Qué es acreedor

Definición de acreedor


Consulta gran variedad de términos financieros y económicos explicados de manera sencilla, como por ejemplo acreedor.

Buscador

Acreedor

El acreedor es aquel con el que un deudor tiene una obligación. Ser acreedor significa que alguien tiene una deuda contigo, lo más habitual es que se defina a un acreedor como alguien a quién se le debe un dinero pero en su significado más amplio la deuda también puede ser de cualquier otro tipo.

Ser acreedor supone estar autorizado para exigir que se cumpla la obligación contraída por el acuerdo previo, en el caso de la financiación concedido por una entidad supone que el banco puede exigir la devolución del dinero prestado si no se cumplen las condiciones de devolución acordadas mediante contrato. Si se trata de un préstamo hipotecario la ley contempla las condiciones a cumplir para que el acreedor reclame de forma activa el importe prestado.

Tanto el acreedor como el deudor por definición pueden ser personas físicas o jurídicas. Llevado al sector de las finanzas personales si hablamos de prestar dinero puede tratarse de un préstamo entre particulares, un préstamo con una entidad y un particular o un préstamo entre entidad y empresa.

En el sector bancario los préstamos son los productos más habituales que implican la figura del acreedor. El banco es el acreedor cuando presta dinero, ya sea un préstamo personal sin finalidad definida o para una finalidad concreta, tanto personal como la compra de un coche o una reforma como empresarial para la apertura de un negocio nuevo o financiar una ampliación de instalaciones. Las hipotecas que concede la entidad también hacen que el banco sea acreedor de aquellos que firman un préstamo hipotecario para la compra de una vivienda.

Tipos de acreedores si hablamos de financiación

Acreedores personales: en este tipo de acreedores incluimos a aquellos que prestan dinero a un familiar o un amigo. Este tipo de préstamos son habitualmente a un tipo de interés cero o muy bajo. Incluso si no se van a cobrar intereses por prestar dinero a un familiar o amigo debemos hacer oficial el préstamo registrándolo en el organismo correspondiente dependiendo de la comunidad en que se vive.

El motivo es doble para el acreedor. Por una parte, en caso de que haya futuros problemas con la devolución el acreedor tendrá más herramientas legales para reclamar su dinero ya que hay un contrato legal registrado. Por otra parte, disipa todas las dudas que la administración pueda tener sobre la naturaleza de ese intercambio de dinero. Incluso si es una donación registrarlo dejará constancia de ello y en la mayoría de las comunidades no llevan un coste añadido.

Acreedores bilaterales: Son aquellos gobiernos que en un marco determinado y definido conceden préstamos garantizados por entidades oficiales. Un ejemplo son aquellos organismos que conceden créditos a la exportación para el desarrollo de empresas.

Acreedores multilaterales: Son las instituciones oficiales que conceden crédito. Podríamos mencionar algunas como son el Fondo Monetario Internacional o el Banco Mundial. Otros, con un foco regional más concreto, serían el Banco Africano de Desarrollo o el Banco Interamericano de Desarrollo

Otro tipo de acreedores

Como mencionamos el ejemplo más común son los acreedores en términos de financiación, los préstamos ya sean personales o hipotecarios, pero hay más tipos de acreedores. Algunos también relacionados con el mundo financiero y otros muy habituales los relacionados con el mundo laboral.

Los activos financieros sitúan al banco como acreedor del particular o empresa titular del activo financiero en cuestión. Invertir en un producto financiero que por contrato supone una rentabilidad con la que el banco se compromete significa que el banco pasa a ser acreedor del titular de ese producto financiero. Los bonos o los depósitos son algunos de los activos financieros más habituales.

La relación laboral entre un contratante y un trabajador por cuenta ajena convierte al trabajador en un acreedor del contratante ya que el acreedor espera recibir un salario de su empresa. Las irregularidades de pago a los trabajadores se solucionan con frecuencia mediante concurso de acreedores.