Hipoteca para segunda vivienda

A la hora de pedir una hipoteca para segunda vivienda, hay algunas diferencias importantes con respecto a la hipoteca para comprar la vivienda habitual. Te contamos de cuáles se trata.

¿Qué hay que tener en cuenta en la hipoteca para segunda vivienda?

Cuando se pide una hipoteca para segunda vivienda, se concede menos financiación por dos razones:

  • Porque si al hipotecado le va mal, primero paga la primera vivienda y después la segunda.
  • Porque los bancos piden más ahorros para conceder estos préstamos, ya que entienden que los perfiles de las personas que los solicitan son más solventes.

De forma general, mientras que para la primera vivienda se ofrece una financiación del 80% del valor de tasación o de compraventa de la vivienda, para la segunda vivienda no se suele ofrecer más del 60%, aunque en algunos casos la financiación puede llegar hasta el 75%.

Además, los plazos de estas hipotecas también suelen ser más cortos. Para pagar la hipoteca de la primera vivienda se ofrece un plazo de hasta 30 años, que se puede ampliar a 40 en el caso de los funcionarios. En cambio, para la segunda vivienda se ofrece un plazo máximo de 20 o 25 años normalmente.

Lo más habitual en estos casos es que se pidan hipotecas variables, aunque también se conceden hipotecas fijas para la compra de segunda vivienda. Recordemos que las hipotecas variables son aquellas en las que la cuota depende del Euribor, mientras que en las hipotecas fijas solo va en función del interés fijado por el banco.

¿Los intereses de la hipoteca para segunda vivienda son más altos?

No tienen por qué serlo necesariamente, pero sí es cierto que hay entidades que ofrecen unos intereses más elevados cuando la hipoteca está destinada a pagar una segunda vivienda. Por lo tanto, pagar una vivienda de este tipo puede resultar más caro que cuando se trata de una primera vivienda, aunque como hemos comentado, esto no siempre es así.

Si ya tengo una hipoteca, ¿puedo pedir otra?

Para pedir una hipoteca para una segunda vivienda no es necesario que tu primera vivienda ya esté pagada, porque puedes tener dos hipotecas al mismo tiempo. Si tu capacidad de ahorro (es decir, la diferencia entre tus ahorros y tus gastos) te permite solicitar una segunda hipoteca, puedes hacerlo sin problema alguno.

¿Puedo pedir una hipoteca sobre mi vivienda habitual para comprar otra?

Siempre y cuando tu vivienda habitual no tenga cargas, podrás hacerlo. De esta manera, tu casa funcionará como aval de la hipoteca sobre tu segunda vivienda. Además, si haces esto, tendrás más posibilidades de que el banco te dé la hipoteca y de que te ofrezca unas mejores condiciones (más financiación y más plazo para pagarla, sobre todo).

Ahora bien, debes valorar mucho esta opción. Recuerda que si por alguna razón no puedes pagar tu segunda vivienda, podrás perder tu casa. Por lo tanto, solo es recomendable que hipoteques tu primera vivienda para comprar otra si tienes total seguridad de que no vas a tener problemas para pagar la hipoteca.

¿Estás pensando en comprar? ¿Ya lo tienes decidido? Entonces te podemos ayudar

¿Necesitas la ayuda de un experto?

Nuestros expertos analizan tu caso, te explican todas las ofertas y negocian por ti las mejores condiciones entre más de 20 entidades bancarias, gratis y sin compromiso.

Nos esforzamos por encontrar la hipoteca perfecta para ti, de forma sencilla, rápida y segura. Somos líderes en el sector y negociamos con las principales entidades bancarias para conseguir las mejores ofertas y poder ofrecerte nuestros servicios de manera totalmente gratuita y sin compromiso.