Documentación necesaria para solicitar una hipoteca

Documentación necesaria para solicitar una hipoteca

Formalizar un préstamo hipotecario es un proceso largo y complicado. La mayoría de las personas desconoce desde el funcionamiento de estos créditos hasta la documentación que necesita a la hora de acudir a la entidad financiera para solicitar una hipoteca. 
 Tasación, tipo de interés, vinculaciones, comisiones… Estas son solo algunas de las palabras que forma parte de este tipo de contrato y que deben conocerse antes de formalizar la hipoteca. Lo primero es informarse sobre el mercado o contar con un comparador como iAhorro que te ayudará a encontrar la hipoteca que mejor se adapte a tus necesidades. 
Antes de acudir a las entiedades hay que tener preparada toda la documentación. Un expediente hipotecario bien presentado, con la documentación completa y actualizada, nos da varias ventajas a la hora de obtener  el crédito:

  1. Es una señal para el banco de que somos unas personas diligentes, informadas y serias. No hay nada que provoque más desconfianza que un cliente que no sabe donde tiene los papeles.
  2. En iAhorro ayudamos al banco a montar el expediente de riesgos del cliente de esta manera le ahorramos tiempo. 

Por esta razón, hay que tener muy clara la documentación a presentar y no entregar la información a medias o desactualizada. No todos los bancos pien la misma información por eso es muy importante ponerse en contacto con las entidades para saber que papeles especificos necesitan.

Documentación general para pedir una hipoteca

Hay una serie de documentos e información que se nos solicitará en cualquier caso, sea cual sea nuestro tipo de contrato o actividad laboral o profesional. Para el caso de los avalistas, se solicita la misma documentación que para los titulares de la hipoteca.

Habitualmente surgen problemas cuando se piden las escrituras de propiedad a los avalistas, que no quieren entregarlas pensando que así quedarán sus propiedades libres si no se paga al día la hipoteca. Es un sin sentido, ya que el banco puede acceder a esta información simplemente haciendo una búsqueda en el Registro de la Propiedad.

Un avalista responde con todos sus bienes presentes y futuros, esconda o no las escrituras. De hecho, lo ideal sería hipotecar una parte de la vivienda de los garantes como segunda garantía, en lugar de firmar como avalistas (es la figura del hipotecante no deudor).

Nunca debe faltar en un expediente hipotecario:

  1. Los NIF o NIE en vigor (documentos acreditativos de la persona).
  2. Vida laboral actualizada. Se puede pedir una por teléfono o por Internet a la Seguridad Social.
  3. Declaración del IRPF más reciente.
  4. Extracto bancario de los últimos meses. No todos los bancos lo piden, pero desde luego deberemos presentarla voluntariamente si no tenemos nada que esconder (pagos de tarjeta no declaradas, descubiertos o embargos).
  5. Contrato de arras (si se tiene) o la escritura de compra-venta y del préstamo hipotecario (si vamos a solicitar una subrogación o una reunificación de deudas). También nos van a solicitar en recibo del IBI (contribución).
  6. Escrituras o notas simples actualizadas de todas las propiedades que se tengan.
  7. Últimos recibos pagados de los préstamos que tengamos. 
  8. Contrato de alquiler y últimos recibos si actualmente estamos viviendo en una casa arrendada.
  9. Justificantes de otros ingresos o rentas.

Además de esta documentación general, según seamos trabajadores por cuenta ajena (asalariados), por cuenta propia (autónomos) o empresas se nos pedirá una documentación específica.

Documentacion de los asalariados

Dado que tenemos una relación laboral que es la que nos genera ingresos cada mes, nos pedirán:

  1. El contrato laboral en vigor. Si no estamos contratados como indefinidos nos van a poner muchos más problemas que si estamos fijos.
  2. Tres últimas nóminas. Puede que nos pidan más nóminas, según criterio de cada entidad financiera.

Documentación de los autónomos

Si el usuario es un trabajador autónomo, la entidad suele pedir más información. Dado que el autónomo no cobra si no trabaja, ni tiene derecho a indemnización si se queda sin negocio y además sus ingresos no suelen ser fijos, hay que presentar mucha más documentación para acreditar la capacidad de generar ingresos. ¿Cuáles son las dificultades de los autónomos a la hora de solicitar una hipoteca? 

Qué documentos tiene que preparar un trabajor autónomo: 

  1. Resumen anual del IVA del año anterior.
  2. Pagos trimestrales IVA año en curso.
  3. Pagos fraccionados del IRPF del año.
  4. Últimos recibos del pago de la Seguridad Social.
  5. Es recomendable tener un dossier con información del negocio, experiencia, mejores clientes y toda la información cualitativa que nos permita demostrar que somos expertos en nuestra actividad.

Documentación para sociedades

A no ser que seamos una empresa muy grande, es muy improbable que nos concedan una hipoteca a nombre de la sociedad sin que firmen los propietarios o administradores como avalistas. Entre la documentación a presentar se encuentra:

  1. Impuesto de Sociedades, si se está obligado a presentar.
  2. Balance y Cuenta de Pérdida y Ganancias actualizada.
  3. Escritura de constitución y demás escrituras de la empresa.
  4. Información sobre los principales clientes, proveedores, posición en el mercado y demás datos cuantitativos y cualitativos que acrediten la solvencia y profesionalidad del negocio.

Una vez recopilada la información nos queda lo más difícil, negociar las condiciones de la hipoteca. 

¿Estás buscando hipoteca?

iAhorro puede hacer más que solamente informarte. Nuestros expertos pueden encontrar la mejor hipoteca para tu situación individual. Es un servicio totalmente gratis y sin compromiso.