Hipoteca de 100.000 euros

¿Estás pensando en pedir una hipoteca de 100.000 euros? Si es así, es importante que sepas antes de nada cuál es la mejor opción para ti. Para poder encontrar la hipoteca que más que adapte a tus necesidades, iAhorro cuenta con un comparador de hipotecas que analiza las diferentes ofertas de más de 20 bancos.

¿Cómo sé si necesito una hipoteca de 100.000 euros?

Para calcular el dinero que necesitas que te preste el banco para la compra de una vivienda, lo primero que debes conocer es el valor de dicha vivienda. También es importante que tengas en cuenta que casi nunca te van a dar el total de lo que pagues por el inmueble, sino que normalmente los bancos financian solo una parte de ese precio. Por ejemplo, si la vivienda cuesta 100.000 euros, no te darán 100.000 euros, sino alrededor de un 80%, es decir, 80.000 euros. 

Por tanto, para que te den 100.000 euros de hipoteca, el valor de la vivienda deberá ascender hasta los 120.0000 euros. Y esos 20.000 euros restantes (un 20% del total) deberás tenerlos ahorrados para pagar la entrada de la casa, además de otros 10.000 (otro 10%) para hacer frente a los gastos del trámite hipotecario. 

¿Estás pensando en comprar? ¿Ya lo tienes decidido?
Entonces te podemos ayudar
Calcula tu hipoteca

¿Puedo pagar una hipoteca de 100.000 euros?

¿Puedes pedir una hipoteca de 100.000 euros? Por pedir, que no sea. Y, en caso de que dispongas de al menos 30.000 euros de ahorro, casi cualquier banco te dará la financiación que necesitas. Eso sí, tendrás que cumplir con algún otro requisito como tener un trabajo estable, un sueldo que te permita afrontar el gasto que supone la cuota mensual a pagar al banco para devolver el préstamo hipotecario y, lo que es más importante, no tener deudas o algún otro préstamo pendiente de pago.  

Pero ¿cómo sabes si con tu salario puedes pagar la cuota de la hipoteca? Los cálculos son sencillos en este aspecto: el Banco de España (y los expertos hipotecarios) recomiendan que el dinero que pagues cada mes de hipoteca no supere entre el 30 y el 35% de tu salario mensual o del dinero que ingrese cada mes el núcleo familiar. 

Por ejemplo, si tu salario es inferior a 1.000 euros y quieres que el banco te dé una hipoteca de 100.000 euros a 20 años, lo más probable es que se niegue porque lo que pagarías por tu hipoteca serían más de 350 euros mensuales y superarías el umbral del 35% del salario. No obstante, una opción que te puede dar la entidad es aumentar el plazo de amortización a 25 o 30 años para reducir la cuota que pagas cada mes y reducir el riesgo de impago. 

Eso sí, cada caso es diferente y la cuota a pagar también dependerá mucho del tipo de interés (TIN) que pagarás a lo largo del préstamo hipotecario: si es fijo, variable o mixto y qué porcentajes fija el banco, además de las vinculaciones que contrates, que se verán reflejadas en la tasa anual equivalente (TAE) de la oferta. 

¿Qué opciones tengo si no tengo ahorros?

Como comentamos anteriormente, para pedir una hipoteca de 100.000 euros deberás tener ahorrados al menos 30.000 euros adicionales para pagar la entrada o señal de la vivienda y los gastos de tasación, notaría o registro que se piden a la hora de formalizar la hipoteca con la entidad financiera que sea. ¿Qué pasa si no tienes tanto dinero ahorrado? Existen diferentes opciones a las que puedes recurrir para que el banco flexibilice sus condiciones y te conceda un porcentaje de financiación mayor. 

La primera opción es negociar, precisamente ese porcentaje de financiación. Será más fácil que el banco te dé más financiación si el valor de tasación de la vivienda es superior al valor de compraventa. Es decir, si tú pagas por la vivienda 120.000 euros, pero en realidad está tasada en 130.000 euros, por ejemplo, el banco puede darte el 80% de esos 135.000 euros, que serían 108.000 euros, por lo que ya se reduciría el ahorro que debes tener hasta los 22.000 euros. Por lo que, cuanto mayor sea la tasación, mejor. 

Otra opción es encontrar a alguien que ejerza de avalista, es decir, que en caso de impago haga frente a parte de la deuda o a la deuda completa. Con esta medida el banco reduce el riesgo de impago y puede ofrecer mejores condiciones al hipotecado. 

Es cierto que cada vez son menos habituales las hipotecas al 100% y, casi una utopía, las hipotecas al 100% más gastos. No obstante, en función de tu estabilidad laboral y del dinero que ingreses mensualmente, el banco puede llegar a ofrecer una financiación completa del valor de la vivienda. Esto suele darse en casos aislados, como por ejemplo si eres funcionario y tienes un puesto de trabajo muy difícil de cubrir, que te asegure una estabilidad casi total. 

¿Todavía no sabes si necesitas una hipoteca de 100.000 euros o de cualquier otra cuantía para la casa que quieres comprar? Para ayudarte a descubrirlo, puedes entrar en el simulador de hipoteca de iAhorro.

¿Necesitas la ayuda de un experto?

Nuestros expertos analizan tu caso, te explican todas las ofertas y negocian por ti las mejores condiciones entre más de 20 entidades bancarias, gratis y sin compromiso.

Nos esforzamos por encontrar la hipoteca perfecta para ti, de forma sencilla, rápida y segura. Somos líderes en el sector y negociamos con las principales entidades bancarias para conseguir las mejores ofertas y poder ofrecerte nuestros servicios de manera totalmente gratuita y sin compromiso.