Guía

¿Qué pasos tengo que seguir para firmar una hipoteca?

El proceso hipotecario: descubre paso a paso cómo conseguir una hipoteca, desde la solicitud hasta el momento de firmar

¿Ya lo tienes decidido?, ¿has visto una casa que te gusta? Entonces te podemos ayudar
Laura Martínez
Laura Martínez
31 / Mayo / 2021 Facebook 17 minutos

¿Buscas una hipoteca? Te contamos el proceso hipotecario paso a paso. Es muy importante conocer los conceptos básicos para que pedir la hipoteca sea más sencillo.

1. Resumen de los pasos a seguir para pedir una hipoteca

Si hasta ahora has estado indeciso entre alquilar o comprar, pero te has decantado por firmar una hipoteca , tienes que saber que se trata de un proceso largo que empieza cuando encontramos la vivienda que queremos comprar.

Después de pedir la financiación necesaria, el banco estudia la situación económica del cliente y da el visto bueno para facilitar dicha financiación.

Los pasos a seguir para pedir una hipoteca serían los siguientes:

  1. Asegurarse de que se cumplen todos los requisitos para solicitar la hipoteca.
  2. Ver cuánto se está dispuesto a pagar.
  3. Hacer una búsqueda entre las mejores hipotecas del mercado.
  4. Saber qué documentación para pedir la hipoteca requiere la entidad.
  5. Esperar a que el banco realice el estudio y, en caso de que acepten conceder la hipoteca, leer atentamente los documentos que hace llegar el cliente.
  6. ¿Cuánto dura el proceso para pedir una hipoteca?

2. ¿Cumplo los requisitos para solicitar una hipoteca?

Una vez que hemos escogido la casa, el primer paso para pedir una hipoteca  es saber si se cumple el perfil que los bancos buscan a la hora de conceder esta financiación.

Habrá que tener en cuenta los siguientes requisitos para pedir una hipoteca:

  • Ahorros: la persona debe tener al menos un 30% del valor del inmueble que quiere adquirir. Por una parte, es necesario tener el 20%, porque la entidad bancaria, normalmente, solo suele aportar como máximo el 80% del valor de compra del inmueble o el valor de tasación. Por otra parte, una hipoteca requiere pagar los denominados gastos al comprar una vivienda (adquisición de la vivienda) y todo lo que supone llevar este procedimiento a cabo (notaría, el impuesto de actos jurídicos documentados…), así como los gastos de formalización del préstamo hipotecario, lo que supone en total un 10% del valor del inmueble.
  • Ingresos para pagar las cuotas: para evitar que una persona no tenga dinero suficiente para pagar la cuota mensual que le exige la entidad, el Banco de España recomienda que una persona no dedique más del 30%-35% de sus ingresos mensuales a pagar la cuota de la hipoteca.
  • Trabajo estable: el banco quiere tener la seguridad de que una persona va a poder hacer frente al gasto que supone una hipoteca. Por lo tanto, para la entidad primarán aquellas personas con contrato estable e indefinido. Eso no significa que no conceda una hipoteca a personas autónomas o con otro tipo de situación laboral.
  • Historial limpio: las entidades bancarias estudian el historial crediticio de los futuros clientes para ver si están en alguna lista de morosos, tienen muchos préstamos pendientes o han tenido algún impago en el pasado. Todo lo tienen en cuenta.
  • Los avales: una persona puede aportar un aval para que el banco tenga la garantía de que, pese a lo que le ocurra a su cliente, la cuota mensual de la hipoteca se seguirá pagando. La persona que asuma el papel de avalista tendrá las siguientes responsabilidades:
  • Si el cliente no puede pagar la deuda que tiene con el banco, el aval se hará cargo con todo su patrimonio y bienes.
  • Si el titular de la hipoteca fallece, los herederos asumen el pago, pero el avalista sigue siendo el mismo, con las responsabilidades que esto conlleva.
  • Si el avalista fallece son sus herederos los que asumen ese papel.

Si aún no tienes la casa elegida, pero sabes más o menos cuánto te va a costar, también puedes solicitar ayuda en el proceso para pedir una hipoteca a los expertos de iAhorro para que el camino sea más fácil.

3. ¿Cuánto estoy dispuesto a pagar?

