Descubre las mejores tarjetas del mercado

Encuentra la tarjeta que mejor se adapte a tu estilo de vida

Tarjetas de crédito, de débito, monedero, de fidelización… En la actualidad podemos encontrar un amplio abanico de tarjetas. Si no sabes en qué consiste cada una de ellas y cómo les puedes sacar el máximo partido puedes recurrir a un comparador financiero como iAhorro donde encontrarás la información necesaria para escoger la que mejor se adapte a tus necesidades.

Preguntas frecuentes sobre tarjeta


Las mejores tarjetas de crédito ofrecen distintas ventajas que van desde los descuentos y devoluciones por realizar pagos con tarjeta de crédito en cualquier establecimiento hasta seguros gratuitos de protección en compras online, asistencia de viajes, etc. Por otro lado, la mayoría de las tarjetas permiten la devolución del dinero dispuesto sin intereses dentro de un plazo establecido, lo que permite que no nos cobren demás por ellas.

Encontramos otras ventajas, por ejemplo, una tarjeta de crédito se asocia una serie de prestaciones adicionales como seguros de viaje o de robo, programas de puntos y, sobre todo, con ventaja de gestionar los gastos con pagos a plazos. Con una tarjeta de crédito puedes financiar en varias cuotas el pago de productos con un coste elevado y así, comprarlos más cómodamente.

Las tarjetas que no necesitan una cuenta asociada cada vez son más frecuentes, actúan como un monedero permitiendo al cliente utilizar el dinero que carguen en ella.

Otras tarjetas como las que expiden los Neobancos suelen estar libres de comisiones, se contratan fácilmente y son la mejor opción para realizar pagos a bajo coste en todo el mundo.

Las tarjetas de fidelización permiten al usuario disfrutar de descuentos, promociones y regalos.  

Las tarjetas de crédito cuentan con intereses en función del tipo de pago que elige el cliente. De esta manera, los que eligen el pago a final de mes contarán, habitualmente, con un interés 0, mientras que los que eligen el pago aplazado encontrarán intereses que variarán en función de la tarjeta y la entidad emisora. En torno al 26% TAE suele ser el interés medio que tienen.

Las tarjetas de crédito son un buen recurso financiero en la economía doméstica. Sin embargo, financiar tus compras con la tarjeta de crédito puede convertirse en un arma de doble filo si no se utilizan correctamente. Por eso es importante conocer las características de cada producto desde su contratación.

Cada tarjeta de crédito tiene unas características diferentes, pero debemos tener precaución para asegurarnos de su buen uso:

 

  •  Infórmate de las características de la tarjeta de crédito. Es necesario tener conocimiento del producto antes de contratarlo, así como de sus comisiones e intereses.

 

  • El crédito de la tarjeta de crédito debe utilizarse solo ante una urgencia. Si pagas a plazos, los bancos obtienen beneficios porque los intereses son más elevados que en cualquier crédito de consumo tradicional. Por eso no debes pagar con tarjeta de crédito la hipoteca o la factura de la luz.

 

  • Evita usarla como vía para conseguir dinero en efectivo. Tienen comisiones elevadas por sacar dinero de un cajero o transferir dinero a otra cuenta diferente.

 

  • Cuidado con los intereses cuando pagas a plazos. Los intereses que corresponden a los pagos aplazados con las tarjetas de crédito son elevados, por ello si necesitas optar por esta vía es necesario ser consciente de cuánto te costaría aplazar la compra.

 

  • Pon atención a la cuota cuando pagas a plazos. Esto modificará el importe de los intereses que debes abonar. Las cuotas están compuestas de los intereses y una parte del coste total del producto. Cuanto mayor sea la cuota la deuda se alargará menos en el tiempo y tendrás que pagar menos por los intereses.

A la hora de solicitar una tarjeta de crédito hay que conocer los altos intereses que pueden cobrar en caso de no pagarse el dispuesto en el plazo establecido. También es bueno saber que las tarjetas de crédito son una alternativa para conseguir financiación.

En cuanto al proceso de contratación de la tarjeta de crédito, las entidades bancarias suelen exigir ciertos requisitos:

  • Ser mayor de 18 años.
  • Demostrar que recibes ingresos con un importe mínimo.
  • Disponer con un buen historial crediticio.
  • El documento nacional de identidad (DNI.)
  • Una cuenta bancaria para domiciliar el pago del dinero prestado.

En muchas entidades te ofrecen la contratación de tarjetas de crédito gratis, siempre que se sea cliente de dicha entidad y con una cuota anual también gratuita. Sin embargo, es posible que otros bancos cobren comisiones.

Las comisiones son la cantidad económica que debes abonar al banco como consecuencia de acceder a los servicios que ofrecen. Las comisiones más comunes que nos cobran los bancos a la hora de contratar una tarjeta son la comisión por apertura o mantenimiento.

