saber más

¿Buscas una hipoteca? Estos son los perfiles que no quieren los bancos

Es importante tener ahorros e ingresos estables

Twitter
Facebook
LinkedIn
Nerea  Gastesi
Nerea Gastesi
14 / Junio / 2021 Facebook 5 minutos

¿Quieres comprar una casa? Antes de solicitar una hipoteca es importante saber si cumplimos el perfil que piden los bancos. Desde iAhorro te contamos todo lo que deberías saber.

¿Ya lo tienes decidido?, ¿has visto una casa que te gusta? Entonces te podemos ayudar

1.¿Qué es lo que analiza un banco de nuestro perfil?

A la hora de conceder una hipoteca el banco suele estudiar el perfil del futuro propietario de la vivienda. En su investigación se fija en algunos aspectos en concreto:

  • Profesión: si tenemos un contrato indefinido, somos autónomos, funcionarios… Con esta información, el banco puede hacerse una idea de la estabilidad de nuestros ingresos. Esto es importante para la entidad, puesto que de esto ingresos dependerá que podamos afrontar sin contratiempos la cuota mensual de la hipoteca.
  • Deudas: la entidad no suele ver con buenos ojos que hayamos contraído deudas, pero si las hemos pagado antes de solicitar un préstamo hipotecario no tiene por qué haber problema.
  • Ahorros: el banco no suele financiar el 100% de la hipoteca, por lo tanto, debemos tener una parte ahorrada. Además, habrá que cubrir una parte de los gastos que supondrá formalizar este préstamo.

2.¿Qué perfiles les gustan a los bancos?

Lo que buscan las entidades es tener la seguridad de que su cliente va a pagar las cuotas mensuales hasta terminar de amortizar la hipoteca. Por ese motivo, primarán todos aquellos factores que le indiquen nuestra estabilidad.

  • Los ingresos: los bancos necesitan saber que seremos capaces de afrontar las cuotas mensuales de la hipoteca. El Banco de España considera que el pago de la hipoteca no puede suponer más del 30% del sueldo mensual de un trabajador.
  • El tipo de empleo: el banco opina que es más segura una persona con trabajo indefinido que una con un contrato temporal, porque la primera tiene más probabilidades de tener ingresos regulares durante un largo periodo de tiempo. No obstante, eso no significa que personas sin ingresos regulares o autónomos no puedan optar a una hipoteca.
  • Deudas: a una entidad no le interesa concederle una hipoteca a una persona que tenga impagos, puesto que existe el riesgo de que no termine de amortizar el préstamo.
  • Ahorros: tal y como hemos comentado, necesitamos tener al menos el 20% del valor de la vivienda ahorrado para terminar de pagarla (las entidades suelen aportar el 80%). También hay que guardar un 10% adicional para los costes de formalización de la hipoteca.

En definitiva, necesitamos tener el perfil que mostramos a continuación.

  • Tener ingresos regulares.
  • Que la cuota mensual no supere el 30% de nuestro salario.
  • No tener impagos.
  • Tener al menos el 20% del valor de la vivienda ahorrado.

3.¿Qué perfiles no les gustan a los bancos?

Los bancos buscan perfiles estables: ingresos regulares, sin deudas… Por lo tanto, todo lo que le indique lo contrario no estará bien considerado.

  • Contratos temporales: si no tenemos los ingresos asegurados el banco puede ver riesgo de impago.
  • Cuota mensual inasumible: si la entidad al hacer los cálculos se percata de que la cuota supera el 30% de nuestros ingresos mensual entenderá que no seremos capaces de asumir ese gasto.
  • Impagos: si hemos dejado facturas sin pagar o nos encontramos en listas de morosos como la de ASNEF, el banco no nos concederá la hipoteca.
  • No tener ahorros: es complicado que un banco nos conceda una hipoteca 100%, por eso mismo es necesario tener un 20% del valor de la vivienda ahorrado.

Por lo tanto, esto es lo que no quieren los bancos.

  • Inestabilidad laboral.
  • Que la cuota de la hipoteca suponga más del 30% de nuestros ingresos mensuales.
  • Tener impagos o figurar en algún fichero de morosos.
  • No tener ahorros.

4.¿Qué podemos hacer para cambiar nuestro perfil?

Lo primero que podemos cambiar de nuestro perfil son las deudas, es decir, poner al día nuestro historial crediticio. Por otro lado, sería recomendable hacer un plan de nuestros gastos para ir ahorrando de cara a solicitar la hipoteca. Para saber cuánto necesitaríamos podemos usar la calculadora de cuota de iAhorro.

El banco prima la estabilidad, pero no sólo la encontramos en los contratos indefinidos o en sueldos altos, siempre hay excepciones. Podemos contratar los servicios de iAhorro para que sus expertos nos ayuden en todas estas gestiones. Nos acompañarán de forma gratuita durante todo el proceso hasta la firma de la hipoteca.

Todo sobre hipotecas

Análisis de productos, consejos y artículos para saber más sobre hipotecas.

Nos esforzamos por encontrar la hipoteca perfecta para ti, de forma sencilla, rápida y segura. Somos líderes en el sector y negociamos con las principales entidades bancarias para conseguir las mejores ofertas y poder ofrecerte nuestros servicios de manera totalmente gratuita y sin compromiso.