Los 5 pasos de una compra colectiva
¿Quieres inscribirte a compras colectivas?

Las compras colectivas en España aterrizan con la apertura del mercado energético. El poder de decisión que obtuvieron los consumidores para elegir libremente la compañía eléctrica, independientemente de la zona en la que viviesen, ha propiciado que tímidamente se empiecen a propiciar compras colectivas.

La OCU ha sido la primera en organizar una compra colectiva de electricidad. Desde esa primera compra se ha sucedido una segunda,El mercado eléctrico completa su liberalización en el 2009 y se abre la puerta a las compras colectivas  también de electricidad, una de combustible y una de telefonía.

La compra colectiva es una práctica habitual en países como Reino Unido, Holanda, Bélgica, Francia… Era cuestión de tiempo que las empresas gestoras de las compras en esos países entrasen en el mercado español. Ya hay movimientos al respecto y te puedes unir AQUí al que pisa más fuerte para próximas compras colectivas. La inscripción no está vinculada con ningún compromiso, te explicamos cómo funciona:

1Encontrar el gestor. Lo primero es encontrar a alguien que organice una compra colectiva. Pueden ser asociaciones de consumidores o plataformas de ahorro. Estas empresas buscan candidatos dispuestos a oír propuestas diferentes por servicios básicos de suministros. El objetivo es buscar el ahorro.

2- Inscribirse. Inscribirse en la compra colectiva que nos interese es tan fácil como dejar nuestros datos. La tabla de inscripción suele pedir pocos datos y básicos ya que en un primer momento la inscripción es una señal de interés, tendremos que esperar para confirmar. Es importante revisar la política de privacidad antes de dejar nuestros datos. Inscribirse abre una puerta al ahorro sin ataduras, sin condicionamientos ni obligaciones; será en un paso posterior cuando aceptes, o no, la tarifa que te ofrezcan.

3- Estudiar la oferta. Tras la inscripción de todos los participantes en la oferta la gestora de la acción abrirá la subasta. Se trata de una subasta inversa en la que las apuestas deberían ir a la baja, en vez de ¿Cuánto tendrías que ahorrar para cambiar de compañía?aumentar el precio por un productos se estudian ofertas por un servicio, teniendo en cuenta que la más interesante suele ser la que ofrezca el servicio por el precio más bajo.

4- Aceptar la oferta. Al terminar la subasta sabremos el precio final al que obtendremos el servicio. En ese momento sí tenemos que decidir si nos interesa inscribirnos o, por el contrario, no nos interesa. Hasta ese momento no nos habíamos comprometido a nada, solo habíamos abierto, mediante una inscripción, la posibilidad de optar al precio final de la subasta.

5- Beneficiarte del ahorro. El ahorro se aplicará dependiendo del tipo de producto o servicio objeto de la subasta. Si se trata de energía, simplemente habrá que hacer un trámite inicial para el cambio de compañía. Si se trata de otros productos como la combustible se usan otros procedimientos como expedir una tarjeta con descuentos. Este ha sido el caso de la subasta colectiva en España ganada por Cepsa. La compañía, para aplicar el descuento de hasta 8 céntimos, expedía tarjetas a nombre de los beneficiarios para obtener el descuento acordado.

Analizamos tu caso gratis y sin compromiso

Analizar mi caso