Qué son los bancos cooperativos

No todos son iguales ni funcionan igual

Libro sobre Caixa Popular


Es importante para el consumidor bancario conocer los diferentes tipos de bancos que existen, dado que aunque la gran mayoría ofrecen los mismos tipos de productos y de servicios financieros, no todos son iguales ni funcionan igual. Se tiene un gran conocimiento sobre los bancos comerciales privados y también sobre las cajas de ahorros (que prácticamente han desaparecido) pero se conoce muy poco sobre la existencia y el funcionamiento de los bancos cooperativos, denominados Cooperativas de Crédito en España y Cooperativas de Ahorro y Crédito en Latinoamérica.


Las Cooperativas de Crédito españolas son entidades bancarias privadas que se gestionan a través de los principios del cooperativismo (gestión democrática). A diferencia de las cajas de ahorros, en sus órganos de gestión no hay políticos ni están controladas por los políticos y a diferencia de los bancos sociedades anónimas, compatibilizan la rentabilidad económica con fines sociales. Las cooperativas de crédito están supervisadas y reguladas por el Banco de España, al igual que bancos y cajas, y poseen también un Fondo de Garantía de Depósitos. Están reguladas por la Ley 13/1989, de cooperativas de crédito, aunque algunas comunidades autónomas tienen un decreto específico que las regula (C. Valenciana y Cataluña). Son de dos clases: cajas rurales, que son cooperativas de crédito especializadas en la financiación del sector agrario; y cajas profesionales y populares, que son cooperativas de crédito especializadas en la financiación de determinados profesionales (ingenieros y arquitectos principalmente, aunque no exclusivamente) y de cooperativas industriales y de servicios. La gran mayoría de las cooperativas de crédito son cajas rurales y tienen un ámbito de actuación local o como máximo comarcal, aunque también existen unas pocas cajas rurales de ámbito de actuación autonómico o incluso nacional.

Existen algunas cooperativas de crédito que están gestionadas por sus trabajadores (cooperativas de trabajo asociado), como es el caso de la Laboral Kutxa al País Vasco y Caixa Popular en la C. Valenciana. En ellas, más del 90% de sus trabajadores son socios de trabajo y, por tanto, participan en la gestión del banco. Fiare Banca Ética, banco ético recientemente creado en España en forma de cooperativa de crédito, también tiene estas características. Otro elemento diferenciador importante en las cooperativas de crédito es que la mayoría de sus clientes son a la vez socios de la cooperativa de crédito, como es el caso de cooperativas asociadas que mantienen acuerdos de colaboración preferenciales para su financiación empresarial. Son por tanto, bancos controlados por la sociedad civil, independientes de los poderes públicos, arraigados al territorio y centrados en la financiación de la economía productiva. Otra característica diferenciadora es su obra social: destinan el 10% de sus beneficios económicos netos al patrocinio de actividades sociales, culturales, artísticas y deportivas de los municipios en los que están ubicadas. Con todo ello, contribuyen a la inclusión financiera a través de mecanismos como los microcréditos y la concesión de préstamos y créditos en unas condiciones adaptadas a las necesidades de sus clientes.

Se trata de entidades bancarias muchas de ellas centenarias creadas por la propia sociedad civil, por profesionales liberales y pequeños y medianos empresarios y emprendedores. En España representan una cuota de mercado del 6% de los créditos y de los depósitos del conjunto del sistema bancario, un porcentaje muy pequeño en comparación con los grandes bancos, pero que en determinados municipios son claves en su desarrollo económico y social. En los principales países de la Unión Europea son también claves en el sistema financiero y alcanzan cuotas de mercado del 20-30% (Alemania, Holanda, Francia, Suiza, Austria, Italia). Actualmente existen unas 45 cooperativas de crédito en España, pues muchas de ellas han desaparecido con los procesos de fusiones bancarias llevados a cabo por el Banco de España (llegaron a existir casi 200). La crisis financiera actual no las ha afectado y ninguna cooperativa de crédito ha necesitado dinero público ni ha tenido que ser saneada. Además, son rentables y eficientes y mantienen los niveles de solvencia y de capital exigidos por la Unión Europea (Basilea III). A pesar de su pequeña dimensión, han demostrado ser viables desde el punto de vista económico y ofrecen cualquier producto y servicio financiero que ofrecen el resto de entidades bancarias. La mayoría de las cooperativas de crédito se agrupan en la Asociación Española de Cajas Rurales, a través de la cual, mediante alianzas y acuerdos de cooperación, pueden acceder a las ventajas del tamaño. Poseen tres sociedades instrumentales a su servicio: el Banco Cooperativo Español, Rural Servicios Informáticos y Seguros R.G.A. A través de estas sociedades instrumentales ofrecen a sus clientes productos y servicios financieros de alta calidad en base a las TIC (Tecnología de la Información y la Comunicación).

Evidentemente no todas las cooperativas de crédito funcionan igual ni tienen las mismas características, pero por su carácter de banca social es recomendable valorar la posibilidad de ser cliente bancario de una de estas entidades. En aquel municipio donde existe una cooperativa de crédito, es aconsejable conocer qué productos y servicios nos ofrece y valorar la posibilidad de trabajar con ella. Tienen la ventaja de revertir una parte de sus beneficios económicos en la sociedad ofreciendo también rentabilidad social, a la vez que garantizan un servicio profesional y de calidad.

Para un mayor conocimiento sobre el funcionamiento de este tipo de entidades bancarias recomiendo la lectura de estos dos libros:

1) Sanchis, J.R. (2013): La Banca Que Necesitamos, Publicaciones de la Universidad de Valencia.

2) Campos, V. y Sanchis, J.R.: Caixa Popular: un modelo de banca cooperativa social y diferente, Editorial Vincle. Disponible en cualquier librería al precio de 14 euros.

¿En qué te puede ayudar iAhorro Hipotecas?

iAhorro es un comparador financiero donde puedes encontrar toda la información sobre las hipotecas del mercado. Te ayuda a comparar para hacer una buena elección y ahorrar dinero. iAhorro te acompaña en todo el proceso de contratación para que tomes las mejores decisiones financieras.

Inicia sesión o publica como anónimo


Contamos con más de 40 expertos independientes para responder gratis a tus preguntas.