Qué es hipoteca

Definición de hipoteca


Consulta gran variedad de términos financieros y económicos explicados de manera sencilla, como por ejemplo hipoteca.

Buscador

Hipoteca

Una hipoteca es un préstamo cuyo pago está garantizado por el valor de un inmueble. El bien que aparece en el contrato permanece en manos del propietario mientras cumpla con sus obligaciones, si esta parte incumple alguna condición el acreedor puede vender el bien y cobrar el dinero que prestó.

El contrato de la hipoteca tiene que estar inscrito en el Registro de la Propiedad para que posea valor para terceros. Si se incumplen los pagos establecidos entre el acreedor y deudor se procede a una demanda, a una sentencia condenatoria y al remate del inmueble. En todo contrato, una hipoteca sólo impone obligación al deudor, esto se encuentra reglamentado conforme a la ley.

Hay 3 aspectos que conviene destacar en una hipoteca:

  • El capital: dinero prestado por el banco, suele ser menor que el precio del inmueble. Normalmente es del 80%
  • El interés: porcentaje extra que el deudor debe pagar a la entidad que le otorgó el préstamo, puede ser fijo o variable.
  • El plazo: tiempo que comprende la devolución del capital.

Hay dos factores que determinan los límites del préstamo, además de el plazo y la cuota:

  • Valor de tasación de la vivienda, el máximo del préstamo hipotecario no superará el 100% del valor de tasación, la mayoría de las entidades ofrecen hasta un 80% de financiación.
  • Capacidad de endeudamiento del solicitante. Las entidades bancarias realizan estudios de los ingresos y gastos del solicitante para valorar los pagos de la hipoteca. 

Hay 3 tipos de hipotecas:

  • Tipo fijo. La cuota mensual y el tipo de interés que se aplica no varía durante el plazo que dure el préstamo. Aunque los interés suban o bajen, el cliente pagará la misma cantidad cada plazo.
  • Tipo variable. Está compuesto por el valor del índice de referencia, en este caso el euríbor y un diferencial fijo. El importe se actualiza con cada revisión del euríbor, suelen ser anuales o semestrales.
  • Tipo mixto. Durante una parte del plazo es a tipo fijo y el resto del tiempo es a interés variable.

Al contratar un préstamo hipotecario siguen una serie de gastos, que son:

  • Gastos de notario y Registro de la Propiedad.
  • Gastos de tasación o valoración del inmueble
  • Honorarios por la tramitación de la gestoría
  • Impuesto derivado de la formalización del préstamo con garantía hipotecaria

Las hipotecas suelen tener una serie de comisiones, las de apertura, por ejemplo. También existen compensaciones por desistimiento total o parcial en caso de amortizar, cuando pagamos la deuda antes de finalizar el plazo.