saber más

¿Qué es el periodo de carencia de una hipoteca?

Con la carencia de hipoteca podemos estar varios meses sin pagar la cuota de la hipoteca y así estabilizar nuestros ingresos

Nerea  Gastesi
Nerea Gastesi
25 / Noviembre / 2021 Facebook 6 minutos

¿Necesitas un periodo para estabilizarte después del gasto que supone abrir una hipoteca? Tener un periodo de carencia en la hipoteca puede servirnos para ello. Desde iAhorro te lo explicamos.

¿Ya lo tienes decidido?, ¿has visto una casa que te gusta? Entonces te podemos ayudar

1.¿En qué consiste la carencia de una hipoteca?

La carencia de una hipoteca es el periodo de tiempo en el que pagamos menos por nuestro préstamo. Existen dos opciones:

  • Carencia total: durante un intervalo de tiempo no pagamos nada por la hipoteca, es decir, ni intereses ni cuota.
  • Carencia parcial: durante un periodo de tiempo no devolvemos capital, pero sí que estamos pagando los intereses.

Pongamos un ejemplo: si firmamos una hipoteca fija de una vivienda de 300.000 euros a 30 años la cuota aproximada sería de 872,92 euros con un TIN del 1,75% y una TAE del 2,18%.

Si tenemos un año de carencia total, por ejemplo, el primer año de hipoteca no tendremos que pagar, es decir, no tendremos que desembolsar 10.475,04 euros.

En definitiva, la carencia de hipoteca puede ayudarnos a recuperarnos después del coste que supone comprar una vivienda.

2.Ventajas y desventajas de la carencia de una hipoteca

La principal ventaja que tenemos con esta medida es que durante un periodo de tiempo no tendremos que pagar la hipoteca o tendremos que pagar menos por ella, por lo tanto, nos permitirá recuperarnos del desembolso que hemos tenido que hacer para poder comprar el inmueble.

Por otro lado, si solicitamos al banco un periodo de carencia corremos el riesgo de que nos encarezca el préstamo, puesto que la entidad bancaria estará un periodo de tiempo sin percibir el dinero que nos ha prestado.

Asimismo, para poder hacerlo nos pueden exigir algunos requisitos, es decir, contratar más vinculaciones, etc.

En la siguiente tabla hacemos un resumen de las ventajas y desventajas de tener una carencia en la hipoteca.

Ventajas Desventajas
Nos permite recuperar una gran inversión.
El banco puede subirnos el interés si solicitamos un periodo de carencia.
Nos permite ahorrar de cara a empezar a pagar las cuotas de la hipoteca.
La entidad bancaria nos puede exigir más vinculaciones.
Ventajas
Nos permite recuperar una gran inversión.
Nos permite ahorrar de cara a empezar a pagar las cuotas de la hipoteca.
Desventajas
El banco puede subirnos el interés si solicitamos un periodo de carencia.
La entidad bancaria nos puede exigir más vinculaciones.

3.¿Cuánto cuesta una carencia de hipoteca?

El coste de la carencia de la hipoteca dependerá de cómo la conseguimos. Si nuestra hipoteca la trae incluida no nos supondrá un gasto extra, pero si la tenemos que incluir después sí, puesto que tendríamos que hacer una novación.

En el caso de que tengamos que realizar una novación, es decir, una modificación de una hipoteca ya firmada, tendríamos que afrontar estos gastos e intereses:

  • Comisión por novación: no es obligatorio incluirla, peor en caso de que la hubiere no puede superar el 1%.
  • La mitad de los gastos de notaría: un 0,5%.
  • El registro: la mitad de los gastos de notaría aproximadamente.
  • La gestoría: entre 150 y 400 euros.
  • La tasación: se sitúa entre los 250 y 400 euros. Aplicable si se quiere ampliar el capital de la hipoteca.

Imaginemos que tenemos una hipoteca de 200.000 euros y queremos hacer una novación para tener un periodo de carencia de un año.

El banco en este caso no tiene comisión de novación y tampoco habrá gasto de tasación (no hemos pedido una ampliación de capital), pero sí que tendremos que pagar lo siguiente.

Concepto Importe
Notaría
1.000 euros
Registro
500 euros
Gestoría
275 euros
Total
1.775 euros
Concepto
Notaría
Registro
Gestoría
Total
Importe
1.000 euros
500 euros
275 euros
1.775 euros

Por lo tanto, para poder pedir un periodo de carencia tendremos que pagar 1.775 euros y, de esta forma, añadirlo en el contrato de nuestra hipoteca.

4.¿Cómo consigo un periodo de carencia?

Si queremos disponer de unos años para recuperarnos de la inversión que ha supuesto un préstamo solo existen dos opciones:

  • Contratar una hipoteca que incluya un periodo de carencia: existen entidades que disponen de estos productos.
  • Negociar con la entidad bancaria: a cambio de unos requisitos (contratar más vinculaciones, por ejemplo) podemos conseguir que el banco acepte un periodo de carencia. Para ello tendremos que hacer una novación, ya que cambiamos las condiciones del préstamo.

4.1.Periodo de carencia en situación de exclusión

Si tenemos problemas para pagar la hipoteca una de las soluciones que existe es la adhesión al Código de las Buenas Prácticas.

De esta forma el banco acepta reestructurar la deuda si una persona se encuentra en una situación vulnerable.

Una de las medidas que se pueden adoptar en este caso es un periodo de carencia parcial de 5 años, lo que significa que durante ese periodo de tiempo tan solo tendremos que pagar los intereses del préstamo.

Esto puede ayudarnos a recuperarnos y, de esta forma, poder afrontar el pago del préstamo.

5.¿La cuota después de una carencia de la hipoteca será mayor?

Todo dependerá de lo que hayamos pactado con el banco.

Con la carencia de la hipoteca estaremos un periodo de tiempo sin pagar es probable que la cuota de la hipoteca suba o que tengamos que contratar algún producto adicional para mantener la cuota original.

6.¿La carencia de hipoteca puede solicitarse en cualquier momento?

Nosotros podemos solicitar la carencia de la hipoteca cuando lo necesitemos, pero dependerá de los requisitos del banco que nos la acepten o no.

7.Alternativas a la carencia de hipoteca

Si hacemos números y creemos que una carencia de hipoteca no es la solución, pero necesitamos estar un periodo de tiempo sin pagar la hipoteca o pagando menos existen varias alternativas:

  • Negociar con la entidad bancaria para bajar el interés: al bajar el interés bajará la cuota.
  • Alargar el periodo de amortización: de esta forma reduciremos la mensualidad.
  • Quitar vinculaciones: en ocasiones contratar muchos seguros y tarjetas puede provocar un gasto elevado. Si las reducimos puede que acabemos pagando menos, aunque nos suba el interés del préstamo.

Todo sobre hipotecas

Análisis de productos, consejos y artículos para saber más sobre hipotecas.

Nos esforzamos por encontrar la hipoteca perfecta para ti, de forma sencilla, rápida y segura. Somos líderes en el sector y negociamos con las principales entidades bancarias para conseguir las mejores ofertas y poder ofrecerte nuestros servicios de manera totalmente gratuita y sin compromiso.