Guía

¿Cómo puedo saber si cumplo los requisitos para que me concedan una hipoteca?

Para poder acceder a una hipoteca hay que cumplir con varios requisitos por eso es muy importante conocerlos todos

¿Ya lo tienes decidido?, ¿has visto una casa que te gusta?
Entonces te podemos ayudar
Nerea  Gastesi
Nerea Gastesi
23 / Febrero / 2021 Facebook 10 minutos

Voy a solicitar al banco una hipoteca, pero… ¿Cómo voy a saber si me la van a conceder o no? Si sabes los requisitos que busca una entidad en un futuro cliente lo tendrás más fácil. Desde iAhorro te lo explicamos con detalle.

1. ¿Qué variables debo tener en cuenta para que me concedan una hipoteca?

La probabilidad de que un banco te conceda una hipoteca o no va a depender de una serie de factores:

  • Si cumples los requisitos que un banco busca en un futuro cliente: ingresos, ahorros…
  • Si realizas una buena o mala negociación: en estos casos es importante contar con ayuda de expertos.

Asimismo, es importante elegir un producto que se adapte a la perfección a tus necesidades. Para ello es importante conocer las características que puede tener un producto hipotecario.

No obstante, antes de centrarse en la documentación de la hipoteca, es importante comprobar si una persona cumple con los requisitos que suele solicitar una entidad: ahorros, ingresos suficientes, trabajo estable…

2. ¿Qué requisitos debo cumplir para que me den una hipoteca?

Antes de manifestar a la entidad bancaria que queremos iniciar el proceso para pedir una hipoteca , debemos tener en cuenta ciertos aspectos.

Con los siguientes puntos sobre la mesa podrás saber si estás preparado para todo lo que supone un producto de estas dimensiones.

El cliente debería mirar lo siguiente:

  • Ahorros: Los futuros hipotecados deben tener ahorrado al menos un 30% del valor del inmueble que quiere adquirir. Por una parte, es necesario tener el 20%, porque la entidad bancaria, normalmente, solo suele aportar como máximo el 80% del valor de compra del inmueble o el valor de tasación. Por otra parte, una hipoteca requiere pagar los denominados gastos por comprar una vivienda (gastos de compraventa) y todo lo que supone llevar este procedimiento a cabo (notaría, el impuesto de actos jurídicos documentados…), así como los gastos de formalización del préstamo hipotecario, lo que supone en conjunto un 10% del valor del inmueble. Descubre los mejores trucos sobre cómo ahorrar para comprar una casa.
  • Ingresos para pagar las cuotas: Para evitar problemas de morosidad, el Banco de España recomienda no dedicar más del 35% de tus ingresos mensuales a pagar la cuota de la hipoteca. Así nos estaremos asegurando el poder hacer frente a nuestros gastos.
  • Trabajo estable: El banco quiere tener la seguridad de que una persona va a poder hacer frente al gasto que supone una hipoteca. Por lo tanto, para la entidad primarán aquellas personas con contrato estable e indefinido. Eso no significa que no conceda una hipoteca a los autónomos o a ciudadanos con otro tipo de situaciones laborales.
  • Historial limpio: Las entidades bancarias estudian el historial crediticio de los futuros clientes para ver si están en alguna lista de morosos, tienen muchos préstamos pendientes o han tenido algún impago en el pasado. Todo lo tienen en cuenta.
  • Los avales (no es imprescindible, no suele ser habitual en estas operaciones): Un ciudadano puede aportar un aval para que el banco tenga la garantía de que, pese a lo que le ocurra a su cliente, la cuota mensual de la hipoteca se seguirá pagando. La persona que asuma el papel de avalista tendrá las siguientes responsabilidades:
  • Si el cliente no puede pagar la deuda que tiene con el banco, el aval se hará cargo con todo su patrimonio y bienes.
  • Si el titular de la hipoteca fallece, los herederos asumen el pago, pero el avalista sigue siendo el mismo, con las responsabilidades que esto conlleva.
  • Si el avalista fallece son sus herederos los que asumen ese papel.

3.¿Qué perfiles no les gustan a los bancos?

Los bancos buscan perfiles estables: ingresos regulares, sin deudas… Por lo tanto, todo lo que le indique lo contrario no estará bien considerado.

  • Contratos temporales: si no tenemos los ingresos asegurados el banco puede ver riesgo de impago.
  • Cuota mensual inasumible: si la entidad al hacer los cálculos se percata de que la cuota supera el 30% de nuestros ingresos mensual entenderá que no seremos capaces de asumir ese gasto.
  • Impagos: si hemos dejado facturas sin pagar o nos encontramos en listas de morosos como la de ASNEF, el banco no nos concederá la hipoteca.
  • No tener ahorros: es complicado que un banco nos conceda una hipoteca 100%, por eso mismo es necesario tener un 20% del valor de la vivienda ahorrado.

