Los mejores préstamos personales del mercado

El índice de iAhorro valora objetivamente las características de los préstamos personales


Los préstamos personales tienen bastantes características, algunas de ellas son comunes a todos los préstamos y otras son características de solo unos pocos. La combinación entre ambos tipos es lo que define un préstamo. Las variables que definen un buen préstamo son muchas por eso apoyarse en un comparador como iAhorro ayuda a definirlo de un modo objetivo y realizar decisiones con la mejor información.

Preguntas frecuentes sobre mejores préstamos


Para buscar los préstamos personales más baratos es recomendable ayudarse de un comparador financiero. De esta manera, el cliente podrá conocer todos los tipos de productos bancarios consiguiendo la opción que mejor se ajuste a sus necesidades e intereses.  

La mejor opción para encontrar el préstamo que mejor se adapte a los intereses del usuario es realizar un estudio previo y detallado de todos los que oferte el mercado.

La llegada de las nuevas tecnologías ha hecho que aparezcan productos a los que acceder a través de la web, la banca no se escapa a esta tendencia. Contratar un préstamo online tiene varias fases. Para contratar un préstamo online existen diversas vías. Recurrir a la página web de las entidades es una opción, pero también encontramos comparadores que estudian el mercado para ayudar al cliente a elegir el préstamo online más adecuado y conectan a la entidad con el usuario.

En caso de solicitar una cantidad económica a través de la web de una entidad, el primer paso consiste en rellenar un formulario con los datos del usuario, por ejemplo, la cantidad de dinero requerida o el plazo de devolución. Cuando la entidad revisa cada caso comunica si aprueba o no la solicitud de préstamo online. En caso afirmativo, se enviará la documentación requerida por la entidad.

 

Los préstamos más frecuentes para solicitar una cantidad económica en un momento determinado son los préstamos personales.

En cuanto al plazo de vencimiento, encontramos préstamos a corto plazo (préstamos que no superan el año), a medio plazo (con un vencimiento entre uno y tres años) y a largo plazo (concedidos por un plazo mayor a tres años.)

Las comisiones son unas características puntuales que definen un préstamo respecto a los otros. Los tipos de comisiones pueden ser varios. Como ocurre en el caso de los préstamos hipotecarios, es frecuente que las entidades determinen diversos tipos de comisiones para contratar los productos bancarios que ofertan. Por ejemplo, la comisión de apertura es una cantidad negociable que la entidad financiera cobra a los clientes cuando se contrata un préstamo, o la comisión por desistimiento, cantidad económica que la entidad financiera recibe en caso de que el cliente cancele parcial o totalmente un préstamo. El porcentaje de esta comisión varía según el tiempo con el que se realice.  

Según las necesidades de cada usuario, los préstamos pueden ser desde 1 a 3 meses hasta 8 o 9 años. El cliente elegirá las cuotas que mejor se ajusten a sus intereses.

Los motivos más frecuentes para solicitar un préstamo pasan desde solventar las deudas adquiridas durante el tiempo, financiar la compra la de un vehículo, cubrir los gastos que suponen las reformas el hogar o planificar unas vacaciones.

¿Por qué comparar los mejores préstamos personales?


Comparar entre los mejores préstamos personales que oferta el mercado es un buen ejercicio para encontrar aquel que mejor se ajuste a tus necesidades. Para ello, la mejor opción es recurrir a analistas o comparadores financieros como iAhorro.com. Sus expertos independientes te ayudarán a elegir, mediante un servicio personalizado, el préstamo personal más afín a tus necesidades. También, evitarán que pagues más dinero de lo necesario por contratarlo.

El índice de iAhorro pondera características de los préstamos para darles un valor. Todos los préstamos están regidos por el mismo algoritmo por lo que son objetivos.

Además, iAhorro pone a disposición del usuario la Comunidad de iAhorradores. En este foro puedes lanzar cualquier tipo de duda las 24 horas del día sobre el producto a contratar y un grupo de expertos en ahorro e inversión responderán a tus preguntas de forma objetiva.

Entre las ventajas de comparar préstamos personales antes de su contratación encontramos:

 

  • Al revisar las características y condiciones de todos los préstamos que oferta el mercado financiero tendrás más posibilidades de elegir aquel que te permita ahorrar dinero.

 

  • Podrás elegir el préstamo con las mejores características para cubrir tus necesidades.

 

  • Aunque comparar requiere invertir tiempo conseguirás aumentar las posibilidades de escoger el préstamo adecuado sin arrepentirte en el futuro.

  Entre los aspectos a los que prestar especial atención a la hora de escoger los mejores préstamos personales destacamos:

 

  • La cantidad máxima y mínima. Cada préstamo personal nos permite solicitar un amplio rango de cantidades económicas, por lo que podemos financiar desde gastos pequeños, hasta la reforma del hogar o la compra de un coche.

 

  • Las comisiones. Estudiar el contrato detalladamente nos ayudará a no incrementar la cuantía del préstamo. Las más comunes son la comisión por estudio de la viabilidad del solicitante del préstamo, el usuario paga porque el banco estudie si ofrecerle el préstamo o no; la comisión de apertura, el cliente paga por los gastos que implica que una entidad bancaria inicie un préstamo y la comisión de cancelación, el prestatario tendrá que pagar una comisión si se cancela el préstamo antes del plazo temporal acordado en el contrato.

 

  • El plazo de tiempo en que la entidad bancaria permite devolver el préstamo. Un préstamo que te permita devolver el dinero en mayor límite temporal te ayudará a dosificar el importe de las cuotas.

 

  • El TIN y la TAE. Analizar los intereses de los préstamos personales impedirá que desembolsemos más dinero del deseado.

 

  • La cuota. En los préstamos personales, como en los préstamos hipotecarios podemos elegir el tipo de cuota. Los préstamos con cuota variable fluctúan dependiendo de un índice de referencia, generalmente del euríbor.

 

  • Los préstamos con cuota fija no dependen de ningún índice, por lo que el cliente pagará lo mismo durante toda la vida del préstamo.

 

  • Índice de endeudamiento. La capacidad de endeudamiento es el capital máximo por el que una persona puede acumular deudas sin poner en peligro su situación financiera. Antes de contratar un préstamo, la entidad puede calcular si tu capacidad de endeudamiento es apta o no para concederte el préstamo. Este índice no puede ser superior al 30% de tus ingresos.