Préstamos para autónomos

Son préstamos específicos para trabajadores con negocio propio

Las condiciones laborales de los autónomos son muy características por eso existen préstamos específicos adaptados. El hecho de no tener unos ingresos fijos asegurados de forma periódica por medio, por ejemplo, de nómina hace que los bancos busquen la solvencia para asumir el pago por otras vías. La búsqueda de financiación para autónomos será más rápida con la selección que previamente ha hecho iAhorro.


  • Facilita el acceso a la financiación para autónomos

  • Basados en las características laborales de los autónomos

  • Tanto para finalidades personales como profesionales

  • Los intereses se mantienen en las franjas generales

¡Contratable online!

Cuota: 194 €/Mes

TAE: 6,12%

Plazo devolución: 5 años

Apertura: 0%

Es un producto sin comisiones y sin cambiar de banco

No está sujeto a productos vinculados

Contratar online
¡Contratable online!

Cuota: 209 €/Mes

TAE: 15%

Plazo devolución: 0 días

Apertura: 0%

Permite ASNEF

Tendrás disponible tu dinero en 24 horas

Contratar online
¡Contratable online!

Cuota: 214 €/Mes

TAE: 19,8%

Plazo devolución: 36 días

Apertura: 0%

Opción para aquellos con dificultad en el acceso a préstamos tradicionales.

Préstamo avalado con tu coche, sin cambio titular, sin dejar de conducir.

Contratar online
¡Contratable online!

Cuota: 218 €/Mes

TAE: 24%

Plazo devolución: 70 días

Apertura: 0%

Ofrece flexibilidad en el pago

Permite contratación online

Contratar online
¡Contratable online!

Cuota: 231 €/Mes

TAE: 49,9%

Plazo devolución: 3 años

Apertura: 0%

Sin comisiones

Contratar online

Cuota: 194 €/Mes

TAE: 6,12%

Plazo devolución: 0 días

Apertura: 0%

Sin comisiones

No es necesario cambiar de banco

Cuota: 195 €/Mes

TAE: 6,43%

Plazo devolución: 0 días

Apertura: 0%

No tiene comisiones de estudio ni apertura

No está sujeto a productos vinculados

Cuota: 197 €/Mes

TAE: 7,18%

Plazo devolución: 0 días

Apertura: 0%

no conlleva comisión de estudio ni apertura

Requiere domiciliación de nómina

Cuota: 197 €/Mes

TAE: 7,23%

Plazo devolución: 0 días

Apertura: 0%

Sin comisiones

Contratación online y a través del teléfono móvil

Cuota: 199 €/Mes

TAE: 8,15%

Plazo devolución: 8 años

Apertura: 2,30%

No tiene comisión de estudio

Requiere domiciliación de nómina

Preguntas frecuentes sobre préstamos para autónomos


¿Qué condiciones necesita un autónomo para solicitar un préstamo?

Un autónomo es un tipo de trabajador encargado de realizar actividades económicas a título lucrativo de manera regular y por su propia cuenta. También son designados como trabajadores por cuenta propia o empresarios individuales.

Los autónomos se benefician de diversas ventajas, por ejemplo, pueden tomar sus propias decisiones sin tener jefes que les manden. Pero la principal desventaja a la que se tienen que enfrentar es que no poseen un contrato de trabajo con alguna empresa que les asegure recibir una nómina cada mes.

Por esto, si su trabajo diario no les permite recibir ingresos suficientes pueden tener problemas económicos.

Como consecuencia resaltamos que estos trabajadores encuentran más dificultades a la hora de solicitar un préstamo a entidades bancarias o financieras.

En caso de no disponer de unos ingresos mínimos y/o estables se requerirá un aval.

Un aval bancario es una operación de garantía por la que un avalista, normalmente un banco, se compromete a asumir el cumplimiento de la obligación económica de la persona a quien avala ante una entidad en caso de que el avalado no sea solvente para hacerlo.

En cuanto a los requisitos para solicitar un préstamo para autónomos, es necesario que el trabajador autónomo presente una fotocopia de alta como autónomo y que demuestre la antigüedad en la empresa.

También, debe informar de su plan de negocio y del presupuesto que supondrá la inversión que desea realizar.

Tendrá que presentar la declaración de Hacienda de los últimos 3 años y el último pago a la Seguridad Social.

Además, es importante que facilite un documento donde justifique sus ingresos y que éstos demuestren la estabilidad económica del autónomo necesaria para la concesión del préstamo.

Por último, en caso de tener otras operaciones de financiación en curso, debe mostrar los detalles.  

¿Qué cantidad máxima puede solicitar un autónomo?

El plan de cada autónomo es distinto, así como sus características por lo que las entidades realizan un estudio personalizado. La cantidad de dinero que ofrecen en un préstamo para autónomos queda condicionada a estos factores.

En cuanto a cómo tributan los autónomos podemos destacar que comenzar cualquier actividad empresarial o profesional implica el cumplimiento de diferentes obligaciones fiscales de carácter estatal. Una vez se comience la actividad, el autónomo tendrá que tributar en el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF), y también, deberá realizar pagos fraccionados y la declaración anual.

El rendimiento de las actividades económicas se determina según se aplique un método u otro. Estos métodos son los siguientes:

 

  • La estimación directa, los rendimientos se determinan siguiendo el procedimiento que determina el Impuesto sobre Sociedades. Los impuestos que se pagan dependen de los ingresos, incluido el consumo propio y se restan los gastos requeridos para su obtención.

 

  • La estimación objetiva constituye los rendimientos de las actividades empresariales de las personas físicas. En esta modalidad, el rendimiento neto tributario se fija en función de parámetros objetivos tales como el número de trabajadores que realizan una actividad. El Ministerio de Economía y Hacienda establecen estos parámetros en función del tipo de actividad.

