Comparador de hipotecas

Una forma fácil y gratuita para conseguir la mejor hipoteca para ti

Cómo funciona el comparador de hipotecas de iAhorro


Te conocemos

Nos cuentas qué necesitas y cuál es tu situación actual.

Te llamamos gratis

Un experto hipotecario te llama gratis, hace un estudio personalizado y busca qué hipoteca se ajusta mejor a ti.

Te acompañamos en todo el proceso

iAhorro Hipotecas te acompaña en todo momento, resuelve todas tus dudas y va contigo incluso a la firma de tu hipoteca.

Porqué iAhorro


Con iAhorro

  • Servicio gratuito
  • Expertos hipotecarios
  • Estudio personalizado
  • Amplia oferta hipotecaria
  • Rápida respuesta
  • Seguimiento continuo del proceso

Por otros medios

  • Suelen tener coste
  • Oferta hipotecaria limitada
  • Proceso más largo
  • Representan sus propios intereses

Personas como tú ya confían en iAhorro Hipotecas


Miles de personas ya conocen nuestro comparador de hipotecas y recomiendan su uso

Con la mejor oferta hipotecaria


Comparamos entre la mejor oferta hipotecaria para que consigas la hipoteca que mejor se ajuste a ti.

¿Qué es una hipoteca?


Una hipoteca es un tipo de préstamo que se utiliza para la compra de vivienda. Con este préstamo la entidad financiera entrega al cliente una cantidad de dinero que éste deberá devolver en pagos periódicos (cuotas) junto a los intereses correspondientes en el plazo acordado. Lo que garantiza la devolución de este importe es el inmueble que se adquiere que se convierte en la garantía de pago junto con los recursos económicos del cliente.

En una hipoteca hay tres aspectos clave para tener en cuenta: importe, interés y plazo. El importe que es el dinero total prestado; el interés que es el coste de la financiación, es decir, lo que se va a pagar a la entidad por prestar el importe; y el plazo, que será el tiempo que se acuerde para la devolución de importe e intereses.

iAhorro Hipotecas ayuda a encontrar la hipoteca que mejor se ajuste a cada necesidad atendiendo a estas tres claves importe, interés y plazo gracias a su comparador de hipotecas.

Tipos de hipoteca

Hipotecas fijas

Una hipoteca fija es aquella que tiene el mismo tipo de interés a lo largo de toda la vida del préstamo hipotecario, de principio a fin. Esto significa que el cliente pagará siempre la misma cuota mes a mes sin variaciones al no estar sujeta a la variación de un índice de referencia como lo es el euríbor. Se reduce así totalmente la incertidumbre y no se verá afectado por las subidas de tipos de interés. El plazo de devolución suele situarse entre los 10 y los 30 años, más reducidos que el de las hipotecas a tipo variable.

Ver hipotecas fijas
Hipotecas variables

La hipoteca variable es aquella en la que las cuotas cambian a lo largo de la vida del préstamo en las fechas de revisión de la hipoteca acordadas. Estos cambios se producen en función de las variaciones del índice al que estén referenciadas, generalmente el euríbor. El tipo de interés que se aplica a las hipotecas variables está compuesto por un tipo de interés constante al que se le suma el índice de referencia (euríbor). El cliente se compromete a asumir el pago de los intereses según el valor del índice de referencia en cada momento más el tipo de interés constante. El plazo de devolución de las hipotecas variables puede llegar hasta los 40 años.

Ver hipotecas variables
Hipotecas mixtas

Las hipotecas mixtas son aquellas que combinan el funcionamiento del tipo de interés fijo y el tipo de interés variable en un mismo préstamo hipotecario. Durante un primer periodo de tiempo se asume un tipo de interés fijo y pasado este periodo de tiempo el resto de la vida de la hipoteca se aplicará un tipo de interés variable, en función del índice de referencia acordado (generalmente el euríbor).

Ver hipotecas mixtas

¿Qué necesitas para pedir una hipoteca?


Tener ahorros, al menos el 20% del valor de la vivienda

Para aumentar las posibilidades de concesión de la hipoteca es recomendable aportar al menos el 20% del valor de la vivienda. Las entidades bancarias, lo general, financian hasta el 80% del valor de la vivienda, por lo que es necesario cubrir el importe que falta para la compra del inmueble.

Ingresos estables y demostrables

Es necesario contar con ingresos mensuales estables que sirvan para demostrar la capacidad económica del solicitante de cara a la devolución de la hipoteca. Recuerda que lo ideal es que la cuota de la hipoteca no suponga más del 30% de los ingresos mensuales del titular o titulares.

No tener deudas

Es esencial estar al día de todos los pagos y que no haya ninguna deuda pendiente. Las entidades comprueban el historial crediticio del solicitante o solicitantes y es indispensable no registrar deudas ni impagos anteriores. Sin duda, no tener un endeudamiento previo ayuda a la concesión de la hipoteca.

¿Qué documentación se necesita para pedir una hipoteca?


A la hora de estudiar la concesión de una hipoteca, las entidades necesitan documentación que demuestre el perfil del solicitante. Entre la documentación de carácter general, las entidades solicitarán un documento de identificación (NIF, NIE, pasaporte…), la declaración de la renta del último año, la vida laboral actualizada, los extractos bancarios de los últimos meses, el documento CIRBE que acredite las operaciones de crédito que el solicitante tiene vigentes y en caso de que lo hubiera, contrato de arras, escrituras de las propiedades que ya se tengan y/o el contrato de alquiler y los recibos de pago del mismo.

Además de la documentación general, las entidades pedirán documentos específicos en función de la situación laboral del solicitante. Si se trata de un trabajador por cuenta ajena la entidad además pedirá el contrato laboral (las posibilidades aumentas si es un contrato indefinido), las últimas 3 nóminas como mínimo y el resto de justificación de ingresos si los hubiera.

En caso de tratarse de un trabajador por cuenta propia, es decir, un autónomo, las entidades piden demostrar una mayor solvencia y piden la declaración del IVA del año anterior, los pagos del IVA trimestrales del año en curso, la declaración anual del IRPF, los últimos recibos de pago a la Seguridad Social y es recomendable aportar un informe de la actividad del negocio que demuestre, en la medida de lo posible, el funcionamiento de este.

Actualidad del mercado hipotecario


Noticias destacadas y últimas novedades sobre el mercado hipotecario analizadas por iAhorro Hipotecas.