Productos financieros >

¿Qué son los intermediarios financieros?

¿Qué tipos de intermediarios financieros existen y cuáles son sus funciones?

image backgorund post


Antes de centrarnos en el concepto de los intermediarios financieros, hay que definir correctamente qué se entiende por sistema financiero. Se trata del conjunto de instituciones, mercados e instrumentos financieros cuya función principal es, según indica el Banco de España en su página web, actuar como intermediario entre el ahorro y la inversión para canalizar de forma eficiente los recursos y favorecer un crecimiento económico sostenido. Se trata de un sistema en el que cada agente cumple su función y no de esos agentes son, precisamente, los intermediarios financieros.

El Banco de España los define como “instituciones especializadas en la mediación entre las unidades económicas que desean ahorrar o invertir sus fondos y aquellas unidades que quieren tomar fondos prestados. Normalmente se captan fondos a corto plazo (a través de cuentas corrientes, depósitos, etc.) y se ceden a largo plazo (concesión de préstamos, adquisición de acciones, obligaciones, etc.)”.

Es decir, se trata de instituciones que actúan como mediadores entre el ahorrador y el prestatario: canalizando la inversión de uno hacia la necesidad de obtener fondos del otro.

¿Qué tipos de intermediarios financieros existen y cuáles son sus funciones?


La función principal y generalizada de cualquier intermediario financiero es canalizar el ahorro desde aquellos que tienen fondos disponibles hacia aquellos que los demandan. Es decir, se encargan de mediar entre alguien que quiere invertir sus ahorros y alguien que necesita financiación con el objetivo transformar unos activos en otros, haciéndolos atractivos para ambos. Sin embargo hay que distinguir entre dos tipos de intermediarios financieros: los bancarios y los no bancarios.

Intermediarios financieros bancarios. Son aquellos que tienen la capacidad de crear dinero. Para ello, paga unos intereses determinados por el dinero que invierte un agente y cobra unos intereses más altos al que le presta ese dinero: la diferencia restante es su forma de crear dinero. Además, ofrecen productos financieros como tarjetas, depósitos o préstamos.

  • Bancos privados (Banco Santander, BBVA, Banco Mediolanum, entre otros).

  • Cajas de ahorro (Caixa Pollença o Caixa Ontinyent).

  • Cooperativas de crédito (Grupo Cooperativo Cajamar, Laboral Kutxa o Caja Rural).


Intermediarios financieros no bancarios. Este tipo de intermediarios no tienen la capacidad de ofrecer productos financieros. También tienen la capacidad de crear dinero pero tienen una función que consiste en facilitar la negociación de valores como los de renta fija (bonos, pagarés u obligaciones) o los de renta variable (acciones o títulos de propiedad). Es decir, emiten activos que no son dinero. Por ejemplo, las aseguradoras ofrecen pólizas de seguro a cambio de una cuota mensual.

  • Compañías aseguradoras.

  • Fondos de pensiones o mutualidades.

  • Sociedades de inversión inmobiliaria.

  • Fondos de inversión.

  • Sociedades de crédito hipotecario.

  • Entidades de leasing.

  • Entidades de factoring.

  • Sociedades mediadoras del mercado de dinero: brokers y dealers.

  • Sociedades de garantía recíproca.

  • Instituto de Crédito Oficial (ICO).

  • Bolsa de valores.


Y ¿quién regula a estos intermediarios financieros? En España existen tres instituciones que se encargan de tutelar y controlar la actividad de estos agentes financieros y del mercado financiero en general.

  1. El Banco de España: Entre otras funciones encontramos la de promover el buen funcionamiento de los sistemas de pago, definir y ejecutar la política monetaria o supervisar la solvencia y el cumplimiento de la normativa de las entidades de crédito, otras entidades y de los mercados financieros.

  2. La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV): Tal y como se indica en su propia página web, es el organismo encargado de supervisar e inspeccionar los mercados de valores españoles y la actividad de los que intervienen en los mismos.

  3. La Dirección General de Seguros: Sus funciones pasan por la supervisión financiera, el análisis económico financiero, la revisión del cumplimiento normativo, entre otras.



 

Sobre el autor del artículo.


Posts Relacionados