 

¿Me pedirán un aval especial por ser autónomo?

Los avales que se piden en caso de préstamos para autónomos vienen en función del riesgo de la persona que solicite estos préstamos. Suele tratarse de avales personales, aunque existen otras garantías adicionales como la pignoración de acciones o las participaciones en un fondo de inversión.

¿Necesito tener una facturación mínima para obtener un préstamo?

En principio, dependerá del importe del préstamo y del fondo; lo importante en estos casos es que contablemente se generen los beneficios suficientes para pagar las deudas de forma holgada.

 

¿Qué documentación le exigirán a un autónomo para solicitar un préstamo?

Es necesario que el autónomo presente diversos documentos:

  • Una fotocopia donde demuestre que está dado de alta como autónomo y también, la antigüedad de la empresa.

 

  • El plan de negocio que va a llevar a cabo y el presupuesto de la inversión que desea efectuar.

 

  • La declaración de Hacienda de los últimos tres años y el recibo del último abono a la Seguridad Social.

 

  • Un justificante que refleje sus ingresos y además, debe mostrar que son regulares y estables.

 

  • En caso de tenerlas en curso, debe aportar los detalles de otras operaciones financieras.

¿Cómo conseguir préstamos para autónomos?


El colectivo de los autónomos es una de las partes más importantes dentro del tejido empresarial de España. Sin embargo, las ayudas para autónomos se conceden bajo unos estrictos requisitos.

Encontramos diferentes tipos de autónomos. Los más significativos son los autónomos y los autónomos societarios, aunque también destacan otras clases:

 

  • Los trabajadores autónomos: son personas que habitualmente gestionan su negocio en su propio nombre y pueden contratar a otros trabajadores. Pueden realizar actividades que contemple la Sección Primera de IAE, por ejemplo, actividades de fabricación, explotación y comercio.

 

  • Los autónomos societarios: son personas cuyos negocios tienen una cierta dimensión, por lo que pueden constituir una sociedad para que su responsabilidad quede delimitada solo al capital social y a los bienes que sean propiedad de la compañía. Los socios administradores no pueden cotizar a la Seguridad Social como trabajadores por cuenta ajena. Deben estar dados de alta en el Régimen Especial de los Trabajadores Autónomos (RETA). En las sociedades que estén formadas por varios socios solo cotizarán como autónomos los trabajadores que tengan el control efectivo, directo o indirecto de la empresa.

 

  • Los autónomos dependientes: son aquellos empresarios o profesionales capaces de facturar a un solo cliente el 75% o más del total de los ingresos que reciben. Estos no pueden tener trabajadores bajo su responsabilidad y deben elaborar por escrito un contrato con el cliente confirmando esta situación. Deben registrar dicho contrato en el Servicio Público de Empleo.  Estos autónomos también son denominados como Trabajador Económicamente Dependiente o TRADE.

 

  • Los autónomos profesionales: son aquellos autónomos que desempeñan las denominadas como profesiones liberales. Las profesiones liberales se dividen en las que están colegiadas, es decir, los trabajadores pueden cotizar a través de las mutualidades de sus colegios, y las que no están colegiadas. Estos autónomos trabajan para más de un cliente, desde despachos o en su domicilio. Ejemplos de este tipo de autónomos son ingenieros, abogados, economistas o arquitectos.

 

 

  • Los autónomos colaboradores: estos autónomos son los cónyuges o familiares incluidos los de segundo grado (o hasta el tercer grado en el caso de los trabajadores del Sistema Especial de Trabajadores Autónomos) por consanguinidad, afinidad y adopción que realicen tareas con el trabajador autónomo de forma personal, habitual y directa, pero sin ser remunerados por ello. El proceso es más fácil que el de un autónomo normal, ya que solo es necesario darse de alta en la Seguridad Social como familiar colaborador y no es necesario darse de alta en Hacienda. Debe entregarse el libro de familia como documentación complementaria.

 

  • Los autónomos agrarios son personas que desarrollan actividades relacionadas con el sector agrícola. Estos autónomos se deben inscribir y darse de alta en el Sistema Especial para Trabajadores por Cuenta Propia Agrarios o SETA. Para ello, deben cumplir unas condiciones, por ejemplo, tener a su nombre una explotación agraria y recibir, al menos el 50% de su renta total por efectuar tareas agrarias u otras actividades complementarias, siempre que la parte de renta que obtenga directamente de la actividad agrícola que realice en su explotación no baje del 25% de su renta total y el tiempo total de trabajo que destine a actividades agrarias u otras actividades complementarias, supere a la mitad del tiempo total de su trabajo.

Los emprendedores destacan por su importancia tanto cualitativa como cuantitativa y por ello constituyen un importante motor dentro de la economía española, ya que cuentan con una alta capacidad para generar empleo. Resulta fundamental apoyar este tipo de iniciativas emprendedoras y facilitar el acceso a las subvenciones para autónomos.

Sobre los préstamos para autónomos cada entidad establece sus propios requisitos y condiciones, así como las cuantías, que pueden llegar hasta los 500.000 euros. La cantidad concedida dependerá del riesgo de cada proyecto, basado en el plan del emprendedor y de sus características. También está supeditada a la facturación anual.

Antes de solicitar un préstamo autónomo se debe estudiar cada caso y fijarse en las posibles comisiones que puedan encarecer el precio del crédito. Tampoco conviene decantarse por la primera opción que nos ofrezcan, hay que comparar entre diferentes posibilidades. Una herramienta muy útil es iAhorro.com y su comparador de préstamos.

La mejor opción de préstamos para autónomos pasa por comparar detenidamente todas las posibilidades y analizar cada caso, pues existe una financiación ideal para cada persona.