Si me toca la Lotería de Navidad…¿Debería amortizar mi hipoteca?

Nerea Gastesi I

Amortizar siempre es una buena opción, pero habrá que ver qué es lo que queremos reducir en función de nuestras necesidades

Si me toca la Lotería de Navidad…¿Debería amortizar mi hipoteca?

En unos días llega uno de los momentos más esperados del año: el Sorteo Extraordinario de Navidad. Miles de personas esperan con ansia que les toque el Gordo, que reparte 400.000 euros por cada décimo. De hecho, son muchos los que ya tienen claro en qué gastarían el dinero. 

Un estudio reciente realizado por Banqmi, el comparador financiero de iAhorro, revela que la mitad de los encuestados destinaría el dinero que le toque en la Lotería a “pagar deudas o tapar agujeros”. Asimismo, el 21% invertirían el dinero en la vivienda, es decir, en amortizar la hipoteca. Pero… ¿En qué consiste esta operación exactamente?

Una amortización de la hipoteca es un trámite a través del cuál el usuario puede conseguir dos cosas: reducir la cuota mensual del préstamo o el tiempo en el que va a estar pagándolo. De esta manera sentirá un alivio en el bolsillo.

Sabiendo esto… ¿Es un buen momento para realizar esta operación? Hay que tener en cuenta que las hipotecas que se firman en España siguen el sistema de amortización francés, es decir, primero se pagan los intereses y, después, se empieza a devolver el dinero que nos ha prestado el banco. Es por ese motivo que suele recomendarse realizar esta operación durante los primeros años de la hipoteca.

Asimismo, dependerá también del tipo de hipoteca que tengamos. Si se trata de una hipoteca fija cualquier momento puede ser bueno, puesto que la cuota no varía. No obstante, si hemos contratado una hipoteca variable siempre será mejor realizar la amortización cuando el euríbor, el índice de referencia de la hipoteca, esté alto, puesto que de esta manera nos quitaremos más intereses de golpe.

Esto significa que si tenemos una hipoteca variable y dinero para realizar una amortización ahora sería un buen momento. Es importante recordar que el euríbor ya está rozando el 3%.

¿Amortizo plazo o cuota?

Como comentábamos al principio, existen dos tipos de amortizaciones:

   -Amortización de la cuota: reducimos el importe que pagamos al mes. Si nuestra cuota es de 600 euros, por ejemplo, en función del dinero aportado podremos reducirla a 500, 400, etc.

   -Amortización del plazo: acortamos el tiempo en el que terminaremos de pagar la hipoteca. En el caso de que nos queden 15 años lo bajamos a 10, 8, etc.

La clave es conseguir reducir los intereses lo máximo posible y, para ello, acortar el plazo es la mejor opción, puesto que con el sistema de amortización francés los intereses se pagan durante los primero años de vida de la hipoteca.

Sin embargo, debido a la subida de la cuota de la hipoteca provocada por el aumento del euríbor en estos últimos meses puede que nos salga rentable reducir un poco la cuota. Nos servirá para no perder poder adquisitivo y soportar la carga de la hipoteca.

En definitiva, dependerá de las necesidades que tengamos. Si no podemos asumir la cuota que nos queda por la subida del euríbor deberíamos reducirla y en caso contrario optar por disminuir el pago de los intereses acortando el plazo.

Ojo con los costes

Amortizar la hipoteca con el premio de la Lotería de Navidad parece una buena idea, pero debemos ser conscientes de que, en algunos bancos, es una operación que tiene coste. El importe varía en función del tipo de hipoteca:

   -Hipoteca fija: un máximo del 2% durante los primeros 10 años y, a partir de ahí, un 1,5%.

   -Hipoteca variable: 0,25% durante los primeros tres años, 0,15% en el cuarto o quinto año y, a partir de ahí, no se podrá cobrar una comisión.


Nos esforzamos por encontrar la hipoteca perfecta para ti, de forma sencilla, rápida y segura. Somos líderes en el sector y negociamos con las principales entidades bancarias para conseguir las mejores ofertas y poder ofrecerte nuestros servicios de manera totalmente gratuita y sin compromiso.