Por lo tanto, esto es lo que no quieren los bancos:

  • Inestabilidad laboral.
  • Que la cuota de la hipoteca suponga más del 30% de nuestros ingresos mensuales.
  • Tener impagos o figurar en algún fichero de morosos.
  • No tener ahorros.

Esto significa que si una persona cumple estas características no contará con los requisitos que piden las entidades para firmar una hipoteca.

4.¿Cómo comprueba el banco nuestro historial crediticio?

El historial crediticio limpio es uno de los requisitos fundamentales a la hora de solicitar una hipoteca. Las entidades suelen comprobar dos factores: si hemos contraído deudas y si hemos dejado algo sin pagar. Se trata de dos cosas diferentes, puesto que es normal que una persona haya tenido deudas por comprarse un coche o un ordenador. El problema surge si tenemos algún impago.

4.1.¿Dónde comprueba el banco las deudas que hemos tenido?

A la hora de conceder una hipoteca los bancos deben consultar en la Central de Información de Riesgos del Banco de España (CIRBE). En esta base de datos la entidad podrá ver los créditos, préstamos y avales que nosotros tenemos o hemos tenido. Asimismo, los bancos también sabrán el riesgo que corren si nos conceden una hipoteca.

El hecho de que la entidad vea que hemos contraído muchas deudas no implica que no nos vaya a conceder la hipoteca. Al fin y al cabo, si ve que hemos pagado estas deudas en los plazos correspondientes y no hemos tenido ningún problema entenderá que con las cuotas de la hipoteca ocurrirá lo mismo.

No obstante, si tenemos numerosos préstamos por terminar de pagar cuando solicitamos una hipoteca el banco puede pensar que no podemos asumir otro pago más y no concedérnosla. Por ese motivo, es aconsejable que para cuando el banco estudie nuestra solvencia tengamos todos los préstamos, créditos etc. pagados.

Cualquier persona puede comprobar de forma gratuita sus datos en CIRBE y, en el caso de que piense que no son correctos, puede pedir la rectificación de estos.

4.2.¿Dónde comprueba el banco nuestra morosidad?

Existen varias empresas que recogen a las personas con impagos. Las más conocidas en nuestro país son Asnef y Experian. Si nuestro nombre se encuentra en estas listas es muy poco probable que un banco nos quiera conceder una hipoteca, puesto que no tiene garantías de que vayamos a pagar las cuotas correspondientes.

4.3.¿Cómo puedo tener una buena valoración en el historial crediticio?

Resumiendo lo que hemos comentado en los dos puntos anteriores, para que una entidad bancaria no vea problemas en nuestro historial crediticio lo más aconsejable es:

  • Tener todas las deudas amortizadas. En el caso de que no se pueda debemos asegurarnos de que cuando el banco nos busque en CIRBE vea que cumplimos con los pagos.
  • No estar en ninguna lista de morosos como Asnef o Experian.

De esta manera cumpliremos con uno de los requisitos que solicitan los bancos para concedernos una hipoteca.

5.¿Cómo puedo mejorar mi perfil para cumplir los requisitos para que me concendan una hipoteca?

Una vez que hemos repasado todo lo que analizan los bancos a la hora de considerar apta o no a una persona para concederle una hipoteca, vamos a resumirlo para saber cómo podríamos prepararnos de cara a solicitar este producto a una entidad.

  • Tener un contrato estable, no es necesario que sea indefinido.
  • Que la futura cuota mensual no supere el 35% de nuestro sueldo.
  • Tener al menos ahorrado el 30% del valor del inmueble.
  • Tener todas nuestras deudas liquidadas y, en el caso de que no sea posible, asegurarnos de que cuando la entidad lo compruebe vea que cumplimos con los pagos.
  • No estar en ninguna lista de morosos como Asnef o Experian.

Por lo tanto, para poder mejorar nuestro perfil y, de esta manera, cumplir con los requisitos necesarios para pedir una hipoteca sería conveniente intentar conseguir un trabajo estable. A partir de ahí podemos ir ahorrando para contar con los fondos suficientes, siempre con cuidado de no tener deudas pendientes. De esta manera no tendremos problemas a la hora de solicitar financiación al banco.

Asimismo, podemos buscar asesoramiento que nos ayude durante todo el proceso: desde el estudio hasta la concesión de la hipoteca. Una de las empresas que ofrece este servicio es iAhorro, que cuenta con numerosos expertos que nos ayudarán a conseguir la hipoteca que necesitamos. Nos acompaña en todo el proceso -incluso a la firma de la hipoteca- de forma gratuita.

¿Quieres que te llamemos?

Si has llegado hasta aquí y quieres que uno de nuestros expertos resuelva tus dudas o te acompañe durante la búsqueda de tu hipoteca, dínoslo y te llamamos.

Nos esforzamos por encontrar la hipoteca perfecta para ti, de forma sencilla, rápida y segura. Somos líderes en el sector y negociamos con las principales entidades bancarias para conseguir las mejores ofertas y poder ofrecerte nuestros servicios de manera totalmente gratuita y sin compromiso.