Como hemos comentado en el punto anterior, aunque pidamos la financiación de un inmueble el banco normalmente solo va a facilitar el 80% de su valor, lo que significa que del 20% restante se hace cargo el cliente.

Asimismo, para hacer frente a los costes de solicitud de hipoteca y adquisición de la vivienda se necesita un 10% más, por lo tanto, al final la persona tendrá que aportar un 30% del precio final de su futura casa.

Por otra parte, dependiendo de si la persona adquiere una hipoteca fija o variable, puede llegar a pagar más o menos por su vivienda.

Esta es la diferencia entre hipoteca fija o variable:

  • Hipoteca fija: el cliente paga la misma cuota mensual durante todos los años que esté pagando el préstamo.
  • Hipoteca variable: a persona paga normalmente una cuota fija el primer año y, a partir del segundo, esta varía en función del índice de referencia pactado con el banco (normalmente el euríbor).

Esto significa que, si durante la época en la que está vigente la hipoteca el euríbor está bajo, puede que el cliente acabe pagando menos que si hubiera optado por una hipoteca fija y viceversa.

Todo dependerá de lo que quiera arriesgarse una persona.

Otro aspecto a tener en cuenta son las comisiones que el banco puede incluir en tu contrato hipotecario: subrogación, amortización anticipada, cláusula suelo... En muchas ocasiones se puede negociar que éstas sean a un coste cero, pero el cliente lo desconoce.

Por otra parte, para ver cuánto le tocaría pagar aproximadamente, la persona puede hacer uso de simuladores online.

El simulador de gastos de la hipoteca de iAhorro, por ejemplo, tiene en cuenta el valor de la futura vivienda, los ahorros aportados, el interés que tiene la hipoteca y el índice del euríbor. Con estos datos muestra la cuota que puede que tuviera que pagar un cliente con una hipoteca fija o variable.

4. ¿Cómo saber diferenciar entre las mejores hipotecas del mercado?

Ya adentrados en los pasos para pedir una hipoteca, una vez que la persona sabe cuántos ahorros necesita y cuánto deberá pagar aproximadamente, debería realizar una búsqueda entre las hipotecas que existen en el mercado.

En función de nuestro perfil tendremos que prestar atención a una serie de aspectos que nos ayudarán en nuestra elección para firmar una hipoteca:

4.1. Hipotecas fijas

Una hipoteca fija es la mejor opción para los que no quieran sorpresas con su cuota durante el tiempo que dure el préstamo hipotecario. De este modo, el importe será el mismo desde el primer día que empezamos a pagar hasta el último.

Es un producto enfocado a personas con cierta aversión al riesgo y recomendado para periodos de amortización más amplios por la tranquilidad que supone saber  lo que vas a pagar siempre.  Como contrapartida, normalmente los intereses de las hipotecas fijas suelen ser más elevados que los de las hipotecas variables.

Es muy importante comparar varias hipotecas antes de elegir

4.2. Hipotecas variables

Perfecta para los que no les importe asumir algo de riesgo si con ello pueden ahorrarse dinero en el conjunto del préstamo. Las hipotecas variables están referenciadas a un índice hipotecario, comúnmente el euríbor.

El importe mensual destinado a la cuota de la hipoteca dependerá de las oscilaciones de este índice, si baja, nuestra hipoteca también lo hará y viceversa. Es un producto más interesante para personas que tengan planeado terminar de pagar su préstamo en un periodo de tiempo corto para evitar imprevistos y acabar perdiendo dinero.

Sus tipos de interés suelen ser más competitivos que los de las hipotecas fijas, no obstante, predecir el comportamiento del euríbor u otro índice en plazos de amortización muy largos se vuelve complicado.

4.3. Hipotecas mixtas

También conocida como la opción para los indecisos. La hipoteca mixta se caracteriza por tener un periodo de amortización fijo y otro variable. Lo más común es que durante los primeros 3 o 10 años la cuota sea fija y a partir de entonces comience el periodo variable.

Es una opción interesante para aquellos que necesiten algo de estabilidad en los primeros años de la hipoteca y busquen beneficiarse del euríbor en negativo a medio plazo.  Puede ser una buena alternativa también si existe la posibilidad de amortizar el préstamo anticipadamente

5. ¿Qué documentación necesito para pedir una hipoteca?

