Guía

Alquilar o comprar una casa ¿qué es mejor?

La escalada de los precios de los alquileres hace más atractivas las hipotecas. Descubre qué te compensa según tu situación personal

¿Ya lo tienes decidido?, ¿has visto una casa que te gusta? Entonces te podemos ayudar
Laura Martínez
Laura Martínez
31 / Mayo / 2021 Facebook 15 minutos

¿Alquilar o comprar una vivienda? Comprar una vivienda es una de las decisiones económicas más importantes de cualquier ciudadano. A pesar del desembolso inicial que pueda suponer la compra, en algunos casos la hipoteca puede ser más rentable que un alquiler. Descubre todo lo que debes saber con iAhorro.

1. Comprar o alquilar: cómo decidirse

A la hora de mudarse a una vivienda una de las preguntas que surgen en nuestra mente es si seguir viviendo de alquiler o, directamente, comprar una casa.

Cada persona tiene una situación diferente y, por lo tanto, dependiendo de una serie de factores (los ahorros disponibles, la estabilidad laboral -contrato indefinido–, el precio de la casa, etc.) será más recomendable comprar o alquilar.

Estos son los puntos que se deben tener en cuenta a la hora de decidir si quieres comprar o alquilar:

1.1. ¿Cuánto tiempo tengo pensado quedarme en la vivienda?

La estabilidad es un factor importante a tener en cuenta en materia de vivienda. Si una persona pretende quedarse en un lugar durante un largo periodo de tiempo le interesa comprar, puesto que es una propiedad que luego, en un futuro, le puede generar un beneficio.

También hay que tener en cuenta que en ciudades grandes como Madrid y Barcelona la compraventa de vivienda es más habitual, por lo tanto, podría comprar una casa, vivir en ella tres años y luego venderla, lo que le proporcionaría un beneficio económico.

No obstante, si necesita cambiar de lugar de vivienda con asiduidad, un alquiler será más cómodo.

1.2. ¿Cuáles son las ventajas y desventajas fiscales de comprar o alquilar?

¿Tienes ahorros?

En cuanto a los ahorros que una persona debe tener disponibles, la compra exige mucho más que un alquiler.

Para pedir una hipoteca se necesitan unos ahorros, puesto que el banco suele conceder el 80% del valor del inmueble o el valor de tasación, por lo tanto, el 20% restante lo tiene que poner el futuro comprador. A ese 20% hay que sumarle otro 10% en relación a los gastos por comprar una vivienda (trámites burocráticos) que supone poner en marcha esta operación.

Estos son tres ejemplos en los que analizamos la media nacional y dos comunidades con precios muy diferentes como Extremadura y Madrid:

No obstante, hay que tener en cuenta que el alquiler también conlleva una serie de gastos, tales como la fianza o, en el caso de que sea necesario, la compra de muebles.

Este es el precio medio que marca el Instituto Nacional de Estadística (INE) aunque el precio real de las viviendas puede estar por encima de estas medias. Sobre todo, en grandes ciudades como Madrid o Barcelona.

1.3. Evolución del precio de la vivienda en España

A la hora de decidir si nos compensa más comprar o alquilar tendremos que analizar la evolución del precio de la vivienda en España.

Existen varios parámetros que se deben tener en cuenta al buscar la hipoteca que mejor se adapta a las necesidades de una persona.

Gráfico: Precio medio vivienda en España por trimestre desde 2007. Fuente INE

En este gráfico se puede observar que el precio está medianamente estable, con alguna subida y bajada más pronunciada. De enero de 2017 a enero de 2020 el precio de la vivienda en España ha ido subiendo.

Los precios medios de la vivienda que estamos viendo en los últimos meses son muy parecidos a los de 2011, justo después de la crisis de 2008.

Cabe destacar que en el tercer trimestre de 2007 llegaron a rozar los 151.719 euros.

1.4. Precio del alquiler en España

Como se puede observar en el gráfico, los precios del alquiler son muy dispares en cuanto a las provincias y comunidades autónomas.

Entre los precios más bajos de alquiler, por debajo de los 400 euros mensuales, destacan provincias como Ávila, Zamora, Ciudad Real, Castellón o Lugo.

En el lado contrario, los alquileres más elevados están provincias como Madrid o Barcelona donde en ambos casos el precio es superior a los 600 euros.

En el caso del alquiler en Madrid llega hasta los 780 euros y en la provincia de Barcelona hasta los 694 euros.

Las ciudades de Ceuta y Melilla también destacan por si elevados precios con datos de 700 y 650 euros respectivamente.

