Hipoteca para reformar una vivienda

¿Estás pensando solicitar una hipoteca para hacer una reforma en tu hogar? En iAhorro vamos a explicarte si existe esta posibilidad.

¿Se puede pedir una hipoteca para reformar una vivienda?

No, no se conceden hipotecas con el fin específico de reformar la vivienda. Las reformas se suelen pagar con préstamos al consumo, cuando se trata de una casa que ya está comprada.

Sin embargo, en el momento de solicitar una hipoteca para comprar una vivienda, se le puede indicar al banco que se quiere hacer una reforma del inmueble, para incluir el coste de la misma dentro de la hipoteca.

De este modo, la entidad bancaria puede conceder una determinada financiación para comprar la vivienda y reformarla. Es posible que el banco pida el presupuesto de una empresa de reformas para dar la cantidad necesaria en cada caso.

Hay que tener en cuenta, no obstante, que no todos los bancos ofrecen esta posibilidad, ni esta está al alcance de todos los perfiles. Normalmente, estas entidades valorarán la opción de dar una hipoteca e incluir el dinero de la reforma en el caso de personas muy solventes.

Ahorra hasta un 50% en la cuota mensual de tu hipoteca cambiándote de entidad.
Mejora tu hipoteca

¿Cómo funciona la hipoteca que incluye una reforma?

Cuando se solicita una hipoteca normal, el banco pide una tasación del inmueble para saber el valor del mismo y, por lo tanto, qué financiación debe ofrecer al cliente. Pues bien, cuando se pide una hipoteca con el precio de una reforma incluida, el banco tendrá que saber el valor de la misma, como ya hemos comentado.

Ahora bien, la cantidad que el banco ofrezca para hacer la reforma dependerá de la entidad, ya que ni siquiera en todos los casos se da esta opción, como ya sabemos. Pero en la práctica, lo más frecuente es que dicho importe no supere el 30% del total del capital de la hipoteca.

¿Es interesante pedir una hipoteca con reforma incluida?

Esta puede ser una opción interesante según el caso. Es cierto que los intereses de la hipoteca siempre son menores que los de los préstamos al consumo, pero también es verdad que lo normal es que se tarde mucho más tiempo en pagar la hipoteca que el préstamo (el banco da un plazo mucho mayor en el primer caso que en el segundo).

Por lo tanto, para saber si conviene o no pedir una hipoteca para hacer una reforma, es fundamental hacer números y saber cuánto se pagará de intereses en total en un caso y en el otro. De este modo, sabremos cuánto nos costará la reforma si la financiamos con una hipoteca o con un préstamo.

¿Necesitas la ayuda de un experto?

Nuestros expertos analizan tu caso, te explican todas las ofertas y negocian por ti las mejores condiciones entre más de 20 entidades bancarias, gratis y sin compromiso.

Nos esforzamos por encontrar la hipoteca perfecta para ti, de forma sencilla, rápida y segura. Somos líderes en el sector y negociamos con las principales entidades bancarias para conseguir las mejores ofertas y poder ofrecerte nuestros servicios de manera totalmente gratuita y sin compromiso.