Calculadora de amortización

¿Estás pensando en amortizar hipoteca? Descubre si te interesa hacerlo a cuota o plazo.

¿Amortizar o no la hipoteca? ¿Amortizar a cuota o a plazo? ¿Cuándo es mejor amortizar?... Estas son algunas de las preguntas más comunes que surgen antes de amortizar una hipoteca. Por ello, la calculadora de amortización de iAhorro te ayudará a elegir la mejor opción calculando el dinero que te ahorrarás en cada caso. El simulador te mostrará el importe de las nuevas cuotas y el ahorro en intereses que tendrás según elijas amortizar cuota o plazo.

  • Introduce los datos de tu préstamo hipotecario.

  • Simula tu nueva hipoteca amortizando cuota o plazo.

  • Descubre cómo ahorrar más dinero.

  • Analiza los datos y elige cómo amortizar tu préstamo.

Encontraremos la hipoteca más barata para ti, GRATIS y sin compromiso

  • Dinos qué necesitas, solo tardarás 3 minutos
  • iAhorro buscará la hipoteca que más se adapte a ti
  • Resolvemos todas tus dudas durante el proceso

Preguntas frecuentes sobre: calculadora de amortización


¿Qué significa amortizar la hipoteca?

Una hipoteca es un tipo de préstamo que consiste en que una entidad bancaria presta dinero a un usuario para que compre una vivienda. El usuario deberá devolver la cantidad económica que su banco le ha ofrecido en cuotas periódicas durante un plazo de tiempo determinado y junto con unos intereses.

El proceso en el que el usuario devuelve el importe de su préstamo hipotecario junto con los intereses generados a su banco en diferentes cuotas es lo que se denomina amortización de una hipoteca.

En ocasiones, los usuarios que cuentan con dinero ahorrado o que quieren terminar de pagar su hipoteca antes del plazo establecido en el contrato deciden realizar una amortización anticipada de su hipoteca. La amortización de una hipoteca puede ser total o parcial en función del momento en que se efectúe.

La amortización total de una hipoteca consiste en devolver el importe del préstamo de forma íntegra. La amortización parcial consiste en saldar parte de la deuda. Se puede realizar de dos formas: disminuyendo el importe de las cuotas de la hipoteca o reduciendo el plazo de amortización del préstamo.

Sin embargo, hay que considerar que los bancos suelen cobrar una comisión por amortizar la hipoteca de forma anticipada. La ley hipotecaria de 2019 establece que en las hipotecas variables la comisión por cancelación anticipada es de un 0,25% sobre el importe amortizado a partir del tercer año del préstamo y del 0,15% a partir del quinto año de la hipoteca. En las hipotecas fijas, la comisión es de un 2% si la amortización se produce durante los 10 primeros años del préstamo y del 1,5% si se efectúa en un plazo posterior.

¿Cuáles son los sistemas de amortización más utilizados en España?

Un sistema de amortización es el proceso en el que un usuario debe devolver el préstamo concedido por su banco en cuotas periódicas.

En el mercado financiero podemos encontrar diferentes sistemas de amortización. Normalmente, el banco elige el método de amortización que aplicará en cada préstamo.

Cada sistema de amortización tiene sus propias características, por lo tanto, influyen de forma diferente en el precio y en la composición de las cuotas que tiene que devolver un usuario a su banco.

En España podemos distinguir diferentes sistemas de amortización, sin embargo, unos son más comunes que otros.

Sistema de amortización francés. Este método es el más utilizado por las entidades bancarias en nuestro país para amortizar un préstamo. Consiste en la devolución del dinero prestado mediante cuotas constante durante todo el plazo de vida del préstamo. La principal ventaja es que los intereses a abonar en cada cuota se reducen según avanza el plazo del préstamo, es decir, el importe de los intereses disminuye en cada cuota. Al principio de la vida del préstamo se pagan más intereses que al final.

Sistema de amortización alemán o decreciente. En este método el importe de las cuotas decrece según avanza el préstamo. La principal ventaja es que según progresa el préstamo, el capital amortizado aumenta y los intereses y la cuota anual disminuyen.

Sistema de amortización creciente. Este método de amortización supone un funcionamiento contrario al método de amortización decreciente.  El importe de las primeras cuotas de la hipoteca con amortización creciente es bajo y según pasan los años su importe se va incrementando en función de un porcentaje determinado, normalmente de un 2% al año. La principal ventaja es que al comienzo de la hipoteca este sistema permite pagar menos dinero, pero cuando los años avanzan el dinero a pagar también va incrementándose.

Este sistema es poco recomendable por su complejidad y porque el importe dedicado al pago del capital y el destinado al pago de los intereses no es fijo como en el caso del método de amortización francés.

Sistema de amortización alemán. Las cuotas en este sistema de amortización son variables durante la vida de la hipoteca. La cuantía destinada a cubrir el pago del capital del préstamo es constante, pero el importe destinado a cubrir el pago de los intereses disminuye según pasa el tiempo. La cantidad económica que debes pagar en tus cuotas es más elevada al principio, pero este sistema garantiza el pago del mismo capital desde el inicio. El uso de este método es muy poco frecuente en España.

