¿Cómo afectará a mis ahorros los cambios en el IRPF?
Cómo quedará una ganancia de ahorro con retenciones tras los cambios en el IRPF en julio de 2015

La rebaja de los tramos del IRPF también afecta a los tipos del ahorro y ganancia patrimoniales. Lo que provoca que en algunos cosos se producirá una anomalía: que las retenciones superen lo que tengamos que pagar, cuando lo normal es que el efecto sea neutral.

La reducción tributaria aprobada el pasado viernes en el Consejo de Ministros se extiende también a las rentas del ahorro y ganancias patrimoniales (vivienda, fondos….) sujetas a un tipo impositivo fijo en tres tramos. Hacienda establece ahora un gravamen intermedio para 2015 del 19,5%. Lo mismo sucederá para el resto de tramos. Así, entre 6.000 y 50.000 euros, el tipo para 2015 bajará del 22% al 21,5%. A partir de ese umbral, se tributará al 23,5% frente al 24% vigente hasta julio.

Esto genera una disyuntiva y un caso atípico. En otros ingresos sujetos a retenciones como es el caso del trabajo no existe problema para el ajuste. Lo cobrado de más de enero a junio es compensado con una menor retención de julio a diciembre. Pero en el ahorro el tipo de retención es fijo con lo que generará algunas distorsiones. No se puede establecer el tipo de retención del 2016 (19%, 21% y 23%) ya que en estos casos se estaría estableciendo una tributación inferior, tanto para los nuevos depósitos como para los que por ejemplo, cobren intereses al vencimiento.

Caso práctico
Si, por ejemplo, su depósito pagaba intereses mensualmente se encontrará como en el siguiente ejercicio práctico que de enero a junio se haya retenido de más al pagar en esos meses un 20%.

 
Ejemplo de un depósito de 50.000 euros a un año al 1% TAE y pago de interés mensual

 

 
En total, se ha retenido 98,75 euros cuando tiene que tributar por 97,50 euros con una diferencia negativa a favor del 1,25 euros. En 2016, con las ganancias igual a las retenciones no existirá esta distorsión. Hay que tener en cuenta que otros ingresos, como ganancias patrimoniales de ventas de inmuebles o acciones no tienen este problema ya que no han tenido retenciones, por lo que no nota ningún cambio hasta que haga su declaración el próximo año, pagando menos de lo que pensaba.

Analizamos tu caso gratis y sin compromiso

Analizar mi caso