Cuenta Corriente de Ibercaja

  • No conlleva comisiones
  • Permite transferencias gratuitas

Descripción detallada

La Cuenta Corriente de Ibercaja permite domiciliar recibos y acceder a otros productos de la entidad. También permite disponer de talonarios de cheques y hacer transferencias. Además, si se domicilia una nómina se obtienen las siguientes ventajasadelantos para el pago de los recibos básicos, anticipo de la nómina, mejora en las condiciones de productos, elimina las comisiones de administración y mantenimiento, primera cuota de las tarjetas gratuita, descuento en viajes del 3% para viajes contratados a través de la web, banca online gratuita, servicio de gestión y asesoramiento. 

 

Características

Tarjeta de crédito gratis:

Tarjeta de débito gratis:

Transferencias nacionales gratis:

Transferencias internacionales gratis:

Comisión de administración:

No

Comisión de mantenimiento:

No

Ingreso de cheques gratuitos:

Descuentos:

En otros productos y un 3% en viajes

Otros datos

Documentación necesaria:

DNI/NIE

Servicios ofrecidos:

Cuenta Corriente de Ibercaja

Entidad: Ibercaja

En 1873 nace Ibercaja. Es un banco español, con sede en Zaragoza, presidido por José Luis Aguirre Loaso. Dentro de su cartera, ofrece diferentes productos y servicios financieros para particulares, instituciones, autónomos y pymes. Cuenta con más de 140 años de historia que les ha permitido crecer hasta hoy. Más de 5.500 personas trabajan para la entidad, repartidos en las más de 1.200 oficinas que tiene.

Entre sus productos, destaca Cuenta Corriente. Otros servicios de la entidad son Ibercaja P.solidez 2003, Cuenta.com, Hipoteca Vamos Variable. Se caracteriza porque no conlleva comisiones y permite transferencias gratuitas.

Entre los valores destacados por la entidad, destaca la profesionalidad, el compromiso con el cliente, la excelencia, solidez y capacidad de adoptar el entorno a sus servicios. La estrategia de la entidad hacia el cliente se basa en tres pilares: utilidad, personalización y compromiso mutuo. Se caracteriza por ofrecer un servicio financiero global y personalizado al cliente para, así, permitir que alcance sus propias metas. Genera confianza con ellos a través de una gestión profesional.