Qué es gravamen

Definición de gravamen


Consulta gran variedad de términos financieros y económicos explicados de manera sencilla, como por ejemplo gravamen.

Buscador

Gravamen

Gravamen es una carga, una obligación, impuesto o tributo que se aplica a un inmueble, a un caudal o a un bien y al uso que se hace de estos. Se conoce como tipo de gravamen a la tasa que se aplica a la base imponible y que supone la cuota tributaria.

Esta tasa puede ser fija o variable y se expresa a través de un porcentaje. Este término puede llegar a tener distintos significados según se trate de una materia civil, fiscal, mercantil o de otro campo.

Gravamen es un impuesto, grava los ingresos o las utilidades. Impone a la persona o a un bien. El impuesto de la renta, por ejemplo, es un gravamen.

En España establecemos que existen dos grandes grupos a la hora de clasificar los gravemen. 

  • Gravamen general: establece el 30% sobre el Impuesto de Sociedades.
  • Gravámenes especiales.

Según definicion.de en la última categoría nos topamos con 8 tipos diferentes. Se establecen un 0% para los fondos de pensiones, un 1% para las sociedades de inversión inmobiliaria o para el fondo de regulación de carácter público referente al sector inmobiliario, un tipo del 1% para sociedades de inversión inmobiliaria o para el fondo de regulación de carácter público referente al sector inmobiliario. 

Un tipo del 10% para las entidades sin fines lucrativos así como de incentivos fiscales a lo que es mecenazgo.20% para las sociedades cooperativas protegidas, 25% para los colegios profesionales o confederaciones de cooperativas y el tipo del 35% de gravamen para las entidades encargadas de almacenamientos subterráneos de hidrocarburos.

Estas son otras de las modalidades de gravamen que existen actualmente en España. Aún así no son las únicas, existe tipos de gravamen reducidos para el caso del mantenimiento o creación de empleo, también para incentivar a las empresas de reducidas dimensiones.

El gobierno puede llevar a cabo cambios que considere oportunos en relación a la materia del gravamen. El gobierno podría establecer un gravamen a los coches de lujo con una tasa del 20%. Si un coche tiene un valor de 200.000€ se le aplicaría un gravamen del 20%, el consumidor entonces deberá pagar 240.000€. Del total, 40.000€ se destinarán a las arcas del Estado.

Los gravámenes no requieren  una contraprestación directa por parte de quien lo exigen. La función es financiar los gastos del acreedor.