Sistema de amortización italiano o constante. En este sistema se establecen cuotas fijas para devolver la deuda adquirida en un préstamo durante todo el período que dure este. El importe de la cuota dedicado a cubrir el pago del capital es siempre el mismo, sin embargo, la cuantía destinada a pagar los intereses disminuye con el tiempo. De esta forma, la cuota es menor según avanza el préstamo.

¿Qué es mejor al amortizar la hipoteca: reducir sus cuotas o su plazo?

Cuando un usuario decide amortizar su hipoteca su banco le puede ofrecer dos opciones: amortizar a cuota o a plazo.

La amortización a cuota de una hipoteca consiste en disminuir el importe a abonar en las cuotas del préstamo hipotecario, pero manteniendo el plazo. Los intereses también disminuirían, pero no de forma significativa.

La principal ventaja de amortizar a cuota es que te permite ahorrar dinero y afrontar el pago del resto de la deuda de forma más holgada. Esta opción es la más adecuada para aquellos usuarios con problemas para pagar las cuotas de su hipoteca o que quieran contar con más dinero en efectivo mensual para afrontar otros gastos. En este caso se ahorran menos intereses.

La amortización a plazo consiste en disminuir el plazo de devolución del préstamo hipotecario. Esta opción mantiene el importe que se debe pagar en las cuotas de la hipoteca, pero al disminuir el plazo de amortización te permite disfrutar de una reducción más elevada que en el tipo de amortización anterior de los intereses generados en el préstamo. Por tanto, amortizar la hipoteca a plazo es la opción más indicada si quieres beneficiarte de un ahorro en intereses significativo.

¿Cuándo es más interesante amortizar la hipoteca?

Amortizar una hipoteca supone un ahorro sea cual sea el momento en que se realice. Sin embargo, hay momentos en los que merece más la pena amortizar que en otros.

Un aspecto a tener en cuenta antes de realizar una amortización anticipada es el momento de vida de la hipoteca en el que te encuentres. Durante los primeros años de la hipoteca resulta más rentable amortizar. Esto es así porque el sistema de amortización más utilizado en España es el sistema francés, en el que la proporción económica de las cuotas destinado a pagar los intereses de la hipoteca es mayor al principio que en el resto de los años.

Otro aspecto importante para considerar es el valor del euríbor. Con un euríbor alto es más interesante amortizar porque tu dinero vale más, puedes obtener más rentabilidad y ahorrar más intereses. También, amortizar la hipoteca cuando los productos de inversión no ofrecen una rentabilidad elevada es una buena opción para invertir tus ahorros.

¿Es mejor amortizar la hipoteca con el euríbor en negativo o en positivo?

El euríbor (Euro Interbank Offered Rate) es el índice de referencia principal que determina el interés variable a pagar en las hipotecas variables.

Los usuarios que contraten una hipoteca variable y quieran realizar una amortización, deben considerar la situación del euríbor. Depende del valor que alcance este índice podrán ahorrarse más o menos dinero.

Si el valor del euríbor es positivo, conseguirás ahorrar más intereses al amortizar tu hipoteca variable. Si los tipos de interés son altos podemos obtener mayor rentabilidad de nuestro dinero que cuando son negativos.

Los expertos recomiendan invertir en otros productos cuando el valor del euríbor sea bajo o negativo.

¿Cómo te ayuda la calculadora de amortización de iAhorro?


Amortizar una hipoteca consiste en devolver el capital que otorga un banco para comprar un inmueble junto con unos intereses en cuotas periódicas.

En ocasiones las personas que consiguen ahorrar dinero quieren invertirlo en amortizar su hipoteca antes que finalice el contrato. Las hipotecas pueden amortizarse a cuota, es decir, reduciendo el importe de las cuotas, pero manteniendo el plazo de amortización. Otra opción es amortizar a plazo, es decir, mantener las mensualidades, pero disminuir el tiempo. En ambos casos conseguirás ahorrar, pero amortizar a cuota siempre supone una reducción mayor en intereses. Otro aspecto para considerar es el momento de pago en que te encuentres.

En función de si amortizas la hipoteca en los primeros o en los últimos años conseguirás un ahorro mayor o menor. También, antes de amortizar una hipoteca variable debes considerar la situación en que se encuentra el euríbor, es decir, en función de si su valor es alto o bajo puedes conseguir ahorrar más dinero. En cuanto a las comisiones, los bancos pueden cobrar a sus clientes una comisión por amortizar de forma anticipada un préstamo. La nueva ley hipotecaria un nuevo sistema de comisiones.

En el caso de las hipotecas a tipo fijo consiste en un 2% en los 10 primeros años y de un 1,5% en el resto del plazo. En las hipotecas a tipo variable el usuario deberá pagar una comisión del 0,25% si amortiza en los 3 primeros años y el 0,15% si amortiza en los 5 primeros años. Antes de amortizar una hipoteca es recomendable reflexionar sobre todas estas cuestiones para conseguir el mayor ahorro posible y calcular el importe exacto que conseguirás ahorrar en cada caso. Por ello, iAhorro.com pone a disposición de los usuarios un simulador de amortización para que los usuarios averigüen cómo obtendrán más beneficios por amortizar su préstamo según sus intereses y las condiciones de su hipoteca.