se cree, ¿qué pasa si se hace la declaración fuera del plazo ordinario? Dependiendo de la situación en la que se encuentre el contribuyente podrá salirle más o menos caro.

 

Si la declaración es a pagar y se hace voluntariamente

En el caso de que la declaración salga a ingresar y el contribuyente declare de forma espontánea a posteriori, se aplica un recargo sobre el importe de la autoliquidación, en función del tiempo que pase desde el final del plazo:

  • -   Hasta los 3 meses: se aplica un 5% de recargo, sin intereses de demora ni sanción.
  • -   Entre los 3 y 6 meses siguientes: el porcentaje es del 10%, sin intereses de demora ni sanción.
  • -   Entre los 6 y 12 meses siguientes: la cuantía asciende al 15%, sin intereses de demora ni sanción.
  • -   Más de 12 meses: el recargo que se aplica es del 20% y, aunque no hay sanción, sí se incluyen intereses de demora hasta que se presenta la declaración.

No obstante, si se realiza la declaración dentro del periodo voluntario estimado, el artículo 27 de la ley sobre el impuesto de la renta establece que el importe de los recargos “se reducirá en el 25%” si se realiza el ingreso total de la deuda.

 

Plazos para realizar el pago

Los plazos correspondientes al periodo voluntario están regulados en el artículo 62.2 de la Ley General Tributaria. En él se establece que debe hacerse la declaración:

  1. Si la notificación de la liquidación se realiza entre el 1 y el 15 del mes: desde la fecha de recepción de la notificación hasta el día 20 del mes posterior.
  2. Si la notificación de la liquidación se realiza entre los días 16 y último del mes: desde la fecha de recepción de la notificación hasta el día 5 del segundo mes posterior.

Además, si se trata de deudas de notificación colectiva y periódica, el periodo establecido es del 1 de septiembre al 20 de noviembre.

 

Si la declaración es a pagar y Hacienda la reclama

En caso de que sea la Agencia Tributaria quien envíe en un requerimiento por una declaración no presentada, se considera una infracción tributaria y las consecuencias son más graves. Los porcentajes, aplicados a la cuantía de la autoliquidación, dependerán de si se trata de una infracción leve, grave o muy grave:

  • -   Infracción leve: cuando la base de la sanción es inferior a 3.000€ o, siendo superior, no existe ocultación. La multa aplicada es del 50%.
  • -   Infracción grave: cuando la base de la sanción es superior a 3.000€ y existe ocultación. El porcentaje de la sanción es de entre el 50% y el 100%, teniendo en cuenta dos criterios: si se ha cometido perjuicio económico a la Hacienda Pública o si se han realizado infracciones tributarias repetidamente.
  • -   Infracción muy grave: cuando se han utilizado medios fraudulentos o, también, si se han dejado de ingresar cantidades retenidas o ingresos a cuenta cuya cuantía supere el 50% de la base de la sanción. La multa fijada es de entre el 100% y el 150%, siguiendo los criterios mencionados en el punto anterior.

 

Si la declaración es a devolver

¿Si la Agencia Tributaria nos tiene que pagar también nos multa? Por paradójico que pueda parecer, la respuesta es sí.

La legislación considera que “no presentar en plazo autoliquidaciones o declaraciones (…) siempre que no se haya producido o no se pueda producir perjuicio económico a la Hacienda Pública” es una infracción leve y, por consiguiente, la multa establecida es de 200€. Esta cantidad asciende a los 400€ en el caso de declaraciones censales.

Si se trata de declaraciones informativas, la sanción es de 20€ por cada dato o conjunto de datos referidos a una misma persona o entidad, con un mínimo de 300€ y un máximo de 20.000€. No obstante, si se presentan dentro del periodo voluntario, se puede optar a una reducción del 50% de la multa.

Además, la penalización por no comunicar el domicilio fiscal (o su traslado) de las personas físicas conlleva una multa de 100€.

 

Cómo hacer la declaración fuera de plazo

El procedimiento para efectuar la declaración fuera del plazo establecido es el mismo: se puede acudir presencialmente a una oficina de la Agencia Tributaria o hacerlo a través de la plataforma web habilitada.

Para ingresar el importe existen varias opciones, dependiendo si se realiza de una sola vez o se aplazan los pagos:

  1. El pago único puede realizarse en efectivo, mediante cargo en cuenta o por domiciliación bancaria, en cualquiera de las entidades colaboradoras autorizadas (Bancos, Cajas de Ahorro o Cooperativas de Crédito).
  2. Si se fracciona el pago en dos plazos: el importe se divide en el 60% para el primer plazo, y el 40% para el segundo. Además, hay que cumplir con dos requisitos: que la declaración se presente dentro de plazo y no sea complementaria, así como que en el momento de la presentación de la autoliquidación se ingrese el 60% del importe.

Asimismo, la legislación considera la realización del pago por otras vías: a través de la entrega de bienes integrantes del Patrimonio Histórico Español, mediante anotación en el sistema de cuenta corriente en materia tributaria, o también, por compensación con créditos tributarios reconocidos.



 

Sobre el autor del artículo.


Posts Relacionados