• Creado: 13/09/2017
    Seguros

    Efectivamente lo lógico es hacer seguros de vida vinculados a los préstamos en los que el capital asegurado se acomode al saldo pendiente en cada momento, pero esto trae consigo que se cobre menos y genere menos comisiones, como al fin y al cabo el hacerlos de capital constante supone un beneficio para los beneficiarios,en caso de producirse un fallecimiento, los suelen contratar de esta forma.

    El exceso sobre el capital pendiente estaría garantizado para los familiares. Pero claro es cierto que lo exigible sería lo que se debe y nada más y el precio se iría sino reduciendo, por ser cada año un poco mayor, si sería un precio muy inferior al que paga.

    Como tiene suerte de disponer de un seguro de la modalidad anual renovable, lo que debería hacer es con una antelación superior a 1 mes al vencimiento del seguro, comunicar por escrito su decisión de no renovar al vencimiento.

    Y consultar con una Aseguradora independiente de la Banca o con un Corredor de seguros profesional independiente, un seguro de vida que se ajuste al saldo actual y en lo posible se acomode a un capital decreciente. Yo le animaría a hacerlo constante porque ya verá como rebaja mucho el precio del seguro, y no es malo tener un capital complementario. Eso sí ahora reducirlo ajustándolo a la deuda actual. Pero se puede hacer perfectamente.

    Un cordial saludo

    Responder