Qué es subsidio

Definición de subsidio


Consulta gran variedad de términos financieros y económicos explicados de manera sencilla, como por ejemplo subsidio.

Buscador

Subsidio

El subsidio se aprovecha para alcanzar un propósito social. Permite reconocer una ayuda pública, se basa en una protección o utilidad de carácter económico, se puede decir que hay subsidio por incapacidad o por no tener trabajo laboral.

Es un método encargado de estimular el consumo, la producción o la asistencia que se concede por un periodo determinado. Se puede llegar a tratar de una ayuda económica por el transcurso de un periodo establecido hasta que se consiga la superación de los tiempos críticos.

Los estados usan este tipo de ejercicio con el objetivo de alcanzar una meta social, las necesidades básicas pueden ceder a las canastas básicas de alimentos, se entregan con el objetivo de beneficiarlos.

Los subsidios no solo van destinados a particulares, el gobierno también pone subsidios en diversas empresas, para evitar que puedan aumentar sus precios, porque si esto sucede pueden ocasionar problemas en el consumo y en la economía del día a día.

Encontramos 2 tipos de subsidios; subsidios a la demanda y los subsidios a la oferta.
Los subsidios a la demanda son aquellos destinados a reducir el valor que paga el usuario, a su vez encontramos dos categorías: subsidios directos y subsidios cruzados. Los primeros son aquellos a partir de los cuales el estado paga directamente una parte del servicio en cuestión. Los cruzados consisten en que el estado no cobrará el mismo importe a todos los consumidores, algunos pagarán más que otros.

Existen otros tipos de subsidios como los subsidios a los hijos, pagos no reembolsables entregados por la cabeza de la familia con el fin del “bienestar” de sus hijos.

Los subsidios tienen distintos efectos. Estos son fomentados por determinados gobiernos con fines sociales, pero tienen detractores que afirman que estos solo sirven para disuadir la mejora social o los esfuerzos por conseguir empleo. 

Las ideologías liberales entiende que los subsidios a la producción pueden romper con el principio de competencia que hace genera y mejorar la economía, más aún en los lugares en los que se instaura un subsidio por desempleo. Este acto puede desincentivar a conseguir empleo.