Las cinco mejores tarjetas para comprar por internet

El e-commerce, o comercio electrónico, tiene cada vez más adeptos. Son cada vez más los usuarios que ya no dudan a la hora de realizar sus compras a través de internet. Aunque siguen siendo muchos otros los que, todavía, se muestran reticentes a comprar con este método.

Ventajas de la compra online

Ofertas: las páginas webs de los comercios y tiendas suelen presentar ofertas que en la tienda física no existen. El principal motivo de estos precios tan competitivos suele ser el ahorro en costes fijos como el alquiler del local o el sueldo de los dependientes, entre otros.

Stock: la disponibilidad de tallas y productos es mayor en tiendas y comercios online que en las físicas. Así mismo, en poblaciones pequeñas las existencias estarán más limitadas por lo que el recurso de la compra a través de internet es muy útil.

Comodidad: evitar las largas colas y aglomeraciones como las que tienen lugar en navidades y en épocas de rebajas con la principal ventaja de esta forma de comercio. Sin lugar a dudas, realizar todo tipo de compras desde el sofá de casa y a cualquier hora es uno de los principales aliados.

Tiempo: comprar desde casa es muy sencillo gracias a las nuevas tecnologías. Todos contamos con un ordenador, móvil o Tablet que nos permite ahorrar tiempo, justo el que gastamos en ir hasta las tiendas físicas para realizar una compra.

Información: la descripción sobre un producto es más detallada en una página web que en el establecimiento o local. Lo cual agiliza la elección del producto.

Si hay ventajas, hay inconvenientes

Hábitos: si hay una frase que describe el comportamiento de los españoles es que ‘somos animales de costumbres’. Es por ello que solemos preferir acercarnos a la tienda o comercio físico a realizar nuestras compras.

Desconfianza: se trata del mayor problema que los usuarios ven a la hora de realizar sus compras a través de internet. Introducir datos personales como nombre, apellidos, número de cuenta, etc., crea cierta inseguridad, muy difícil de eliminar.

Trato: el factor social se pierde con las compras online, no sólo en la inexistencia de un dependiente que pueda atenderla personalmente, sino en el hecho de que ir de compras puede crear un vínculo social y personal con las personas que tenemos alrededor. Normalmente, vamos de compras acompañados.

Inmediatez: otro de los hándicap con los que cuenta la compra online. La capacidad de disponer inmediatamente del producto sólo se puede conseguir con una compra física.

Cinco mejores tarjetas

Una vez que hemos conocido los pros y los contras de comprar online, la elección queda en manos de los usuarios. Por lo que, para todos aquellos que se atrevan a dar el paso y para los que sigan comprando online os mostramos las mejores tarjetas con las que realizar sus adquisiciones a través de internet.

1. Tarjeta Visa Oro de Obsidiana 

• Tipo de tarjeta: Crédito
• Red de cajeros: 4B
• Ventajas: cuenta con un seguro de asistencia en viajes y otro de accidentes con cobertura de hasta 500.000 euros. No es necesario cambiar de banco y permite el acceso a Espacio Feliz. Sin comisiones por apertura o renovación y devuelven el 5% en compras aplazadas.

 
2. Cybertarjeta La Caixa 
 
 • Tipo de tarjeta: Prepago
 • Red de cajeros: Servired 
 • Ventajas: Tarjeta que permite compras a través de internet, recargándose con el importe exacto de la compra a través de cajeros de la Caixa o por teléfono. No tiene soporte físico y no es necesario facilitar datos de tu tarjeta, únicamente de la cybertarjeta. 

3. Tarjeta e-cash Banco Santander 

• Tipo de tarjeta: Prepago
• Red de cajeros: 4B
• Ventajas: puedes elegir de cuánto dinero disponer pudiéndose recargar a través de banca online, cajeros 4B o por teléfono. Tarjeta válida para cualquier compra por internet y sin cuota de emisión durante el primer año, ni en renovación (realizando tres compras al año). Seguro de accidentes gratuito para viajes pagados con la tarjeta.


4. Tarjeta Contactless Oficina Directa

• Tipo de Tarjeta: Débito
• Red de cajeros: 4B
• Ventajas: No tienen cuota anual de mantenimiento (necesario cuenta corriente vinculada con domiciliación de los ingresos mensuales). Sin comisión por retiradas de dinero en cajeros 4B. Ideal para compras diarias.


5. Tarjeta Virtual BBVA Wallet 

• Tipo de Tarjeta: Prepago
• Red de cajeros: Servired
• Ventajas: Sin necesidad de soporte físico para realizar compras por internet (es necesario recordar número de tarjeta, fecha de caducidad y CVV). Sin cuotas ni comisiones. Se puede recargar a través de cajeros, en las oficinas BBVA, por teléfono o en BBVA.net. Su límite máximo es de 600 euros.

 

Analizamos tu caso gratis y sin compromiso

Analizar mi caso