Categoría |

Artículo sobre renta


Todo sobre ahorro e inversión, actualidad y análisis sobre economía y finanzas personales.

Si me toca pagar la renta, ¿puedo pagar a plazos?

Posibles modalidades para fraccionar el pago si te sale a pagar


El pasado miércoles 4 de abril dio comienzo la campaña de la Declaración de la Renta 2017 y con ella pueden surgir dudas. A muchos de los contribuyentes a los que les toque hacer un ingreso a Hacienda, les sería difícil pagar la cantidad correspondiente de un sólo golpe.

Por esta razón, la Agencia Tributaria permite presentar, conforme al modelo 202 para el régimen general o al modelo 222 para el régimen de grupos de sociedades, los pagos fraccionados en la Declaración de la Renta.

El año pasado se presentaron 1,9 millones de solicitudes por un importe de 17.595 millones de euros, lo que supone un 18% del total. 

Dos plazos sin intereses

En caso de fraccionar el pago del IRPF en dos plazos, la acción no supondrá el cargo de intereses. El primer cargo será del 60% del importe total indicado y se tendrá que realizar en el momento de presentar la declaración.

El segundo cargo, sin embargo, se podrá realizar hasta el día 5 de noviembre de 2018 y deberá ser del saldo restante, es decir, del 40%. No podrá fraccionarse el ingreso de las autoliquidaciones complementarias. Este sería el aplazamiento más común, pero aun así hay otras opciones.

Aplazamiento de deuda

El Tesoro Público permite solicitar el aplazamiento del pago previsto en el artículo 65 de la Ley 58/2003, del 17 de diciembre, desarrollado en los artículos 44 y siguientes del Reglamento General de Recaudación, aprobado por el Real Decreto 939/2005, del 29 de julio. Para poder obtener esta ayuda se deben justificar los motivos por los que no se podría pagar de otra manera. Estos motivos están relacionados con la mala situación económica.

¿Cómo se hace a través de la Sede Electrónica? Se accede a la opción “Trámites destacados” y aparecerá “Aplazamiento y fraccionamiento de deudas”. Al seleccionar los trámites habrá que clicar en ‘presentar solicitud’ y rellenar los campos. Se solicita la clave de liquidación, el importe, el tipo de garantías (en caso de ser necesarias), cuenta bancaria de la domiciliación, número de plazos, periodicidad, fecha del primer plazo y motivo de la solicitud. Después solo queda pulsar en ‘Firmar y enviar’. 

Desde el 19 de octubre del año 2009 es posible realizar el aplazamiento del 100% del importe pendiente de pago. Aun así, la Agencia Tributaria no tiene por qué conceder la solicitud si no lo cree necesario. Hay que destacar, que se hace referencia a cantidades que no superen los 30.000€ y que sean mayores de 300€. Además, este fraccionamiento del pago, sí tendrá unos intereses: del 3% si se presenta aval, haciendo referencia al interés legal del dinero o del 3,75% referente al interés por demora.

Se deberá presentar una propuesta de pago que no podrá exceder de las 12 mensualidades si la deuda es menor a 30.000€ y de 36 mensualidades si es mayor a esa misma cantidad. Además, habrá que indicar la fecha de comienzo del pago  y en caso de que la deuda supere los 30.000€, la solicitud del aplazamiento con el aval de un banco. Este se domiciliará para el día 5 o el 20 de los meses acordados con Hacienda.

Situaciones especiales

Se dan además, algunos supuestos de fraccionamiento en casos especiales como el fallecimiento de un contribuyente o por la pérdida de la condición de contribuyente por cambio de residencia. En estos casos los sucesores o el contribuyente deberán realizar la solicitud del fraccionamiento del pago dentro del plazo estimado y deberán ofrecer una garantía (un aval) de pago.