Hipotecas

Calcula tu hipoteca al instante

Qué ofrece la calculadora de iAhorro


  • Fácil: Selecciona la cantidad, el plazo y el tipo de interés fijo.

  • Rápida: Enseguida sabrás las cuotas que tendrás que pagar.

  • Al detalle: Consulta la evolución de los intereses.

  • Resultado: Calculamos tu cuota mensual cada año.

  • Gratis: ¡No nos tendrás que pagar nada!

Simulador de hipotecas


Precio vivienda que quieres comprar

Indica el precio de la vivienda que quieres comprar

Plazo de la hipoteca

Indica el plazo de años en el que quieres pagar tu hipoteca
años

Interés

Indica el tipo de interés que deseas
 %

Ahorros aportados a la hipoteca

Indica los ahorros que quieres aportar a la hipoteca
  Interés     Amortización

Encontraremos la hipoteca más barata para ti, GRATIS y sin compromiso

Artículos relacionados


Preguntas frecuentes


Conseguir un préstamo hipotecario no es una tarea sencilla. Tras la crisis bancaria de los últimos años, las entidades se han vuelto más estrictas a la hora de conceder hipotecas. Antes de analizar la oferta hipotecaria del sector en el comparador de iAhorro habrá que hacer un pequeño cálculo para saber si te la puedes permitir o no. Las cuotas de la hipoteca no deben sobrepasar el 35% del salario neto (después de impuestos) de los solicitantes de la misma.

Si un cliente de un préstamo hipotecario cobra 1.650€ netos, la cuota de la hipoteca no podrá superar los 577,5 euros, el 35% de su valor. En este caso, el cliente no podría comprarse una casa de un precio superior a los 207.900 euros.

La mayoría de los bancos dan a sus clientes el 80% del valor de la compra de la vivienda. De esta manera, el comprador tiene que tener ahorrado un 20%del valor de la casa más un 10% para pagar los gastos de la operación (Impuestos, notario…). Esta cantidad deberá aportarse antes de la formalización de la hipoteca. En algunos casos, los clientes piden préstamos personales para hacer frente a esta cuantía.

Si la casa que se quiere comprar cuesta 300.000 euros, el banco concederá al cliente el 80% de su valor por lo que el comprador tendrá que aportar 60.000 euros. A esta cantidad hay que sumarle 30.000 euros de los gastos de la hipoteca. En total se necesitan 90.000 euros de ahorro para comprarse una vivienda de 300.000 euros.

Saber qué condiciones del préstamo pueden ser las más beneficiosas es importante ya que a corto plazo estas condiciones pueden parecer poco importantes, pero a la larga pueden permitir que el ahorro sea considerable.

En primer lugar hay que estudiar las opciones que ofrecen las diferentes entidades bancarias. Dentro de ellas es importante valorar los tipos que ofrecen cada una de ellas en fijo y variable. Un préstamo con un tipo de interés fijo ofrece la seguridad de que siempre se va a pagar la misma cantidad, mientras que un tipo de interés variable al ir referenciado a un indicador (euríbor) variará en función de lo que se modifique el indicador.

La amortización es el proceso financiero mediante el cual se paga una deuda de forma periódica. En España se aplica de forma general el sistema francés de amortización cuya principal característica es que al principio de la vida del préstamo se afronta una mayor proporción de intereses. Por lo tanto, los primeros años apenas se devolverá la cantidad prestada sino que las cuotas irán destinadas en gran parte a pagar los intereses.

Con la amortización de cuota de hipoteca se alivia la carga mensual de la hipoteca, mientras que, si se amortiza plazo se reduce el número de cuotas que hay que pagar para amortizar la hipoteca. En el primer caso, los intereses no se reducen tanto como en el segundo, sin embargo, al amortizar cuota, el pago mensual de la hipoteca se hace más llevadero lo cual libera una cantidad disponible al mes para otros gastos, si bien hay que mantener el mismo número de meses para terminar de pagar la hipoteca.

Es mejor amortizar plazo que cuota, ya que al final se abonan menos intereses. Sin embargo, hay propietarios de viviendas que lo que prefieren pagar menos cada mes y prefieren amortizar cuota para disponer de más dinero a final de mes.

Solo es obligatorio el seguro de incendios (seguro de hogar) pero no es obligatorio hacerlo con la aseguradora vinculada con la entidad que te ofrece la hipoteca. A pesar de que no se tiene la obligación de contratar ningún seguro para que te concedan este préstamo, el banco suele hacer ‘rebajas’ en los tipos de interés si se contratan productos asociados (tarjetas, domiciliar nóminas, aportaciones a planes de pensiones, gasto mínimo de tarjeta de crédito, etc).

En qué te puede ayudar esta calculadora de hipotecas de iAhorro


¿Estás pensando en comprar una casa o un piso? La calculadora de iAhorro te permite conocer que hipoteca puedes pagar y cuál será la cuota mensual a la que tendrás que hacer frente a lo largo de la vida del préstamo. Esta es una simulación a tener en cuenta antes de pedir un préstamo hipotecario.

iAhorro también cuenta con toda la información del mercado hipotecario actualizada. A través del comparador de hipotecas te ayudamos a encontrar la opción que mejor se adapte a tus necesidades. Es importante en el proceso de contratación de una hipoteca no quedarse solo con lo que te ofrece tu banco de siempre, mira otras ofertas del sector porque puede que se adapten más a tus características. Desde iAhorro te ahorramos tiempo y gestión para que des con la mejor opción. Consulta de forma rápida, sin líos y gratis que ofrecen las principales entidades que operan en España.