2. ¿Es más barato comprar o alquilar?

Si pensamos en comprar o alquilar, hay que considerar que comprar a la larga supone una inversión.

Si bien es cierto que al principio el capital a aportar es mayor, más adelante se pueden obtener beneficios, algo a lo que nunca se puede optar con el alquiler.

Gastos para propietarios Gastos para inquilinos
Cuota de la Hipoteca
Gastos de mantenimiento.
IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles): 500 euros al año aproximadamente.
Servicios y extras: aquí entraría la factura de la luz (63€/mes).
Gastos de la Comunidad: 600 euros al año de media.
Tasa de basuras: entre 0 y 100 euros de media.
Seguro de Incendios: puede estar incluido en el seguro de hogar.
Gastos para propietarios
Cuota de la Hipoteca
IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles): 500 euros al año aproximadamente.
Gastos de la Comunidad: 600 euros al año de media.
Tasa de basuras: entre 0 y 100 euros de media.
Seguro de Incendios: puede estar incluido en el seguro de hogar.
Gastos para inquilinos
Gastos de mantenimiento.
Servicios y extras: aquí entraría la factura de la luz (63€/mes).

2.1 Soy estudiante... ¿comprar o alquilar?

Una hipoteca exige tener una estabilidad económica y, además, tener unos ingresos estables, por lo tanto, es muy probable que un estudiante no pueda acceder a una hipoteca.

Otra opción es que los padres adquieran la vivienda a modo de inversión y alquilar las habitaciones restantes.

Sin embargo, en el caso de que el estudiante no pueda decantarse por esa opción, puede optar por el alquiler, una residencia de estudiantes o un colegio mayor.

2.2.Soy funcionario... ¿comprar o alquilar?

Los funcionarios tienen unos ingresos estables y buenas condiciones laborales–depende del puesto–, dos de los requisitos que suelen pedir los bancos.

Además, el hecho de ser un empleado público proporciona las siguientes ventajas en este campo:

  • Diferenciales más bajos: en el caso de las hipotecas de tipo variable, el diferencial que se suma al valor del índice de referencia (normalmente, el euríbor) suele ser menor. Esto implica un interés final más bajo y unas cuotas más reducidas.
  • Menor vinculación: los productos combinados que condicionan la contratación de una hipoteca suelen ser mínimos en el caso de los trabajadores públicos. Pueden consistir sólo en la contratación de un seguro y la domiciliación de la nómina, por ejemplo.
  • Mayor financiación: debido a la solvencia y garantía de pago de los funcionarios, los bancos tienen una mayor predisposición para financiar un porcentaje más alto del valor de la vivienda, llegando incluso a ofrecer hipotecas de más del 80%.

Un experto hipotecario puede ayudarle a un funcionario a elegir la mejor hipoteca dependiendo de sus necesidades.

iAhorro, el comparador de hipotecas online y gratuito, cuenta con expertos en hipotecas que te ofrecerán todas las opciones disponibles para que puedas elegir la hipoteca la que más le convenga.

2.3.Soy autónomo... ¿comprar o alquilar?

Ser autónomo suele ser equivalente a no tener unos ingresos estables, una característica fundamental para la compra de la vivienda (porque necesitarás pedir una hipoteca) y también del alquiler (consideran que es más seguro tener a un inquilino con nómina).

Además, en el caso de pedir una hipoteca, las entidades bancarias suelen ser más exigentes con los autónomos. Les piden tener ahorrado mínimo el 30% del valor del inmueble, cuando en otros casos basta con tener el 20%.

Asimismo, obligan a que lleven al menos dos años como autónomos y que puedan demostrar que su negocio es rentable.

En este caso todo dependerá de los ingresos que tenga el autónomo en cuestión. Si son elevados puedes optar a una hipoteca, aunque te pidan tener más ahorros, pero si no es el caso puede ser más factible encontrar un alquiler.

No obstante, siempre pueden buscar la ayuda de un experto hipotecario para encontrar la mejor alternativa para su caso.

2.4.Contrato indefinido, irregular o sin contrato...¿comprar o alquilar?

Para comprar una casa lo más probable es que necesitemos una hipoteca y las entidades se las conceden a personas con estabilidad financiera, es decir, que tengan contrato indefinido o lleven unos años con ingresos medianamente estables (autónomos, por ejemplo). Si no nos encontramos en esa situación quizás podemos optar por un alquiler.

No obstante, hay que tener en cuenta que en algunos alquileres las condiciones también son muy estrictas (fianzas, avales, tipo de contratos, etc). Por lo tanto, tendremos que comparar precios y condiciones para ver a qué podemos aspirar con nuestra situación económica.

