¿Qué es la cuota constante en una hipoteca?

Equipo editorial iAhorro I

la mayor parte de la cuota son intereses,

¿Qué es la cuota constante en una hipoteca?

 


Descargando nuestra Guía de hipotecas completa de forma gratuita, podrás resolver todas tus dudas respecto a ellas.
Para el cálculo de la cuota muchos son los sistemas matemáticos o financieros que nos podemos encontrar dentro del mundo hipotecario y de las matemáticas financieras. Ahora bien, por norma general y salvo excepciones, en el cálculo que realizamos en España de las cuotas de las hipotecas se usa el denominado sistema francés.
El sistema francés es aquel sistema de cálculo de cuotas de un préstamo cuya cuota se mantiene constante en el tiempo. Tanto las hipotecas a tipo fijo como las variables más habituales son de cuota constante. Lo que ocurre es que las fijas la cuota constante se mantiene igual durante toda la vida de la hipoteca y en las variables la constancia de las cuotas es en referencia a cada periodo de revisión del tipo de interés.
Si os estáis preguntando porque al principio de la hipoteca casi toda la cuota que pagáis es intereses y casi nada capital y esta relación va cambiando a medida que se van sucediendo las cuotas, la respuesta viene dada porque el sistema francés, que persigue que las cuotas sean constantes.
Es decir, este ejemplo, aunque seguro que todos ya sabéis a lo que nos referimos: si tuviéramos un préstamo de 300.000 euros a 30 años y a un tipo de interés del 4%, las cuotas mensuales serían de 1.432,24 euros. El primer pago correspondería a 1.000 euros de intereses y únicamente a 432,24 euros de cancelación del capital prestado. En cambio, 30 años más tarde, el último pago serían 4,76 euros de interés y 1.427,49 euros de capital. Si nos fijamos, la suma de ambas partidas, capital más intereses da lugar a que las cuotas sean del mismo importe.
De esta forma al principio la mayor parte de la cuota son intereses, siendo la cantidad destinada a amortización muy pequeña. Esta proporción va cambiando a medida que el tiempo va transcurriendo como ya dijimos anteriormente.
Para no liarnos, os recordamos que hablamos de amortización a cada uno de los pagos que se realizan para saldar la deuda hasta el fin del plazo acordado, incluyendo el capital e interés correspondiente. Usualmente se habla de amortización de capital y en este caso se refiere al pago de la parte del capital que compone la cuota (la cuota es igual a la suma de capital y de intereses).
Para que os quede claro que es lo que caracteriza por lo tanto a este sistema de amortización de deudas y podáis comprobar que es el que tenéis en vuestras hipotecas miremos que es lo que lo caracteriza:

 


  • Cuota total (intereses + amortización de capital) constante.

  • Intereses decrecientes, dado que el interés se calcula sobre saldos.

  • Cuota de amortización de capital periódica creciente.


  •  


Es el sistema adoptado por la mayoría de las entidades financieras porque les permite realizar una previsión perfecta de los ingresos mensuales que va a recibir de sus clientes que tengan hipotecas, siempre y cuando no resulten fallidas, claro está.
Para los solicitantes también es un sistema beneficioso porque en definitiva permite tener una cuota más o menos constante salvo por las modificaciones de que suba el índice de referencia o sea, el tipo de interés.
Cada vez que este varía, para el año siguiente es como si se recalculará el préstamo y se modificasen las cuotas, pero siempre por el sistema francés. Sería completamente perceptible su funcionamiento si nunca cambiase el tipo de interés a lo largo de toda la vida de una hipoteca (hipotecas a tipo fijo).
Noticias relacionadas
¿En qué se diferencian las hipotecas para jóvenes?
Las hipotecas a tipo mixto

 


Nos esforzamos por encontrar la hipoteca perfecta para ti, de forma sencilla, rápida y segura. Somos líderes en el sector y negociamos con las principales entidades bancarias para conseguir las mejores ofertas y poder ofrecerte nuestros servicios de manera totalmente gratuita y sin compromiso.