Una vez que la persona tiene claro el dinero que necesita y la hipoteca que le interesa, es importante que recopile toda la documentación que le va a exigir la entidad bancaria durante el proceso de pedir una hipoteca.

El futuro cliente tendrá que aportar lo siguiente:

  • Documento de acreditación personal: NIF, NIE o pasaporte.
  • Declaración del IRPF del último año.
  • Extractos bancarios de los últimos meses.
  • Vida laboral actualizada.
  • Contrato de arras si lo hubiese.
  • Escrituras de cada propiedad que el o los solicitantes tengan.
  • Si se vive de alquiler, contrato de alquiler y los recibos de pago de este.
  • Los recibos de pago de los préstamos en vigor que se tengan.
  • Documento de la CIRBE que acredite las operaciones de crédito vigentes.

6. Una vez entregada la documentación… ¿qué ocurre?

Una vez que el banco estudie el perfil de la persona y apruebe la operación facilitará le entregará al cliente los siguientes documentos:

  • La Ficha Europea de Información Normalizada (FEIN): en ella tienen que aparecer las condiciones de financiación que el banco ofrece al cliente. La FEIN tiene carácter de oferta vinculante durante un plazo mínimo de diez días.
  • En el caso de que el banco ofrezca una bonificación en el caso de contratar algunos productos, también tendrá que facilitar el FEIN de la hipoteca sin ninguna bonificación.
  • La Ficha de Advertencias Estandarizadas (FiAE): en este documento aparece lo siguiente: si se usa un índice de referencia para calcular el interés, si el préstamo se otorga en otra divisa, qué gastos de constitución tiene que pagar el cliente, etc.
  • Una copia del contrato cuyo contenido debe coincidir con el de las dos fichas anteriores.
  • Un documento en el que se indiquen los gastos de hipoteca que paga el cliente y los que abona el banco. Por ley, el cliente solo debe hacer frente a la tasación y a la copia de su escritura.
  • En el caso de que la hipoteca sea variable, el banco tiene que proporcionar un documento en el que se indique el precio de las cuotas a pagar en varios escenarios de evolución de los índices de referencia.
  • Si el banco ha puesto como condición contratar un seguro de hogar y/o de vida, otro de los documentos que tendrá que facilitar el banco al futuro cliente es la condición de las pólizas.
  • Un papel en el que se indica que el cliente tiene que pasar por notaría antes de firmar para recibir asesoramiento gratuito sobre la hipoteca que le ha ofrecido la entidad.

Este papeleo se debe recibir al menos diez días naturales antes de firmar la hipoteca ante notario.

7.¿Cuánto dura el proceso para pedir una hipoteca?

Aunque no existe un plazo concreto  para saber el tiempo que vamos a necesitar para pedir una hipoteca  es un proceso que suele durar algo más de un mes. Hay que tener en cuenta que el cliente debe seleccionar la vivienda primero, más tarde barajar las opciones que tiene para contratar su hipoteca, negociar, entregar la documentación, estudiar el contrato hipotecario...

Por eso, muchas veces es recomendable acudir en busca de expertos que nos ayuden con todos los trámites. En iAhorro nos encargamos de todo el proceso, desde el principio hasta la firma de la hipoteca.

8. Pedir una hipoteca con iAhorro

Para llevar a cabo el  proceso de firmar una hipoteca existen numerosas empresas que ayudan en la negociación con el banco. Una de ellas es iAhorro, un comparador de hipotecas que cuenta con expertos hipotecarios que acompañan en el proceso de formalización de la hipoteca a los usuarios de manera gratuita. ¿No entiendes de comisiones? ¿Tienes una hipoteca con IRPH? ¡También te ayudamos a cambiarla!

¿Te ayudamos a decidir tu hipoteca?

Gratis y sin ningún compromiso, nuestros expertos te llaman, analizan tu caso, resuelven tus dudas y encuentran para tí las mejores opciones entre más de 20 entidades bancarias.

Necesitas consejo

Todo sobre hipotecas

Análisis de productos, consejos y artículos para saber más sobre hipotecas.

Nos esforzamos por encontrar la hipoteca perfecta para ti, de forma sencilla, rápida y segura. Somos líderes en el sector y negociamos con las principales entidades bancarias para conseguir las mejores ofertas y poder ofrecerte nuestros servicios de manera totalmente gratuita y sin compromiso.