Ahorra dinero con las mejores tarjetas descuento

Usa tus tarjetas y aprovéchate de sus descuentos  

Gasolineras, tiendas o actividades de ocio. Las tarjetas descuento cuentan con ofertas especiales en sus establecimientos asociados. Es una forma de sacar un mayor rendimiento a una tarjeta sin necesidad de cambiar de banco o sin pagar comisiones.  Algunas de estas tarjetas también facilitan las formas de pago. En iAhorro puedes encontrar una amplia variedad de estas tarjetas para que elijas la que más te convenga.

Preguntas frecuentes sobre tarjeta descuento


Las tarjetas de descuento son aquellas tarjetas bancarias que permiten a los usuarios gozar de ventajas en sus compras en diferentes establecimientos. Algunas ofrecen la devolución de un tanto por cierto del dinero gastado en la compra y otras presentan ofertas en establecimientos y eventos.

Otros tipos de tarjetas bancarias son:

Las tarjetas de débito. Son métodos de pago que posibilitan al usuario efectuar compras únicamente con el dinero disponible en la cuenta corriente asociada a su tarjeta.

Las tarjetas de fidelización. Mediante estas tarjetas el usuario puede disfrutar de regalos, descuentos exclusivos y diferentes promociones al comprar con esta tarjeta en la empresa emisora o en otros establecimientos asociados.

Las tarjetas prepago. Estas tarjetas no obligan al cliente a asociarlas a una cuenta bancaria. El usuario solo puede disponer del dinero que cargue en su tarjeta.

Las tarjetas contacless permiten al usuario beneficiarse de efectuar compras cómodamente. Utilizan la tecnología NFC (near field communication) y solo necesitas aproximar tu tarjeta sobre el TPV del comercio y en pocos instantes tu compra se habrá realizado con éxito.

Las tarjetas virtuales son idóneas para clientes modernos que apuesten por la tecnología y prefieran pagar mediante dispositivos electrónicos o vía online. El pago con estas tarjetas se realiza con el móvil y para ello, el TPV del establecimiento debe estar dotado con la tecnología contactless.

Las tarjetas de neobancos o bancos digitales están indicadas para usuarios modernos que encuentren beneficios en operar en internet. Los neobancos o Neobanks son los bancos encargados de emitirlas y entre sus características podemos destacar que se contratan de forma sencilla, no conllevan costes elevados por comisiones y a diferencias de las tarjetas emitidas por los bancos tradicionales, permiten operar gratis en el extranjero.

Otro tipo de tarjeta que se está ganando protagonismo en el mercado financiero son las tarjetas sin comisiones que se caracterizan por ser bajas o no tener comisiones.

Las tarjetas de crédito permiten al usuario realizar compras con su tarjeta, aunque no disponga de saldo suficiente para ello en su cuenta bancaria. Esto es así porque al contratar una tarjeta de crédito el usuario acuerda una línea de crédito con su banco en función de su capacidad económica. El cliente deberá devolver el importe cada final de mes o en cuotas todos los meses.

Las ventajas más habituales que se pueden encontrar en este tipo de tarjeta de descuento inmediato son la devolución en compras, descuentos en el precio de productos de supermercados y tiendas y diferentes ofertas para eventos.

Los descuentos más habituales que ofrecen las tarjetas de descuento son:

 

  • Descuentos en algunos espectáculos.
  • Descuentos en productos tecnológicos
  • Descuentos en moda
  • Descuentos en hostelería y alimentación
  • Descuentos en estaciones de servicio
  • Descuentos en aeropuertos
  • Descuentos en hoteles
  • Descuentos en alquiler de vehículos

Una labor importante es informarse sobre las condiciones que requieren los descuentos y consultar su funcionamiento. Por ejemplo, existen tarjetas que solo ofrecen descuentos en compras realizadas por internet y otras ofrecen descuentos sea cual sea el lugar de compra.  

Será la entidad emisora de la tarjeta de descuento la que establezca los establecimientos con los que se establece el acuerdo para la concesión de ventajas a los usuarios. Se pueden obtener ventajas en establecimientos como gasolineras y estaciones de servicio, supermercados, teatros, cines, hoteles, etc.

Los encargados de ofrecer las tarjetas de descuentos son las entidades bancarias tradicionales, las entidades financieras o los bancos fintech. Otros lugares donde podemos contratar estas tarjetas son los centros o cadenas comerciales ya que las emiten porque llegan a acuerdos con financieras.

Las tarjetas de descuento sirven como medio de pago y permiten a los clientes opciones ventajosas como acumular puntos canjeables en establecimientos o conseguir interesantes descuentos.

La mayoría de estas tarjetas de descuento permiten pagar como una tarjeta normal, es decir, pueden utilizarse para realizar pagos en cualquier establecimiento. Aunque lo más habitual es que se utilicen en los establecimientos en los que existen los descuentos para obtener beneficios.

