Qué es cláusula suelo

Definición de cláusula suelo


Consulta gran variedad de términos financieros y económicos explicados de manera sencilla, como por ejemplo cláusula suelo.

Buscador

Cláusula suelo

Las conocidas como cláusulas suelo son condiciones incluidas en el contrato del préstamo hipotecario que determinan un porcentaje o límite mínimo a pagar, con independencia del valor del euríbor. En consecuencia, quienes tienen una hipoteca a tipo variable no pueden beneficiarse de los tipos de interés más bajos al abonar la cuota mensual.

Aunque no son ilegales per se si cumple el principio de transparencia, en el año 2013 el Tribunal Supremo dictó sentencia declarando nulas algunas de estas cláusulas al considerarlas una práctica abusiva de las entidades bancarias, por no haber informado adecuadamente y de forma transparente a los clientes sobre su existencia.

En este sentido, la sentencia del Tribunal de Justicia de Unión Europea del año 2016 obligó a los bancos a devolver íntegramente el dinero cobrado por la aplicación de las cláusulas suelo abusivas y opacas en las hipotecas, con carácter retroactivo. Tras el fallo, se preveía un incremento del volumen de demandas hipotecarias contra la banca por lo que, para evitar una saturación de los tribunales, el Gobierno aprobó el Real Decreto-Ley 1/2017, de 20 de enero, de medidas urgentes de protección de consumidores en materia de cláusulas suelo, como medida que “facilite la posibilidad de llegar a acuerdos con las entidades de crédito con las que tienen suscrito un contrato de préstamo o crédito con garantía hipotecaria”.

Como consecuencia y para evitar que se repitan abusos de este tipo, la Ley de Crédito Inmobiliario propuesta en 2018 facilita el cambio del préstamo hipotecario de tipo variable a tipo fijo y obliga a las entidades a comunicar al cliente todas las cláusulas del contrato asegurándose, ante notario, que éste las conoce y comprende. Además, la legislación ofrece la posibilidad de hacer un contrato hipotecario básico en el que se establezcan las cláusulas fundamentales, incluidas las cláusulas suelo, el cual debe ser enviado al cliente siete días antes de la firma de la hipoteca para que pueda acudir al notario a resolver sus dudas.