Guía para rehipotecar vivienda

Equipo editorial iAhorro de iAhorro I Publicado: I Actualizado:

Descubre cómo realizar este proceso y cáundo es conveniente llevarlo a cabo

Guía para rehipotecar vivienda

¿Sabes lo que es realmente rehipotecar una vivienda? Esta opción puede resultar interesante en varias situaciones. Por ejemplo, puedes rehipotecar tu vivienda para comprar otra. Incluso puede ser interesante para reunificar deudas.

A continuación, te lo exponemos todo con detalle en esta guía sobre rehipotecar una vivienda. Descubrirás cómo realizar este proceso y cuándo es conveniente llevarlo a cabo.

¿En qué consiste rehipotecar una vivienda?

En términos simples, rehipotecar una casa es una operación que consiste en solicitar una nueva hipoteca que sirve para cancelar la anterior.

Si el valor de la garantía hipotecaria (es decir, el inmueble) sigue siendo el mismo o incluso superior y parte de la hipoteca antigua ya está pagada, tienes la posibilidad de solicitar un nuevo préstamo hipotecario de mayor cuantía que el que actualmente tienes abierto. 

De esta forma, pagas la hipoteca anterior y te sobra un capital para cualquier otro proyecto o necesidad financiera que puedas tener.

También cabe la posibilidad de conseguir el nuevo préstamo hipotecario en condiciones más beneficiosas que el anterior. Es una forma de reestructurar la deuda hipotecaria.

Para que lo entiendas mejor, vamos a poner un ejemplo:

Supón que tienes un inmueble con valor de 100.000 €. Imagina que para comprar esta vivienda tuviste que solicitar una hipoteca de 80.000 €. Los bancos financian hasta el 80% del valor de tasación.

Pasados unos años, te queda por pagar de hipoteca un total de 50.000 €. Sin embargo, el valor del inmueble ahora es de 120.000 € porque la zona donde se encuentra ubicado ha  crecido o cualquier otro motivo relacionado con el mercado inmobiliario.

De este modo, si tuvieses que solicitar una nueva hipoteca sobre la vivienda, podrías conseguir hasta 96.000 € (recuerda, el 80% del valor de tasación como máximo). Pero tendrías que cancelar la hipoteca anterior.

¿Qué sucedería si solicitas una hipoteca por 96.000 € y cancelas la anterior de 50.000 €?:

   -Tendrías una nueva hipoteca, con otras condiciones que incluso pueden ser más beneficiosas que la anterior.

   -Conseguirías un capital de 46.000 €.

Ahora supón que no existe una hipoteca anterior. Es decir, quieres rehipotecar una vivienda pagada. En este caso, podrías acceder a un préstamo de 96.000 € y podrías destinar íntegramente esta cantidad para el fin que quieras darle.

¿Cuándo rehipotecar una casa?

Bien, ya hemos visto en qué consiste la operación, pero ¿cuándo conviene rehipotecar una vivienda?

Generalmente, esta fórmula es útil cuando necesitas acceder un capital de cierta cuantía y no es posible conseguirlo mediante un préstamo personal u otras soluciones financieras. Además, un préstamo hipotecario tiene unas características propias: menor interés (puesto que existe una garantía real), plazo de amortización más dilatado, etc.

Son muchas las situaciones y escenarios en los que esta fórmula puede ser útil. Uno de los más comunes es rehipotecar la casa para comprar otra. Puesto que los bancos no conceden una hipoteca para una segunda casa en las mismas condiciones. Por ejemplo, en estos casos suelen prestar hasta el 70% del valor de tasación y con un plazo menor para amortizarla.

Pero rehipotecar una vivienda es una solución financiera para cubrir otras necesidades:

   -Reunificar deudas: si tienes deudas abiertas, es difícil que puedas acceder a otras vías de financiación. Además, es posible que la suma de las cuotas que tienes que pagar al cabo del mes te quite el sueño. Utilizar tu vivienda como garantía para solicitar un préstamo puede ser la solución a este problema. Puedes cancelar las otras deudas y hacer frente a una cuota mensual hipotecaria más cómoda.

   -Montar un negocio: prácticamente cualquier tipo de emprendimiento exige un capital inicial, en mayor o menor cuantía. Si tienes un proyecto y no consigues financiación para llevarlo a cabo, rehipotecar una vivienda puede ayudarte.

   -Reformar la propia casa: también puedes rehipotecar tu vivienda habitual para llevar a cabo mejoras en ella. También es una de las causas más comunes por la que se lleva a cabo esta operación.

Como rehipotecar una vivienda

Para rehipotecar una casa sencillamente tienes que ser consciente de que el valor de la misma es superior al préstamo que te queda por pagar. De lo contrario, no habrá un excedente de valor para conseguir liquidez.

El siguiente paso consiste en contactar con una entidad bancaria y plantear la operación. El banco estudiará la posibilidad de concederte el préstamo hipotecario. A fin de cuentas, se trata de solicitar una hipoteca corriente. El proceso es el mismo.

¿Qué gastos tiene este trámite?

A los gastos de formalización del préstamo hipotecario deberás sumar los correspondientes a la cancelación de la hipoteca que te queda por pagar. 

Para ello, ten en cuenta si la entidad te aplica comisiones por cancelación anticipada y a cuánto ascienden.

Es importante que prestes atención a los gastos de esta fórmula financiera, puesto que la cifra se restará a la liquidez que tengas previsto conseguir.

Básicamente, los gastos de rehipotecar una vivienda son los siguientes:

   -Tasación.
   -Notaría.
   -Registro de la propiedad (tanto para cancelar la hipoteca antigua como para registrar la nueva).
   -Comisión de apertura.
   -Comisión por amortización anticipada.
   -Gestoría.
   -IAJD.

En todo caso, si pretendes rehipotecar la vivienda, pero no encuentras la forma, quizá necesites un asesor hipotecario que te ayude con los trámites, la negociación bancaria y acceso a una buena oferta de hipoteca. Las posibilidades de que consigas el nuevo préstamo con mayor rapidez y en mejores condiciones aumentan.


Logo iAhorro

Conseguimos la hipoteca perfecta para ti, de forma sencilla, rápida y segura. Somos líderes en el sector y negociamos con los principales bancos para ofrecerte las mejores ofertas de manera totalmente gratuita y sin compromiso.