Avalar una hipoteca

El avalista en una escritura de préstamo hipotecario es la persona que responde de la deuda del titular hipotecario en caso de impago. Al contrario de lo que mucha gente cree, el avalista hipotecario no sólo responde con su nómina o en caso de que el banco no pueda cobrar del titular de la hipoteca. Responde de igual forma que el titular hipotecario, de toda la deuda y en primer lugar, si la entidad financiera lo desea. En todo caso, podría oponerse el avalista a que el banco fuera contra su patrimonio antes de ejecutar la garantía real de la hipoteca, lo que es lo normal.

El banco hace firmar al avalista solidario su renuncia a los beneficios de orden (derecho a que el banco reclame a los avalistas después de haber reclamado a los titulares hipotecarios), excusión (exigir que primero se vaya contra el patrimonio de los titulares, para solo después poder ir contra el de los fiadores) y división (que si hay varios avalistas se exija proporcionalmente a cada uno). Por tanto, el avalista responde de toda la deuda hipotecaria, haya los titulares que haya y los avalistas que firmen.

Ser avalista implica arriesgar todo nuestro patrimonio presente y futuro y ningún derecho, aparte de intentar cobrar en segundo término del titular de la hipoteca (lo cual no suele ser posible la insolvencia sobrevenida de éste).

Salvo que estemos dispuestos a pagar la hipoteca si no lo hace el titular, no firmemos nunca un aval para que otro se compre una casa, sea un familiar o nuestro mejor amigo. Si ofrecemos todo nuestro patrimonio en garantía de la deuda de otro, que al menos compremos parte o tengamos otro tipo de retribución.

Una opción intermedia es firmar como hipotecante no deudor, portando como segunda garantía nuestra propia vivienda (si no está hipotecada). Pese a lo que mucha gente cree, es menos peligroso que nos hipotequen una parte de la casa que avalar. Si bien ello nos impide vender la casa, salvo que estemos dispuestos a cancelar la hipoteca que grava nuestra vivienda (no la del titular hipotecario), nos limita la responsabilidad a lo hipotecado. Si se impaga el préstamo hipotecario, el banco solo nos puede exigir la parte hipotecada de nuestra casa, no el total de la vivienda. Eso sí, si no tenemos el dinero, podría subastar nuestra casa y la de los hipotecados.

Repetimos que podría ocurrir perfectamente que la entidad financiera, en caso de que no se pague la hipoteca, nos embargara a nosotros la nómina, otros ingresos o la vivienda y otros bienes. Y en caso de que el titular sea insolvente, jamás recuperaremos lo perdido por el impago de otro. Es importante que nos informemos de la normativa hipotecaria antes de firmar nada. La última reforma importante en esta materia ha sido la Ley 1/2013, que recomendamos leer y entender.

Veamos ahora las mejores hipotecas del mercado, teniendo claro que no hay buena hipoteca si se es avalista, salvo la que se ha pagado.

Hipotecas interesantes




Dudas sobre el aval hipotecario

Si te han quedado dudas sobre la responsabilidad del avalista o cualquier otro tema relacionado con las finanzas personales o el ahorro familiar (seguros, ADSL, telefonía, etcétera), ponemos a tu disposición una comunidad de iAhorradores con algunos de los mejores expertos independientes de cada sector. Formula tus dudas de forma sencilla y gratuita accediendo al siguiente enlace.

Análisis en profundidad

En los siguientes artículos se analizan una serie de aspectos relacionados con el aval o fiador de un préstamo hipotecario que deberías conocer antes de plantearte este tipo de compromisos:

Guías informativas

Por si fuera poca información, ponemos a vuestra disposición una serie de guías gratuitas con consejos y análisis sobre los diferentes productos de ahorro. Una completa guía hipotecaria está disponible en el siguiente enlace.


Economista experto en productos financieros

Perito economista especializado en productos financieros y divulgador de economía en medios de comunicación. Profesor asociado de Economia Financiera en la UIB | Socio en Futur Finances | Futur Legal | Futur Hipotecas

Autor del libro La Banca Culpable (Esfera de los Libros) y coautor del libro La Prevención del Soreendeudamiento Privado (Aranzadi)

Publicidad
Alertas iAhorro

Crea gratis tus propias alertas y te mantendremos al día con la información que necesitas

Crear alerta
Gracias
en breve te llamaremos
Consulta personalizada
GRATIS y sin compromiso
Analizar mi caso ahora