Las mejores tarjetas sin cambiar de banco

Consigue tu tarjeta de forma rápida y sin tener que cambiar la nómina  

Las tarjetas sin cambiar de banco te ofrecen grandes ventajas frente a las tradicionales. Puedes financiar tus gastos y pagar tus compras sin pagar comisiones. La mayoría de estas tarjetas son gratis por lo que no tendrás que pagar nada por contratarlas. En el iAhorro puedes ver las características de cada una de estas tarjetas para elegir aquella que mejor se adapte a tu estilo de vida.

Preguntas frecuentes sobre sin cambiar de banco


La principal ventaja que ofrecen las tarjetas sin cambiar de banco es la comodidad, ya que no es necesario abrir una cuenta bancaria nueva para poder disfrutar de su uso. Los cobros de esta tarjeta quedarán domiciliados en la cuenta bancaria de tu entidad habitual.

Encontramos diferentes tipos de tarjetas que no exigen cambiar de banco, por ejemplo, las tarjetas de promoción, las tarjetas de fidelización, las tarjetas prepago, tarjetas de marcas o las tarjetas de los Neobanks o neobancos.

Otras ventajas de este tipo de tarjetas son:

  • Pueden contratarse mediante un proceso fácil y rápido.

 

  • No exigen ningún tipo de vinculación con los bancos, tampoco requieren que el cliente abra una cuenta bancaria. Esto facilita su cancelación en caso de que el cliente quiera prescindir de su tarjeta.

 

  • Algunas tarjetas bancarias sin cambiar de banco no obligan al usuario a pagar importes por comisiones de emisión o renovación.

¡No es necesario! Se trata de la principal ventaja, poder contratar tarjetas bancarias sin cambiar de banco, ya que simplemente, se necesita dar el número de la cuenta corriente que tienes en tu banco o entidad habitual y en la que realizarán los cobros del dinero dispuesto.

Otras tarjetas que no exigen que cambies de banco son las tarjetas prepago. Un ejemplo es la tarjeta prepago que ofrece Correos. Esta tarjeta ofrece la posibilidad a sus clientes de efectuar pagos de forma parecida a las tarjetas bancarias, pero aportando la seguridad y la capacidad de limitar el uso al saldo ingresado anteriormente en la misma. La tarjeta prepago de Correos cuenta con numerosas ventajas. Por ejemplo:

 

  • No requiere ser vinculada a ninguna cuenta bancaria.

 

  • Te permite adquirir bienes y servicios en más de 37 millones de comercios repartidos por diferentes países vinculados a la red de Mastercard.

 

  • Otorga la posibilidad al cliente de realizar compras online y en comercios físicos.

 

  • El cliente puede gestionar y limitar sus gastos porque únicamente puede utilizar el importe disponible que cargue en la tarjeta.

La mejor opción para realizar los trámites para conseguir una tarjeta sin cambiar de banco es a través de iAhorro.com. Mediante un análisis personalizado iAhorro.com muestra las mejores tarjetas sin la necesidad de cambiar de banco. El proceso no es inmediato, por lo que aquellos usuarios que deseen obtener una tarjeta de este tipo tendrán que tenerlo en cuenta.

Para contratar este tipo de tarjetas puedes utilizar dos vías:

  •  Grandes superficies: existen compañías y grandes supermercados que ofrecen las tarjetas sin cambiar de banco para que los usuarios las utilicen en sus establecimientos.

 

  • Entidades financieras: el cliente puede contratar una tarjeta sin cambiar de banco en entidades bancarias y financieras. El proceso de contratación puede ser por internet o presencialmente, en stands habilitados en zonas de paso.

 

 

El banco habitual del usuario no cobrará ninguna comisión, ni intereses al usuario por contratar una tarjeta de otra entidad y asociarla a la cuenta corriente habitual. El procedimiento es similar al del cobro de un recibo.

Las entidades emisoras de las tarjetas no obstaculizan la cancelación de las tarjetas de crédito sin cambiar de banco, aunque es interesante leerse la letra pequeña antes de firmar para evitar disgustos.

¿Cómo puedes conseguir las mejores tarjetas sin cambiar de banco?


Los usuarios cuentan con la posibilidad de solicitar tarjetas bancarias sin cambiar de banco, o lo que es lo mismo, contar con una tarjeta bancaria de otra entidad y que queda asociada a la cuenta corriente habitual del usuario.

La principal ventaja que tienen estas tarjetas bancarias es la de evitar abrir una cuenta corriente en otra entidad, ahorrando tiempo y papeleo. El único requisito es aportar el número de cuenta corriente habitual para que se realicen los cobros del dinero dispuesto.

Al contratar tarjetas sin cambiar de banco, la entidad en la que el usuario tiene su cuenta no aplica comisión alguna ni cobra intereses ya que el procedimiento es similar al del cobro de un recibo. El dinero dispuesto en estas tarjetas de crédito se cobra de la cuenta a la que está asociada.

A la hora de contratar tarjetas bancarias sin cambiar de banco lo más importante es ayudarse de iAhorro.com, ya que agiliza el proceso y realiza todos los trámites por ti. En iAhorro, el usuario contará con toda la información de manera gratuita y podrá acceder a las mejores ofertas del mercado.

Para solicitar este tipo de tarjetas los Neobanks o neobancos son opciones interesantes. Los Neobanks son bancos 100% digitales, trabajan mediante aplicaciones móviles y no operan con sucursales físicas. Entre las características de los Neobanks o neobancos destacan:

  • Los servicios financieros que ofertan son idénticos o muy parecidos a los que ofrecen los bancos tradicionales.

 

  • Incluyen diferentes divisas en un mismo producto. Permiten realizar operaciones a menor coste que un banco tradicional. Por ejemplo, las transferencias internacionales requieren un importe menor o retirar dinero del cajero en país es gratis o conlleva menos comisiones.

 

  •  Los clientes pueden contratar una cuenta en un país diferente al suyo. Se convierten en la mejor opción para aquellos clientes que viajen frecuentemente.

 

  • Realizan operaciones con los últimos avances tecnológicos lo que facilita la rapidez, agilidad y disminuir costes.

 

  • Trabajan de forma completamente digital. Esto te permite operar desde su aplicación móvil o desde su página web.

 

  • Permiten realizar operaciones con criptomonedas.

 

  • Mejoran la privacidad de sus clientes utilizando medidas de seguridad avanzadas como sistemas biométricos de huellas dactilares o reconocimiento facial.