3. ¿Cómo me afectaría la regulación del precio del alquiler?

Uno de los puntos del acuerdo de Gobierno es intervenir el mercado del alquiler.

Para ello, dejan en manos tanto de los ayuntamientos como de las comunidades autónomas detectar una zona en la que la subida de alquiler sea abusiva y declararla como “zona tensionada”.

Una vez que esa área tenga esa categoría, las instituciones presentarán una tabla de precios del alquiler que estará realizada en función del Sistema Estatal de Índices de Referencia de Precios de Alquiler de Vivienda que está desarrollando el Ministerio de Fomento.

4. ¿Puedo permitirme una hipoteca?

Para saber qué hipoteca se adapta mejor a los ingresos de una persona y, por lo tanto, poder comprar una vivienda, iAhorro tiene disponible una calculadora de cuota en línea.

Este simulador de hipoteca solo se puede usar con el precio real de la vivienda que una persona querría adquirir.

¿Te ayudamos a decidir tu hipoteca?

Gratis y sin ningún compromiso, nuestros expertos te llaman, analizan tu caso, resuelven tus dudas y encuentran para tí las mejores opciones entre más de 20 entidades bancarias.

Necesitas consejo

  Muchas veces no se trata del momento en el que me puedo permitir comprar una casa, sino de qué casa me puedo permitir en cada momento y teniendo en cuenta mi situación.  

5. ¿Qué tipos de hipotecas existen ahora mismo?

A la hora de pedir una hipoteca se distinguen tres tipos:

  • Tipo fijo: la cuota mensual y el tipo de interés que se aplica no varía durante el plazo que dure el préstamo. Aunque los intereses suban o bajen, el cliente pagará la misma cantidad cada mes.
  • Tipo variable: está compuesto por el valor del índice de referencia, en este caso el euríbor y un diferencial fijo. El importe normalmente se actualiza con cada revisión del euríbor, suelen ser anuales o semestrales.
  • Tipo mixto: durante una parte del plazo es a tipo fijo y el resto del tiempo es a interés variable. Dicho de otra manera, durante un periodo de tiempo la cuota mensual no está sujeta a las variaciones del euríbor o el índice que la entidad bancaria tenga como referencia y, después, empieza a oscilar en función de ese índice.

6. ¿Qué requisitos debo cumplir para solicitar una hipoteca?

Para comprar la vivienda se suele pedir una hipoteca. Para ello hay que cumplir algunos requisitos, entre los que se encuentran los siguientes:

  • Tener al menos el 20% del valor de la vivienda: las entidades bancarias normalmente cubren como máximo el 80% del valor del inmueble.
  • Tener ingresos estables y demostrables: lo ideal es que la cuota de la hipoteca no sea superior al 30% del ingreso mensual del titular o titulares.
  • Es importante no tener deudas: las entidades comprueban el historial de los solicitantes.

7. ¿Debería comprar una casa ahora mismo?

Para comprar una casa suele ser necesario tener que pedir una hipoteca y, en la actualidad, las condiciones son bastante atractivas, sobre todo en las hipotecas de tipo variable.

El euríbor, el índice utilizado por las entidades bancarias para calcular el interés de las hipotecas de tipo variable.

Ahora mismo se encuentra en negativo, por lo tanto, en este momento el usuario va a pagar unos intereses muy bajos si pide una hipoteca de este tipo.

Asimismo, tal y como están ahora los precios, a la larga comprar sale más barato que alquilar y, además, con esta operación se invierte en un inmueble del que se podrán sacara beneficios a largo plazo.

Este indicador nos permite conocer el mejor momento para comprar una vivienda.

8.Alquiler con opción a compra

Algunos de los dueños de las viviendas en alquiler ofrecen la posibilidad de que podamos comprar sus propiedades. Dicho de otra manera, podemos entrar a vivir de alquiler y, cuando tengamos las condiciones para pedir una hipoteca, adquirir la vivienda y que ésta pase a ser de nuestra propiedad.

Es una opción que puede servir si en un principio no tenemos dinero para comprar una casa, pero que esa sea nuestra intención a corto plazo.

Todo sobre hipotecas

Análisis de productos, consejos y artículos para saber más sobre hipotecas.

Nos esforzamos por encontrar la hipoteca perfecta para ti, de forma sencilla, rápida y segura. Somos líderes en el sector y negociamos con las principales entidades bancarias para conseguir las mejores ofertas y poder ofrecerte nuestros servicios de manera totalmente gratuita y sin compromiso.