La comisión por apertura es la cantidad económica que un banco cobra al usuario por formalizar el contrato de prestación de la tarjeta.

La comisión por mantenimiento es la cantidad de dinero que un banco cobra al usuario por la gestión y el mantenimiento de la tarjeta que contrata.

 

Un usuario puede solicitar tantas tarjetas como desee, siempre que cumpla con los requisitos que establecen las entidades o bancos. Normalmente la concesión de una tarjeta de crédito va en función del salario o nómina que se percibe. Del mismo modo, al solicitar una tarjeta de crédito con ASNEF resulta muy probable que no la concedan, por estar registrado en un fichero de morosidad.

La Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito (ASNEF) es una de las listas de morosidad más populares y utilizadas entre las empresas y entidades bancarias en España. Esta Asociación gestiona una base de datos donde figuran todos los datos de los impagos sobre un particular o empresa.

También los bancos pueden impedir que contrates una tarjeta de crédito si apareces en otra lista como RAI.

RAI (Registro de Aceptaciones Impagadas) es un fichero de morosos que muestra el incumplimiento de las obligaciones pagaré. Este fichero solo alberga los impagos de las personas jurídicas para conseguir mejorar la gestión financiera.  

¿Cómo conseguir las mejores tarjetas del mercado?


Para elegir la mejor tarjeta del mercado hay que considerar varios aspectos. En primer lugar, hay que conocer los tipos de tarjetas bancarias que podemos contratar y escoger la que mejor se adapte a tus intereses y preferencias.

Las tarjetas de crédito son las más indicadas para los clientes que quieran obtener financiación a corto plazo. Permiten comprar bienes o servicios sin necesidad de tener dinero en la cuenta. El banco cede el dinero mediante una línea de crédito que acuerda con el cliente. Este contrae automáticamente una deuda con la entidad emisora. Esta línea o límite de crédito varía en función de la capacidad económica del titular. Existe la opción de que el usuario salde toda la deuda o de que realice un pago mínimo. En este caso, la deuda pendiente acumula nuevos intereses que varían según lo estipulado en el contrato.

En el caso de contratar una tarjeta de crédito, el cliente debe prestar atención a los intereses que tendrá que pagar por aplazar los pagos en el tiempo.

Las tarjetas de débito son las más adecuadas para los clientes que prefieran realizar operaciones financieras solo con el saldo disponible en su cuenta. Los pagos que se realicen con estas tarjetas se cargan directamente en la cuenta bancaria del usuario.

Las tarjetas de fidelización son tarjetas que ofrecen al cliente regalos, descuentos y promociones. Estas tarjetas se ajustan a los clientes que busquen beneficiarse de las ventajas que suponen ser fiel a una empresa.

Las tarjetas prepago permiten que el cliente cargue una cuantía económica para realizar operaciones hasta que se liquide el importe ingresado. Son apropiadas para clientes que no quieran vincular su tarjeta a una cuenta bancaria.

Las tarjetas contacless permiten realizar pagos cómodamente. Mediante la tecnología NFC (near field communication), solo tendrás que acercar la tarjeta sobre el TPV del establecimiento y en cuestión de segundos tu compra se realizará con éxito.

Las tarjetas virtuales son las más indicadas para clientes con un perfil tecnológico y que prioricen realizar pagos electrónicos u online. Para utilizarlas con el móvil, es necesario que el establecimiento disponga de un TPV con tecnología contactless.

Estas tarjetas permiten ahorrar espacio en la cartera porque el pago se efectúa mediante un dispositivo móvil. Suponen una tendencia en la que están girando muchas de las transacciones bancarias más habituales. La mayoría de los bancos lo ofrecen como una opción en paralelo a la tarjeta tradicional.

Las tarjetas de neobancos o bancos digitales son aquellas que expiden este tipo de bancos. Los neobancos o NeoBanks son bancos digitales, indicados para clientes con un perfil moderno que prioricen realizar operaciones bancarias por internet.

Se caracterizan por estar libres de comisiones, se contratan fácilmente y están indicadas para realizar pagos a bajo coste en todo el mundo. Las entidades bancarias están promocionando cada vez más un nuevo tipo de tarjetas libres de comisiones: las tarjetas sin comisiones.

Las operaciones de los neobancos se realizan por internet o por su aplicación y ofrecen los mismos servicios que un banco tradicional. La característica principal de los NeoBanks es que se trata de bancos de tamaño muy inferior a los bancos tradicionales, que compiten con estos tratando de ofrecer un mejor servicio y a un mejor precio. La mayoría de NeoBanks no tienen presencia física y se centran en dar una experiencia solo por internet.

Entre sus características destacan su facilidad de uso, bajos costes, el fácil entendimiento de las condiciones de sus productos y la claridad en que muestran las comisiones.