• responde la pregunta de Anónimo
    Creado: 11/10/2017
    Seguros

    Hola, 

    Ambos seguros tienen una obvia vinculación con el contrato de préstamo hipotecario; muerto este, deben seguir el mismo destino pues desapareció el riesgo que pretendían cubrir.

    Por tanto, procede la anulación. 

    A continuación tenemos dos posibilidades, en función de lo que hayas pactado en el contrato de seguro:

    • el asegurador (no el banco) debe devolverte la prima no consumida lo cual exigiría, de paso, que te hubieran contado qué prima te correspondía pagar año a año pero eso no te lo habrán dicho.
    • como alternativa a lo anterior puede que el asegurador no se comprometa a devolverte las primas pagadas de futuras anualidades, no consumidas, sino la "provisión matemática" de las mismas, es decir, descontando a las primas o precio pagado los gastos de la aseguradora y las comisiones de venta del banco que fueron pagadas al inicio del seguro. Es decir, que aunque no agotes el plazo tendrías que pagar la comisión de la venta de un periodo de seguro inexistente. 

    Ten en cuenta que hasta la entrada en vigor de la LOSSEAR y su Reglamento (las Leyes que regulan cómo funcionan las aseguradoras) la prima de seguro era indivisible por lo que deberían retener todo el dinero de la anualidad en que ejerces tu derecho de anular ese contrato por desaparición del riesgo que lo motiva. Con la LOSSEAR ese concepto de indivisibilidad desapareció y hoy día las aseguradoras deben provisionar el riesgo de extorno por lo que no vale que te pongan esa excusa.

    Dicho esto, el importe deberían devolvértelo a ti pues tu lo financiaste pero es bastante probable que el seguro se lo devuelva al banco, reduciendo el capital pendiente de amortizar en ese mismo acto. Esta es una mala práctica puesto que el banco y el asegurador no son nadie para decidir el destino de un dinero que es tuyo mientras lo pagues de un modo u otro.

    En principio bastará un burofax dirigido al asegurador para que se inicie el proceso sin necesidad de gastar en abogados y pleitos.

    Contestando a tu planteamiento " el hecho de haber tenido 15.000 euros más de préstamo hipotecario implica que mi préstamo hipotecario se haya amortizado menos de lo que debería haberse amortizado si no hubiera existido ese importe." decirte que no es correcto. La amortización se realiza en base a un cierto tipo de interés y tiempo y esta queda definida de acuerdo con un ratio por recibo de acuerdo (habitualmente en España) al sistema francés. Por ello amortizas a la misma velocidad por 100€ que por 1000€ si bien, claro está, pagas más cuota en el segundo caso. Por ello no hay ningún perjuicio asociado a la velocidad de amortización.


    Otra cosa muy distinta es que, en su día, "tragaste" con esos seguros, probablemente porque si no te habrías quedado sin préstamo pues ese es el chantaje habitual que usa la banca. Obviamente eso disparó tu cuota mensual hipotecaria y lo hizo con seguros más caros - es lo general - que en el mercado libre y, por el hecho de cobrártelos de una tacada y financiarlos, has estado pagando intereses sobre ese sobrecoste durante años. 

    Puedes interponer una denuncia penal por la coacción y pedir responsabilidades civiles por el perjuicio causado pero es probable que te encuentres con un "¿Y por qué denuncia ahora y no entonces?"

    Respondo a tu pregunta "¿Cómo hago el cálculo?" de una forma sencilla: toma cualquier calculadora de préstamos de las que hay en el mercado, calcula la cuota de tu préstamo con los 15.000 de seguros y calcula la que habrías pagado sin esos 15.000. Echa cuentas de lo que hasta el momento has pagado de seguros por el efecto de financiarlos a esa terrible duración. Pero eso, insisto, no te ha supuesto ningún problema de amortización. Cada euro se amortiza a la misma velocidad, debas muchos o pocos.

    Saludos,

    Carlos Lluch
    @carloslluch
    esbroker.es


    Responder