Existen diversos tipos de tarjetas con descuentos:

  • Las tarjetas de crédito con descuentos. Funcionan como una tarjeta de crédito tradicional, por lo que permiten al usuario disponer de dinero, aunque no lo tengan en su cuenta bancaria. Esto es así porque el usuario contrata con la entidad una línea de crédito que se establece en función de su solvencia económica y tendrá que devolver la cantidad prestada a fin de mes o en cuotas mensuales. Las tarjetas de crédito pueden emitirse de manera gratuita y, además, permiten beneficiarse de múltiples descuentos y así ahorrar dinero.

 

  • Las tarjetas de débito con descuentos. Igual que las tarjetas de crédito, comparten su funcionamiento con las tarjetas de débito tradicionales. El cliente solo puede disponer de la liquidez disponible en su cuenta bancaria que asocie a la tarjeta. Al contrario de las tarjetas de crédito, no son un medio de financiación. Normalmente, estas tarjetas se emiten de forma gratuita y permiten al cliente contar con descuentos y promociones.

 

  • Las tarjetas prepago con descuentos. El usuario debe cargar una cantidad económica en su tarjeta antes de realizar operaciones con ella. Las principales características de estas tarjetas son que no permiten al cliente obtener financiación ni necesitan contar con una cuenta asociada. Aunque son las que menos descuentos proporcionan, permiten al usuario ahorrarse dinero en compras en internet.

 

  • Las tarjetas de fidelización. Son las tarjetas emitidas en supermercados y cadenas comerciales. Normalmente no permiten pagar con ellas, simplemente permiten asegurar que el cliente es socio del establecimiento o miembro de su club y así, poder disfrutar de descuentos al efectuar compras.

El principal beneficio de las empresas y entidades que emiten la tarjeta de descuento es la fidelización de los usuarios. A través de las ventajas, las empresas consiguen ganarse la confianza de las personas.

Además, también pueden conocer los hábitos de consumo de los usuarios para, posteriormente, ofrecerles nuevas ventajas más acordes con el uso de las tarjetas.

 

¿Cómo conseguir las mejores tarjetas descuento?


Disfrutar de los mejores descuentos y las ofertas más importantes en eventos y fiestas es muy sencillo de la mano de iAhorro.com. Gracias al comparador de productos bancarios los usuarios pueden encontrar la mejor tarjeta de descuento inmediato del mercado y ahorrarse un buen pellizco.

Estas tarjetas permiten conseguir descuentos en diferentes establecimientos como gasolineras, tiendas, supermercados, etc. Conciertos, exposiciones y otros eventos culturales, como conciertos, cine y teatro disponen de ofertas. Para conseguir estos descuentos los establecimientos y eventos deben estar asociados a la entidad o empresa emisora de dicha tarjeta.

Con estos descuentos, las entidades propietarias de las tarjetas se ganan la confianza de los usuarios y pueden conocer, al mismo tiempo, sus hábitos de consumo para ofrecerles nuevas ventajas más acordes a esos hábitos. Se trata de un proceso de fidelización que varía en función del uso de la tarjeta de descuento.

Las tarjetas de descuento pueden utilizarse como tarjetas de crédito normales o como sistema de almacenamiento de puntos. Bajo la modalidad de tarjetas bancaria, se puede realizar el pago en cualquier establecimiento, mientras que como tarjeta de almacenamiento de puntos su empleo se basará en la aplicación de descuentos en aquellas compras realizadas en establecimientos asociados.

Al igual que ocurre al contratar una tarjeta bancaria corriente, no debe uno fijarse únicamente en los descuentos que nos ofrece y buscar aquella que tenga un tipo de interés óptimo y bajo y el menor número de comisiones. Para ello, lo más importante es informarse y en caso de duda conseguir asesoramiento de expertos independientes como los que existen en la Comunidad de iAhorradores.

Los tipos de comisiones más comunes que conllevan las tarjetas bancarias son:

  • Comisión por emisión y mantenimiento: es el importe que debes abonar al banco para que te faciliten y gestionen tu tarjeta.

 

  • Comisión por segundo beneficiario: es la comisión que conlleva posibilitar a otra persona del uso de la tarjeta bancaria.

 

  • Comisión por retirada de efectivo en cajeros: extraer dinero de un cajero con la tarjeta de débito no suele conllevar ninguna comisión, sin embargo, si decides sacar dinero con la tarjeta de crédito debes tener en cuenta que tu banco te cobrará un importe extra.

 

  • Comisión por consultar el saldo o realizar movimientos en cajeros: si consultas el importe disponible en tu cuenta o realizas operaciones en cajeros ajenos a tu banco pueden cobrarte comisiones.

 

  • Comisiones por pagar en el extranjero: normalmente, las comisiones por pagar en países cuya moneda es el euro son gratis o como máximo del 3,5%. Sin embargo, las comisiones por pagar con tarjeta en países con otra divisa son más elevados y alcanzan el 3,95%.

 

  • Comisión por pago aplazado: es la comisión que debes asumir en caso de que devuelvas el dinero de tu tarjeta de crédito a plazos.