Los brokers son personas o entidades que actúan como intermediarios entre un comprador y un vendedor en una transacción de valores, cobrando una comisión.

Generalmente es un agente independiente encargado de poner de acuerdo a compradores y vendedores de un determinado producto. Puede representar al comprador o al vendedor, pero no a los dos al mismo tiempo.

Los brokers cobran una comisión por llevar a cabo la operación llamada coste de intermediación. Las comisiones se establecen sin límites legales. Aunque son negociables y suelen depender del volumen de las operaciones y de la cantidad de efectivo implicado. En cualquier caso, están obligados a hacer públicas sus tarifas y comunicarlas a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

¿Qué requisitos se necesitan?

Para poder ser bróker no es obligatorio tener un título universitario, pero las agencias y sociedades de valores suelen preferir a gente preparada y a priori cualificada para un buen desempeño de esta actividad. Las carreras recomendadas son aquellas que te proporcionan conocimientos matemáticos y financieros.

Además serán necesarios los siguientes requisitos:
1.    Estar registrados en la Comisión Nacional del Mercado de Valores.
2.   Licencia de Operador de SIBE. Esta licencia es necesaria para poder operar en la Bolsa. Acredita los conocimientos suficientes para poder actuar en el Sistema de Interconexión Bursátil Español.
3.   Licencia de Operador MEFF. Es imprescindible para poder actuar en el Mercado Secundario Oficial de Futuros y Opciones MEFF.
4.    Licencia de Operador BME Clearing. Certifica que la persona que ha superado el examen correspondiente tiene los conocimientos necesarios para la gestión del riesgo y poder realizar tareas de compensación, liquidación y registro.
5.    Estar exentos de condenas o delitos castigados judicial o administrativamente por las autoridades correspondientes.
6.    Poseer solvencia económica para poder responder a sus operaciones o la de sus clientes.
7.    Acatar y cumplir todas las normas de liquidez ordenadas por la CNMV en cuanto a los productos contratados  y sus características determinadas.
8.    Rendir cuentas anuales mediante auditorías externas independientes y mostrar la información requerida de todas sus operaciones.

El valor añadido de un broker

Habitualmente, las compañías aparte de requerir conocimientos financieros y tener muy en cuenta el tener una carrera universitaria tienen en cuenta otro tipo de cualidades:
1.   Dotes comerciales. Captar clientes, llevar a cabo inversiones y ganar comisiones. Sirven para conseguir el objetivo último de esta profesión.
2.    Inglés. Es un aspecto importante ya que la mayoría de la información que maneja un bróker está en este idioma.
3.   Conocimientos informáticos. El ordenador es una de las herramientas básicas ya que habrá que mirar gráficos en tiempo real  para poder conocer la situación en cada momento.
4.  Paciencia. Controlar las situaciones imprevistas de los mercados y no tomar decisiones erróneas que produzcan la pérdida de importantes cantidades de dinero.
5.    Trabajar bajo presión. Multitud de llamadas de teléfono de inversores y accionistas, reuniones, captaciones de posibles clientes, análisis de gráficos y estar pendiente del movimiento del mercado. Todo eso suele pasar durante un día de trabajo, por lo que lo más importante es aprender a trabajar bajo presión.

¿Cumples con todos los requisitos?